Medio del presidente de Nueva República había divulgado otros cuatro artículos falsos

En resumen: El sitio web, Diario La Carta, propiedad de Francisco Prendas, presidente del partido Nueva República, había divulgado varios artículos engañosos y falsos desde su lanzamiento, a finales de mayo de 2019.

Desde entonces, el medio destacó que el Gobierno crearía una agencia de empleo sin empleos (a pesar de que el plan de gobierno anunciaba la creación de 3.000 trabajos). Afirmó que la pastilla del día después es abortiva (información desmentida por la OMS y verificada previamente por Doble Check). Publicó que el gobierno estaba endeudando al país por $350 millones y $500 millones más (las operaciones no significaban endeudamiento adicional, sino un cambio en la fuente de financiamiento).

Esas informaciones falsas se suman al artículo ya desmentido por el periodista Cristian Cambronero, Delfino.cr, La Nación, Semanario Universidad, CRHoy, entre otros medios. El Ejecutivo ha rechazado desde este martes en la noche que hubiera tomado la decisión o tenga un plan de aumentar la tasa del impuesto sobre el Valor Agregado de un 13% a un 16%.

El medio no firma sus artículos, y suele replicar información divulgada previamente por otros medios de comunicación. En temas de conflicto, la página suele presentar una sola posición, sin dar balance informativo a sus publicaciones. Algunos pasajes de sus notas son de difícil comprensión, y la mayoría de fuentes políticas en sus artículos son actores del partido Nueva República.

Aunque el sitio no tiene una descripción de sus integrantes ni formas de contacto, su página de Facebook sí incluye un teléfono y un correo electrónico. En su descripción de Facebook se describen como un medio de información “asertiva y colmada de valores positivos.”

Doble Check trató de conversar telefónicamente, sin éxito, con Francisco Prendas la tarde del jueves y la mañana del viernes. También se le envió un mensaje por Whatsapp que quedó sin respuesta.

En resumen: El sitio web, Diario La Carta, propiedad de Francisco Prendas, presidente del partido Nueva República, había divulgado varios artículos engañosos y falsos desde su lanzamiento, a finales de mayo de 2019.

Desde entonces, el medio destacó que el Gobierno crearía una agencia de empleo sin empleos (a pesar de que el plan de gobierno anunciaba la creación de 3.000 trabajos). Afirmó que la pastilla del día después es abortiva (información desmentida por la OMS y verificada previamente por Doble Check). Publicó que el gobierno estaba endeudando al país por $350 millones y $500 millones más (las operaciones no significaban endeudamiento adicional, sino un cambio en la fuente de financiamiento).

Esas informaciones falsas se suman al artículo ya desmentido por el periodista Cristian Cambronero, Delfino.cr, La Nación, Semanario Universidad, CRHoy, entre otros medios. El Ejecutivo ha rechazado desde este martes en la noche que hubiera tomado la decisión o tenga un plan de aumentar la tasa del impuesto sobre el Valor Agregado de un 13% a un 16%.

El medio no firma sus artículos, y suele replicar información divulgada previamente por otros medios de comunicación. En temas de conflicto, la página suele presentar una sola posición, sin dar balance informativo a sus publicaciones. Algunos pasajes de sus notas son de difícil comprensión, y la mayoría de fuentes políticas en sus artículos son actores del partido Nueva República.

Aunque el sitio no tiene una descripción de sus integrantes ni formas de contacto, su página de Facebook sí incluye un teléfono y un correo electrónico. En su descripción de Facebook se describen como un medio de información “asertiva y colmada de valores positivos.”

Doble Check trató de conversar telefónicamente, sin éxito, con Francisco Prendas la tarde del jueves y la mañana del viernes. También se le envió un mensaje por Whatsapp que quedó sin respuesta.

1. Falso: «Gobierno PAC promete agencia de empleos sin empleos»

Un artículo publicado el 11 de junio asegura que el Gobierno promete una “agencia de empleos sin empleos”. El artículo hace referencia a la creación del Sistema Nacional de Empleo (SNE), que articula los servicios de empleo del Gobierno y que contempla la creación de una Agencia Nacional de Empleo, a cargo del Instituto Nacional de Aprendizaje. Según aseguró el presidente Carlos Alvarado, esa propuesta permitiría la creación de alrededor de 3000 empleos, a partir de junio.

¿La propuesta del gobierno funcionará? No lo sabemos, porque no podemos chequear el futuro. Resulta falso, sin embargo, asegurar que la propuesta del Ejecutivo para la Agencia de Empleos no contempla la creación de nuevos trabajos.

El artículo usa como única fuente declaraciones de la legisladora de Nueva República, Carmen Chan.

2. «Falso: Pastilla del día después es abortiva»

Este mito lo hemos desmentido en otras ocasiones. Existe un elevado consenso médico que descarta un efecto abortivo en la “píldora del día después”. Así lo ha ratificado la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde hace más de una década.

El artículo de Diario La Carta, cita al médico cirujano Claudio Slon, en declaraciones al programa radial Vecinos, de Fabricio Alvarado, Francisco Prendas y Mónica Araya. El texto indica que “la pastilla interrumpe el proceso hormonal que desata el cuerpo una vez que el óvulo está fecundado y ese efecto en cadena desde la concepción se ve interrumpido cuando el endometrio, en lugar de ser el espacio predilecto para que crezca y se desarrolle el futuro bebé, más bien la pastilla provoca que sea un ambiente hostil y el cuerpo lo desecho”.

En realidad, las píldoras anticonceptivas de emergencia tienen un efecto que se limita al proceso de ovulación y no intervienen después de la fecundación o del embarazo. El consenso descarta el efecto antiimplantatorio. Es decir, no son abortivas. Puede leer más sobre el tema en los artículos:

3. Falso: «Costa Rica se endeuda por $350 millones más»

El artículo del 2 de julio hace referencia a un préstamo de $350 millones firmado entre el gobierno y el Banco Interamericano de Desarrollo.

Es falso indicar que el préstamo constituye un aumento de $350 millones en la deuda del país. En realidad, según indicó la jerarca de Hacienda, la gestión solo provoca un cambio en la fuente de financiamiento.

Según indicó Melvin Quirós, director de crédito público a Doble Check, «estas operaciones no representan un mayor endeudamiento al que ya se encuentra planificado en el Presupuesto Ordinario de la República 2019. Dada la naturaleza de estas operaciones, lo que se pretende es sustituir el financiamiento interno ya aprobado en el Presupuesto 2019 por el financiamiento de las operaciones externas con multilaterales».

4. Falso: «Gobierno logra más deuda para el país»

El artículo del 27 de mayo hace referencia a un crédito de $500 millones del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF). Según Hacienda, estos fondos no pueden considerarse nueva deuda para el país, dado que ya se encontraban contemplados en el Presupuesto Nacional. Como se indicó en en el chequeo anterior, estos movimientos sí son operaciones nuevas de Hacienda pero no alteran los números. La deuda permanece tal y como se planificó.

Imagen del presidente Alvarado sí está por los suelos, pero estudio publicado por Extra no permite asegurarlo

Un estudio publicado por Diario Extra registra un hecho comprobable: el abatimiento de la imagen del presidente Carlos Alvarado. Sin embargo, el diario lo asegura usando como base un estudio de mercado que carece de respresentatividad en todo el país y cuyos sujetos consultados no fueron elegidos de forma completamente aleatoria.

Diario Extra publicó los resultados de un estudio de mercado dirigido por el analista Iván Barrantes y contratado a la firma Índice. El diario afirmó contundentemente que Fabricio Alvarado sería presidente si las elecciones se repitieran. Lo cierto es que el estudio fue elaborado únicamente en la Gran Área Metropolitana (GAM) y la elección de sus sujetos no fue aleatoria.

Además de esos aspectos metodológicos, el estudio tampoco permite asegurar que los «Ticos no confían ni creen en el presidente», pues⁠—aunque se pidió a los entrevistados valorar la imagen del mandatario⁠— no hubo una pregunta específica al respecto en el cuestionario empleado.

Sobre el tema, el encargado de la encuesta en Índice, Eugenio Carvajal, concedió que no podían extrapolarse los resultados a todo el país, puesto que solo se había recogido la opinión de personas de la GAM. Carvajal defendió que su método sí era aleatorio, y que ⁠—por tanto⁠— permitía hacer inferencias sobre toda la población de la GAM.

Los investigadores Jonathan Madrigal, director de Posgrado de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica, y Jesús Guzmán del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la UCR contradicen esta postura. Ambos especialistas cuestionan la aleatoriedad de la metodología y consideran que los resultados no son extrapolables ni siquiera a la GAM. 

Al margen de los números publicados por Diario Extra, mediciones estadísticas anteriores confirman que la imagen de Alvarado efectivamente está en un muy mal momento. La última encuesta de opinión pública del CIEP arroja que la imagen negativa del presidente Alvarado alcanza un 50%. El gobierno, en general, alcanza un 51% de imagen negativa. Asimismo, un 56% percibe negativamente el rumbo del país.

En resumen. Un estudio publicado por Diario Extra registra un hecho comprobable: el abatimiento de la imagen del presidente Carlos Alvarado. Sin embargo, el diario lo asegura usando como base un estudio de mercado que carece de respresentatividad en todo el país y cuyos sujetos consultados no fueron elegidos de forma completamente aleatoria.

Diario Extra publicó los resultados de un estudio de mercado dirigido por el analista Iván Barrantes y contratado a la firma Índice. El diario afirmó contundentemente que Fabricio Alvarado sería presidente si las elecciones se repitieran. Lo cierto es que el estudio fue elaborado únicamente en la Gran Área Metropolitana (GAM) y la elección de sus sujetos no fue aleatoria.

Además de esos aspectos metodológicos, el estudio tampoco permite asegurar que los «Ticos no confían ni creen en el presidente», pues⁠—aunque se pidió a los entrevistados valorar la imagen del mandatario⁠— no hubo una pregunta específica al respecto en el cuestionario empleado.

Sobre el tema, el encargado de la encuesta en Índice, Eugenio Carvajal, concedió que no podían extrapolarse los resultados a todo el país, puesto que solo se había recogido la opinión de personas de la GAM. Carvajal defendió que su método sí era aleatorio, y que ⁠—por tanto⁠— permitía hacer inferencias sobre toda la población de la GAM.

Los investigadores Johnny Madrigal, director de Posgrado de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica, y Jesús Guzmán del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la UCR contradicen esta postura. Ambos especialistas cuestionan la aleatoriedad de la metodología y consideran que los resultados no son extrapolables ni siquiera a la GAM. 

Al margen de los números publicados por Diario Extra, mediciones estadísticas anteriores confirman que la imagen de Alvarado efectivamente está en un muy mal momento. La última encuesta de opinión pública del CIEP arroja que la imagen negativa del presidente Alvarado alcanza un 50%. El gobierno, en general, alcanza un 51% de imagen negativa. Asimismo, un 56% percibe negativamente el rumbo del país.

El estudio (y lo que publicó Diario Extra)

Durante las últimas semanas Diario Extra ha publicado una serie de artículos basados en un estudio dirigido por el analista Iván Barrantes y contratado a la empresa Índice. El medio afirmó el 11 de julio que «Fabricio ganaría si segunda ronda se repitiera hoy» y que «Ticos no confían ni creen en el Presidente«. Un día después agregó que «Figuras políticas ganan terreno tras mal momento del gobierno» y el 13 de julio sostuvo que el «Gobierno improvisa y no tiene soluciones«, tomando como base los resultados del estudio de opinión.

Fotografía de publicación de Diario Extra

El estudio fue costeado por Iván Barrantes (según afirmó el analista a Doble Check). Es calificado por los autores como «estudio de mercado», «tracking» y «estudio tipo sondeo cuantitativo», y requirió de la consulta cara a cara a 300 personas.

La metodología indica que «el Estudio se implementó en los puntos estratégicos o locaciones representativas de cada cabecera de provincia (parques, paradas de buses, centros comerciales o similares), así como en el domicilio y lugar de trabajo de los entrevistados, guardando proporcionalidad de los conglomerados poblacionales».

La reseña metodológica agrega también que el estudio «estuvo compuesto por hombres y mujeres, con una edad comprendida entre los 18 y 65 años, pertenecientes a un nivel socioeconómico aparente medio amplio que vivan en el Gran Área Metropolitana donde se acumula aproximadamente el 65% de esta población en estudio». Agrega que estuvo segmentado por sexo, grupos de edad y provincias,  y sostiene que el «error máximo permitido es de +/-5.65%  (sic) trabajando con una confiabilidad del 95%».

Doble Check consultó a Eugenio Carvajal, de la firma Índice, sobre cómo se seleccionaron los sujetos entrevistados. Para entender la metodología, es necesario comprender qué es un segmento censal.

Según el geógrafo del INEC Allan Ramírez, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) divide al país en 17.260 de segmentos censales, a partir del censo del año 2000. Estas son agrupaciones entre 60 y 70 viviendas en zonas urbanas y de entre 40 y 50 viviendas en zonas rurales. Carvajal señala que pidió que el INEC le proporcionara 40 segmentos censales escogidos aleatoriamente para poder hacer las entrevistas.

«Las entrevistas son hechas con un segmento censal escogido aletoriamente por el INEC. De esos segmentos cogemos doce entrevistas. Cogemos 12 viviendas en cada segmento censal donde haya personas con las caracteristicas que buscamos (edad, sexo, que no trabaje en una empresa de investigación de mercado, etcétera).  Luego vamos a centros comerciales, paradas o lugares donde podamos contactar gente (de esos segmentos censales) que esté dispuesta a darnos la opinión. Así vamos llenando las cuotas», dijo Carvajal. 

Ramírez, del INEC, explicó que a partir del censo de 2011 dejaron de usarse segmentos censales. El Instituto empezó a usar entonces la Unidad Geoestadística Mínima (UGM), que es mucho más heterogénea y precisa. Hoy existen 49.184 UGMs.

En sus publicaciones, Diario Extra hace explícito en el texto que el estudio entregado por Barrantes no es una encuesta. No obstante omite cuestionar su metodología.

Doble Check compartió los resultados de su chequeo con la directora del diario y con el periodista encargado de la redacción de los artículos. Se les solicitó un comentario al respecto pero no hubo respuesta hasta el momento de publicación de esta información.

Estudio no permite inferir opinión de los costarricenses

El estudio de opinión que publicó Diario Extra no permite inferir la opinión de los costarricenses por varias razones. En primer lugar, la población consultada se limita exclusivamente a la Gran Área Metropolitana., Esto no permite extrapolar los resultados al resto de la población.

El analista Iván Barrantes discrepa con este criterio. En entrevista con Doble Check indicó que tomar únicamente las consultas de la GAM permite tener una buena idea de qué ocurre en el resto del país.

«El metodo es totalmente válido. Costa Rica todavía tiene la ventaja de que es un país muy horizontal, no es como Guatemala, no tiene la complejidad de un país como Honduras. Con solo vos evaluar el GAM tenés una perspectiva del 70%, 75% del país. (Cuando hacíamos estudios) con el PAC hacíamos lo mismo. Ninguna metodología es concluyente. Los estudios de mercado no son predictivos o concluyentes. Pero sí pretende demostrar tendencias y patrones», sostuvo.

Eugenio Carvajal, de Índice, discrepa. El investigador sostiene que «es mejor recalcar que el estudio se realizó en la GAM porque los otros (las personas fuera de la zona) van a tener hábitos y percepciones muy distintas. Si lo vemos estadísticamente, si yo pusiera ahí, estadísticamente que «los ticos no confían ni creen en el presidente», yo estaría superequivocado en el título. ¿Qué debería estar en el título? Si están en el estudio. ¿Quiénes? Esta poblicación de la GAM. Yo sí creo que se debería aclarar.  (…) No se toma en cuenta todo el país porque los costos son muy altos. Sí debería de decir que es el GAM».

«Los títulos de «El capitán del barco no tiene rumbo», igual que «Ticos no confian ni creen en el presidente». Eso no tiene nada que ver con el estudio. No se preguntó confianza. Todos esos títulos son como perceptivos. El estudio no dice que los ticos confian o no confían. Ellos (Diario Extra y Barrantes) escogen algunos datos, y ahí interpretan. En general si usted ve todo el periódico, a veces hay mucha interpretaión”, agregó Carvajal.

Fotografía de publicación de Diario Extra

Un segundo punto por el cual no se puede extrapolar la información es porque la metodología no es completamente aleatoria. Aunque Carvajal asegura que su método sí es aleatorio, los académicos Johnny Madrigal y Jesús Guzman disienten.

El problema—alegan— no está en usar segmentos censales y escogerlos aleatoriamente. El problema está en visitar centros comerciales, paradas de autobús o parques para encontrar a las personas de esos segmentos. «Eso, al final, te mató la aletoriedad», dice Madrigal, de la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica.

En realidad, un estudio debería ir al segmento censal, seleccionar las viviendas aleatoriamente e incluso seleccionar aleatoriamente a la persona que se va a entrevistar dentro de la vivienda.

«Cuando yo hago un muestreo totalmente aleatorio selecciono los segmentos y a partir de un punto definido empiezo a ver viviendas (al azar) y cuando llego a una vivienda entrevisto al azar a una persona. Por ejemplo pregunto cuál es la persona más próxima a cumplir años».

Todo eso tiene un costo elevado. Si usted no logra entrevistar específicamente a la vivienda que iba a consultar, tiene que revisitarla hasta que pueda entrevistarla.

Los estudios de mercado no suelen hacerlo por costos, y rompen la aleatoriedad al usar cuotas (por ejemplo, tratan de encontrar un porcentaje de entrevistados que consuma un determinado producto). A pesar de todo eso, Madrigal sostiene que se busca la aleatoriedad en la selección de viviendas, en lugar de visitar parques o paradas de autobús.

«Si todos los consultados le caen en estratos económicos medios y bajos ¿cómo hacen para controlar eso? ¿cuál es el porcentaje de gente que trabaja? ¿la distribución por nivel socioeconómico? ¿tienen algún dato por educación?

 

Si se me cumplen ciertas características, no solo dos, tengo más confianza de que la muestra no tiene sesgos pero (sin esas respuestas) no tengo las bases suficientes para saber si es una buena muestra». 

Jesús Guzmán, del CIEP de la Universidad de Costa Rica, reconoce que esta es una forma muy ardua de hacer los estudios, pero es la manera correcta.

Guzmán introduce un tercer punto: una metodología como esta ni siquiera permite encontrar un margen de error. 

«La muestra no tiene nada de aleatorio. Ellos indican que es una muestra casi que por conveniencia. No hay forma de medir una representatividad de ningún tipo. Estás metiendo un sesgo increíblemente grande. No es posible hacer inferencias a partir de un tipo de metodología como esta. Como la muestra está mal seleccionada, uno no puede calcular el margen de error porque uno no sabe adónde va el error. Puede haber una subrepresentación o una sobrerepresentación (de algún grupo)».

En otras palabras, Guzmán y Madrigal difieren que el estudio tenga 5.65 puntos porcentuales de margen de error. Bien podría tener 1 punto de margen de error, como 15.

«El método es totalmente válido. Yo sé que hay verdades que incomodan»

El analista Iván Barrantes cree que las afirmaciones de Diario Extra sí pueden extraerse del estudio porque el método es válido.

“Cualquier empresa de consumo masivo hace este tipo de estudios. El método de ‘consumer tracking’, de seguimiento del consumidor, con muestras pequeñas y alta frecuencia permite mostrar tendencias y patrones, y es totalmente válido (…)  Ninguna metodología es concluyente. Los estudios de mercado no son predictivos o concluyentes. Pero sí pretende demostrar tendencias y patrones», dijo a Doble Check.

Barrantes agregó que esta misma metodología fue la que empleó en la campaña de Luis Guillermo Solís cuando fue asesor del Partido Acción Ciudadana en el proceso de elecciones presidenciales.

Dijo también que la afirmación «Ticos no confían en el presidente» es totalmente válida, pues no conoce estudios que no hayan apuntado hacia eso. El analista agregó que el objetivo nunca fue indicar que si las elecciones fueran hoy Fabricio Alvarado sería presidente. «Lo que es un hecho es que dada la tasa de rechazo tan alta del presidente, si esa segunda ronda se repitiera hoy, Fabricio le daría una paliza», dijo.

“El objetivo del estudio no es ser concluyente, sino ser un semáforo. Las bolas de cristal no existen. A la gente le queda muy fácil decir que la muestra es muy pequeña, que el estudio seguro lo está pagando Fabricio, etcétera.  Yo sé que hay verdades que incomodan», dijo.

La desgastada imagen del presidente

Sí es comprobable, sin embargo, que la imagen de los costarricenses hacia el presidente Carlos Alvarado está de capa caída.

«Desde que inició el gobierno del presidente Carlos Alvarado en mayo de 2018, la valoración de la ciudadanía sobre dicha gestión ha sido negativa», destaca el Informe de resultados del estudio de opinión sociopolítica del CIEP de la UCR.

Calificación de los costarricenses sobre la gestión de gobierno 2013-2019

La última investigación del Centro destaca que alrededor de un 51% de los costarricenses tiene una valoración negativa de la gestión del Gobierno, frente a un 24% que la considera positiva. La encuesta muestra resultados similares en la valoración de los ticos hacia la figura de Alvarado. En noviembre, las percepciones negativas sobre el rumbo del país llegaron al punto máximo desde el año 2013 (70%).

Al cierre de edición, y a pesar del envío de una consulta, Diario Extra no emitió a Doble Check ningún comentario sobre sus artículos.

#Carneconcarne: El caso de Uganda explicado

En resumen: A inicios de esta semana, la exdiputada del partido Restauración Nacional y asesora de la agrupación Nueva República aseguró que Uganda ha tenido gran éxito aplicando políticas públicas sobre la fidelidad y la monogamia para disminuir sus indicadores de VIH. Loría dijo eso en el contexto de una entrevista en el que criticó el énfasis que dan los programas educativos al uso del condón, cuestionando que ese mensaje solo debería estar destinado a  «personas promiscuas».

La realidad tiene otros matices. Efectivamente Uganda logró reducir drásticamente la cantidad de nuevos casos de transmisiones de VIH durante la década de los noventas, a partir de una política que implicaba abstinencia, fidelidad y uso del condón. Esas políticas, reconocidas como ABC (por sus siglas en inglés), permitieron bajar los casos de transmisión de un 18% de toda la población de Uganda en 1980 a un 6% en el 2003.

Sin embargo, el gobierno empezó a retirar a los condones de su política pública. El observatorio de derechos humanos Human Rights Watch, entre otras organizaciones, alertaron sobre cómo el gobierno consideró que facilitar información sobre «condones y abstinencia a la vez podía confundir a los jóvenes». También el presidente había condenado públicamente el uso de los condones para los ugandeses.

Justo durante esos años en que el gobierno aplicó políticas contra el condón, Uganda vió crecer de forma dramática sus nuevos casos de transmisiones por VIH.

Por otra parte, es falso sugerir que la política pública de Uganda “no cree en el condón porque a ellos no les gusta carne con carne”. Actualmente una comisión bajo la dirección del presidente de Uganda busca promover el uso del condón a través del sistema educativo, su distribución y su uso consistente y correcto. Así puede verse en las guías para el abordaje multisectorial del SIDA y el VIH en el país.

Loría dió sus declaraciones en un contexto en el que había hablado acerca de las políticas ABC, aplicadas internacionalmente. Sin embargo, para el caso concreto de Uganda, solo se refirió a la abstinencia y la fidelidad: «porque ellos no creen en el condón».

En resumen: A inicios de esta semana, la exdiputada del partido Restauración Nacional y actual asesora de Nueva República  aseguró que Uganda ha tenido gran éxito aplicando políticas públicas sobre la fidelidad y la monogamia para disminuir sus indicadores de VIH. Loría dijo eso en el contexto de una entrevista en la que criticó el énfasis que dan los programas educativos al uso del condón. Cuestionó que ese mensaje solo debería estar destinado a  «personas promiscuas» (sic).

La realidad tiene otros matices. Efectivamente Uganda logró reducir drásticamente la cantidad de nuevos casos de transmisiones de VIH durante la década de los noventa. Entonces aplicó una política que implicaba abstinencia, fidelidad y uso del condón. Según el gobierno, esas políticas, reconocidas como ABC (por sus siglas en inglés), permitieron bajar los casos de transmisión de un 18% de toda la población de Uganda en 1980 a un 6% en el 2003.

Sin embargo, el gobierno empezó a retirar los condones de su política pública. Human Rights Watch, entre otras organizaciones, alertó en el 2005 sobre cómo el gobierno cambió sus programas educativos. Según el observatorio de derechos humanos, las autoridades consideraron que facilitar información sobre «condones y abstinencia a la vez podía confundir a los jóvenes». También el presidente había condenado públicamente el uso de los condones para los ugandeses.

Aunque no es posible probar causalidad, Uganda vió crecer de forma dramática sus nuevos casos de transmisiones de VIH en esos años en que el gobierno aplicó políticas contra el condón.

Por otra parte, es falso sugerir que esa sea la realidad al día de hoy. Es incorrecto indicar que la política pública de Uganda “no cree en el condón porque a ellos les gusta carne con carne”. Actualmente una comisión bajo la dirección del presidente de Uganda busca promover el uso del condón a través del sistema educativo, su distribución y su uso consistente y correcto. Así puede verse en las guías para el abordaje multisectorial del SIDA y el VIH en el país.

Loría dió sus declaraciones en un contexto en el que había hablado acerca de las políticas ABC, aplicadas internacionalmente. Sin embargo, para el caso concreto de Uganda, solo se refirió a la abstinencia y la fidelidad: «porque ellos no creen en el condón». Contactada por Doble Check, ONUSIDA dijo que las políticas ABC no son suficientes para prevenir las transmisiones de VIH, y que desde hace casi dos décadas se opta por políticas más integrales.

La frase de Loría

CRHoy invitó a la asesora y exdiputada Loría para consultar su opinión acerca de las guías de educación sexual que implementa actualmente el Ministerio de Educación. Aunque Loría dice estar a favor del uso del condón, también señala que el gobierno le ha dado un énfasis inadecuado a este tema.

Loría sugirió el empleo de las políticas ABC. En inglés, las siglas significan Abstinence (abstinencia), Be faithful (sé fiel), use a Condom (usa el condón).

«Cuando usted se dirije a una población que no ha iniciado su actividad sexual, usted debe hablar de A: abstinencia (…) La B, que es ser fiel, ellos recomiendan emplearla para una población que ya ha inciado esa situación. Y C es para los que no pueden vivir ni la A, ni la B”.

Dijo también que a un niño de 11 años no se le debería enseñár a ponerse un condón. Más tarde, Loría implicó que la comunicación sobre el uso del condón debería destinarse a personas “promiscuas”.

“El mensaje del condón está para gente que, perdón, pero es básicamente para personas que no quieren vivir en abstinencia ni en fidelidad. Personas promiscuas. Y ese es el mensaje que se le está dando a los niños”, dijo Loría.

En ese contexto, el periodista argumentó a Loría que los casos de enfermedades sexuales también ocurrían entre personas casadas.

Periodista: La realidad aquí en este país es que hay quince casos al año de mujeres en matrimonio que están quedando contagiadas de VIH-SIDA. Y eso se está dando.

Loría: Así es. Así. Es correcto. Estoy 100% de acuerdo con usted. Es porque no hay políticas públicas.

Periodista: Pero es que usted me puede poner una política pública de obligatoriedad a ser fiel y no se va a cumplir…

Loría: Eso es lo que usted cree. En otros países lo han logrado. En Uganda lo han logrado. Con unas estadísticas de VIH espantosas han logrado bajarlas con política pública en la que dicen que la persona debe ser fiel, con una persona monógama y que no… no tener sexo por fuera. ¿Por qué? Básicamente ellos no creen en el condón porque a ellos les gusta carne con carne.

Periodista: A ver, puede haber una ley que diga eso, que la gente no lo va a practicar.

Loría: ¿Entonces por qué en otros… ? ¿Qué tenemos distinto nosotros de los ugandeses?

Doble Check conversó con Alexandra Loría para clarificar sus posiciones al respecto. Loría dijo que nunca habló solo de abstinencia.

«Siempre hablé de abstinencia, fidelidad y de condón. Siempre me referí a ABC. Usted saca una declaración parcial y fuera de contexto. (…) El programa de prevención ABC no es un programa que se base en la moral, sino en los datos científicos sobre cómo prevenir las transmisiones de la mejor manera posible, tal y como queda explicado en el concenso Lancet», cerró.

El artículo al cual la abogada, publicado por la revista Lancet, hace referencia detalla algunas de las estrategias que pueden emplearse para atender los casos de transmisión de VIH. No obstante, Doble Check encontró información que completa la visión expuesta por la activista.

El caso de Uganda

Es cierto. Uganda logró reducir drásticamente sus indicadores sobre VIH-SIDA. Pero la historia no termina allí.

Échele un vistazo al siguiente gráfico. Muestra cuántas transmisiones nuevas de VIH se reportaron cada año en Uganda, según estimaciones de ONUSIDA. Efectivamente, Uganda logró bajar dramáticamente el porcentaje de su población con VIH durante la década de 1990. Según el gobierno, las políticas ABC permitieron bajar los casos de transmisión de un 18% de toda la población de Uganda en 1980 a un 6% en el 2003.

Nuevas transmisiones de VIH en Uganda por año

Sin embargo, Uganda empezó a experimentar cambios en sus indicadores a inicios de la década del 2000. El país pasó de reportar 66.000 casos nuevos por año en 1998 a más de 100.000 en el 2006. Human Rights Watch alertó en el 2005 que el país empeoró sus indicadores en años en que se extendió una nueva política conservadora y discriminatoria.

Según los informes de la organización, acompañados por otras llamadas de atención de organizaciones similares, Uganda retiró la información crítica sobre el VIH/SIDA del currículo de primaria, que incluía datos sobre la importancia del uso del condón. Incluso «los materiales de secundaria propuestos señalan falsamente que los condones de látex  tienen poros microscópicos por los que puede filtrarse el VIH». El país optó por eliminar la letra C (condón) de la estrategia, y advirtió que dar información sobre condones y abstinencia al mismo tiempo podía «confundir a los jóvenes». HRW también alertó de que el Ministerio de Salud había retirado lotes de condones por no «pasar los controles de calidad», que provocaron escasez del producto en el país a finales de 2004.

Es durante esta época —a inicios de la década del 2000— que el país vuelve a ver crecer sus indicadores de transmisiones de VIH, aunque no puede probarse causalidad.

Sin embargo, existe evidencia científica de que el uso del condón pudo ser determinante para los resultados positivos que alcanzó Uganda durante los años noventa. La revista médica revisada por pares Sexually Transmitted Infections indicó que el porcentaje de mujeres en el país conscientes sobre la existencia del condón pasó de un 22% a un 53% entre 1989 y el año 2000. Entre hombres el cambio fue de un 51% a un 96% entre 1995 y el año 2000. Los hombres que dijeron haber usado un condón pasaron de un 16% en 1995 a un 40% en el año 2000.

Las políticas actuales para el uso del condón en Uganda

A la fecha, oficialmente, el Gobierno de Uganda sí busca promover el uso del condón a través del sistema educativo, su distribución y su uso consistente y correcto. Así puede verse en las guías para el abordaje multisectorial del SIDA y el VIH en el país. De hecho, la estrategia de movilización de recursos para la atención del tema previó duplicar la inversión en condones masculinos y femeninos entre el 2014 y el 2018.

Que Uganda esté logrando disminuir sus indicadores, no quiere decir que no haya conseguido eliminar por completo la discriminación (por ejemplo, la homosexualidad continúa prohibida en el país) o la desinformación. Según han señalado varios expertos, uno de los factores que más afecta a las mujeres es la discriminación para acceder a condones. Incluso se las estigmatiza por no estar casadas antes de tener relaciones sexuales.

Uganda vive hoy una de las peores epidemias mundiales de VIH. Una encuesta oficial del gobierno a nivel nacional publicada en el 2017 reveló que casi el 6% de los adultos de Uganda entre 15 y 45 años vive con VIH. Incluyendo niños, el total de personas que vive con esa enfermedad supera los 1,3 millones. En el caso de las mujeres esa proporción es mayor: de un 7,5%.

Según ha informado The Guardian, el gobierno ha gastado cientos de miles de dólares en condones femeninos que, sin embargo, suelen ser rechazados por las mujeres, especialmente entre las trabajadoras del sexo. Algunas de ellas alegan que esos condones son incómodos, y que sus clientes pagan más si no los utilizan.

El caso de Costa Rica (y porqué ABC no es suficiente)

Para Alicia Sánchez, Oficial de Juventud de ONUSIDA Latina, el abordaje de ABC (abstinencia, fidelidad y condones) no es suficiente para prevenir la transmisión de VIH.

«Desde mediados de los 2000 existe bastante evidencia científica que lo muestra«, dice. «Desde ONUSIDA promovemos el enfoque de Prevención Combinada que consiste en enfocar los esfuerzos de prevención en los lugares clave (con más carga de nuevas infecciones), en las poblaciones clave (poblaciones con mayor prevalencia de casos) y con programas de alto impacto demostrado».

Sánchez subrayó que los condones, usados correcta y consistentemente, siguen siendo la única herramienta disponible que garantiza la protección triple frente al VIH, otras ITS y el embarazo no deseado. Sin embargo afirmó que no son el único método que se incluye en el paquete de prevención combinada.

También existe el tratamiento como prevención, la profilaxis preexposición al VIH (PrEP), la profilaxis post-exposición al VIH (PEP) y la circuncisión médica masculina voluntaria. Eso no es todo. La promoción también incluye los programas de reducción de daños (programas de intercambio de agujas y jeringuillas y terapia de sustitución de opiáceos para los usuarios de drogas), la educación sexual integral, la comunicación para el cambio de comportamiento, la protección social para las poblaciones más vulnerables y en mayor riesgo ante el VIH, entre otras.

«Los enfoques basados únicamente en abstinencia y fidelidad no están incluídos en el paquete de la prevención combinada porque han demostrado no ser efectivos y menos cuando son planteados como la única estrategia de prevención ante el VIH», dijo a Doble Check.

Mientras tanto, Costa Rica continúa viendo un aumento en los indicadores de nuevas transmisiones de VIH. Mientras que en 1990 se estimaba una tasa de 6 nuevos casos de VIH por cada cien mil habitantes (220 nuevos por año), en el 2017 se reportaron 19,6 nuevos casos por cada cien mil habitantes (969 por año).

Nuevos casos de VIH en Costa Rica: ONUSIDA Y CCSS.

Nota: Este artículo fue actualizado para corregir que Loría actualmente funge como asesora del partido Nueva República, y no de la agrupación Restauración Nacional.