No hay evidencia concluyente de relación entre murciélagos y nuevo coronavirus

En resumen: No hay evidencia concluyente sobre una relación entre murciélagos y el coronavirus SARS-CoV-2. No se ha confirmado que el nuevo coronavirus se haya originado en esos animales. Tampoco hay evidencia de que la transmisión del coronavirus en seres humanos se haya ocasionado por el consumo de carne de murciélago.

Publicaciones en redes sociales han asociado al coronavirus del 2019 con la experimentación con murciélagos. El medio de comunicación inglés, The Sun, y la plataforma estadounidense conocida por esparcir desinformación, Infowars, también han especulado que el brote se originó por el consumo de sopa de ese animal.

En resumen: No hay evidencia concluyente sobre una relación entre murciélagos y el coronavirus SARS-CoV-2. No se ha confirmado que el nuevo coronavirus se hubiera originado en esos animales. Tampoco hay evidencia de que la transmisión del coronavirus en seres humanos se hubiera ocasionado por el consumo de carne de murciélago.

Publicaciones en redes sociales han asociado al coronavirus del 2019 con la experimentación con murciélagos. El medio de comunicación inglés, The Sun, y la plataforma estadounidense conocida por esparcir desinformación, Infowars, también han especulado que el brote se originó por el consumo de sopa de ese animal.

Los coronavirus y los murciélagos

Es cierto que los murciélagos han sido reservorio de diversos coronavirus, como el que causó el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS) en el 2002. “Estos coronavirus usualmente no enferman a los seres humanos. Sin embargo, por el contacto continuo puede darse el contagio de animal a ser humano y luego entre personas cercanas y contactos, dependiendo del comportamiento del virus”, detalló la OMS a Doble Check por medio de su área de comunicación en Costa Rica.

Eugenia Corrales-Aguilar, especialista en virología del Centro de Investigaciones en Enfermedades Tropicales (CIET)  de la UCR, explicó a Doble Check que se estima la existencia de más de 2.000 coronavirus. Entre ellos han sido identificados unos 200. Esos virus se encuentran normalmente en animales: ganado vacuno, felinos, perros, murciélagos, roedores y aves. “De todos estos coronavirus, sólo siete han dado el brinco de especie (spillover en inglés) al ser humano”, dijo la experta.

La especialista del CIET advirtió que tales saltos no son exclusivos de los coronavirus. “Hay otros virus que también están presentes en la esfera de mamíferos silvestres, como la influenza. Ese brinco ha sucedido con 72% de todas las enfermedades emergentes conocidas. Esto se llama zoonosis”, describió Corrales-Aguilar.

Además, Corrales-Aguilar subrayó que hubo un animal intermedio en la mayoría de brincos de virus al ser humano:

“En el SARS, por ejemplo, fue la civeta; en el MERS [Síndrome Respiratorio de Oriente Medio], los camellos. Aún no se sabe cuál fue en el caso del SARS-COV2”, detalló la viróloga.

Sin evidencia contundente

La plataforma de fact-checking en temas de salud, Health Feedback, entrevistó a finales de enero a dos expertos que investigan el nuevo coronavirus actualmente en la Escuela Médica Duke-NUS en Singapur. Uno de esos investigadores, Linfa Wang, explicó a ese medio que un reporte preliminar del Instituto de Virología de Wuhan muestra similitudes genéticas entre un coronavirus hallado en murciélagos y el SARS-COV2. Sin embargo, esta coincidencia no indica, por sí sola, que hubo una transmisión directa entre humanos y murciélagos.

El manuscrito citado por Linfa Wang y Health Feedback fue aceptado para publicación por la revista científica Nature a inicios de febrero, aunque aún falta la revisión de pares y la edición de sus resultados.

Además, la viróloga y profesora de esa misma institución, Daniella Anderson, señaló a Health Feedback que ningún reporte ha indicado que las primeras personas que contrajeron el coronavirus hubieran preparado o comido sopa de murciélago.

El virus

Un nuevo coronavirus fue identificado en la ciudad de Wuhan, en China, el año pasado. El coronavirus fue nombrado como SARS-CoV-2. La enfermedad ocasionada por este se llama COVID-19. Desde entonces, la desinformación sobre ese nuevo brote también se ha propagado en redes sociales.

Al 25 de febrero, la OMS había reportado 81.109 personas enfermas de COVID-19 y casi 2.800 muertes a escala global, cuya gran mayoría está en China. Puede seguir los reportes diarios de la OMS en este enlace.

 

Ejecutivo distribuyó información científica engañosa sobre incendios forestales en Costa Rica

El presidente Carlos Alvarado divulgó información engañosa sobre la situación de los incendios forestales en el país. El mandatario usó imágenes satelitales que solo muestran un escenario parcial y exageradamente halagador sobre el manejo de fuegos en Costa Rica.

La información circuló en redes sociales oficiales y en medios de comunicación nacionales, distribuida por el ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez. También fue presentada por el presidente en una conferencia que se realizó en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en setiembre pasado. El mandatario también le mostró notoriamente la imagen a su par francés, Emmanuel Macron, durante un intercambio en esa misma cita.

El Ejecutivo, por medio del ministro Rodríguez, afirmó que su intención no fue engañar. El ministro afirmó que la imagen distribuida no representa información oficial. Añadió que, aunque puede que no sea precisa, sí ilustra una situación real sobre el buen manejo ambiental que hace Costa Rica.

El presidente Carlos Alvarado divulgó información engañosa sobre la situación de los incendios forestales en el país. El mandatario usó imágenes satelitales que solo muestran un escenario parcial y exageradamente halagador sobre el manejo de fuegos en Costa Rica.

La información circuló en redes sociales oficiales y en medios de comunicación nacionales, distribuida por el ministro de Ambiente, Carlos Manuel Rodríguez. También fue presentada por el presidente en una conferencia que se realizó en el marco de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en setiembre pasado. El mandatario también le mostró notoriamente la imagen a su par francés, Emmanuel Macron, durante un intercambio en esa misma cita.

El Ejecutivo, por medio del ministro Rodríguez, afirmó que su intención no fue engañar. El ministro afirmó que la imagen distribuida no representa información oficial. Añadió que, aunque puede que no sea precisa, sí ilustra una situación real sobre el buen manejo ambiental que hace Costa Rica.

Fuentes usadas

Nota del periodista:
Darío Chinchilla fue compañero universitario y es amigo personal del presidente Carlos Alvarado. Los criterios editoriales de Doble Check son independientes de esta relación, pero se considera importante divulgar su existencia de cara a la audiencia. No hubo comunicación entre ambos para la elaboración de esta información.
Podcasts
Ver todos

¿Cómo mentir con precios?

Escuchar podcast

¿Qué técnicas usan los periodistas y políticos cuando mienten con precios? Aquí un minipodcast sobre el tema

¿Qué técnicas usan los periodistas y políticos cuando mienten con precios? Aquí un minipodcast sobre el tema

¿El coronavirus se originó en un laboratorio? No hay ningún respaldo para afirmarlo

En resumen: Aún no hay seguridad sobre el origen específico del nuevo coronavirus que fue detectado en China. Tampoco hay evidencia de que hubiera surgido en un laboratorio, como lo afirmó un video que se ha visto millones de veces en Facebook.

Los primeros indicios señalaban un posible origen en un mercado de Wuhan, China. La investigación posterior de algunos de los primeros casos de infección puso en duda esta hipótesis. Lo cierto es que ninguna conjetura científica apunta a un origen en un laboratorio.

En resumen: Aún no hay seguridad sobre el origen específico del nuevo coronavirus que fue detectado en China. Tampoco hay evidencia de que hubiera surgido en un laboratorio, como lo afirmó un video que se ha visto millones de veces en Facebook.

Los primeros indicios señalaban un posible origen en un mercado de Wuhan, China. La investigación posterior de algunos de los primeros casos de infección puso en duda esta hipótesis. Lo cierto es que ninguna conjetura científica apunta a un origen en un laboratorio.

Las hipótesis

Un video que se ha visto millones de veces en Facebook acusa que el primer paciente infectado por el nuevo coronavirus fue un empleado del Instituto de Virología de Wuhan.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no ha identificado definitivamente el punto de origen geográfico específico del virus. Un informe de mediados de enero de esa institución vinculaba el primer brote a un mercado de productos marinos en la ciudad de Wuhan, en China. Las autoridades marcaron preliminarmente el 31 de diciembre del 2019 como la fecha de inicio.

Posteriormente se halló que el primer caso identificado había reportado síntomas desde el 1.º de diciembre. Así lo determinó un estudio de múltiples instituciones sobre las primeras 41 personas hospitalizadas por el virus. Ese primer caso no tenía un vínculo directo con el mercado de Wuhan, al igual que otros 12 pacientes. El informe fue publicado en la revista científica The Lancet.

La revista Science ha expuesto tres posibles escenarios de origen. Un trabajo de Kristian Andersen, biólogo evolutivo del Instituto de Investigación Scripps (Estados Unidos), analizó las secuencias del SARS-CoV-2.

“El escenario de alguien infectándose fuera del mercado y trayéndolo [el coronavirus] después al mercado aún es consistente con los datos. Los otros dos escenarios son que el origen fuera un grupo de animales infectados o un solo animal que llegó al mercado”, explicó Andersen a la revista Science.

El investigador principal del estudio publicado en The Lancet, Bin Cao, respondió a la revista Science que “parece ser claro que el mercado no es el único origen del virus”. “Pero para ser honestos, aún no sabemos de dónde provino”, agregó el especialista pulmonar. 

Eugenia Corrales-Aguilar, catedrática en virología del Centro de Investigaciones en Enfermedades Tropicales (CIET) de la UCR, recalcó a Doble Check:

“Lo que sí es 100% cierto es que el mercado [de Wuhan] fue una fuente de infección para muchos de los primeros casos, porque ellos trabajaban en ese mercado y porque después del cierre se encontraron pruebas de que el virus estuvo ahí presente”.

“Esto también se ve con los estudios genéticos moleculares, ya que las secuencias encontradas desde el inicio en los pacientes se relacionan a esas secuencias encontradas en el mercado”, agregó Corrales-Aguilar.

El virus

Un nuevo coronavirus fue identificado en la ciudad de Wuhan, en China, el año pasado. El coronavirus fue nombrado como SARS-CoV-2. La enfermedad ocasionada por este se llama COVID-19. Desde entonces, la desinformación sobre ese nuevo brote también se ha propagado en redes sociales.

Al 19 de febrero, la OMS había reportado 75.204 personas enfermas de COVID-19 y 2.009 muertes a escala global, cuya gran mayoría está en China.

No hay evidencia de que nuevo coronavirus sea más contagioso que el SARS

En resumen: No hay datos que confirmen que la capacidad de propagación del coronavirus sea superior a la del virus SARS, del 2002. Una publicación vista millones de veces en Facebook divulgó el dato sin sustento. La publicación reproduce el que parece ser un programa radiofónico de República Dominicana.

Los estudios preliminares indican que ambos virus se reproducen a una velocidad similar.

En resumen: No hay datos que confirmen que la capacidad de propagación del coronavirus sea superior a la del virus SARS, del 2002. Una publicación vista millones de veces en Facebook divulgó el dato sin sustento. La publicación reproduce el que parece ser un programa radiofónico de República Dominicana.

Los estudios preliminares indican que ambos virus se reproducen a una velocidad similar.

¿Qué se sabe?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recalcó a Doble Check que “aún no se cuenta con información oficial respecto de la tasa de ataque y de velocidad de dispersión del virus”. Sin embargo, se presume que cada persona contagiada con el nuevo coronavirus puede infectar a otras 2 personas sin las correctas medidas de contención. Así lo indicó la OMS por medio de su área de comunicación en Costa Rica.

Esa institución ratificó de que el Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SARS), que apareció en China en el 2002, tuvo una reproducción básica de 3.

Ese cálculo es llamado R0, e indica cuán contagiosa en una enfermedad. Un estudio reciente a 138 personas infectadas por el nuevo coronavirus en Wuhan subrayó que su Ro es de 2,2.

“R0 indica el promedio de individuos adicionales que un caso afectado puede infectar durante el transcurso de su enfermedad y aplica específicamente a una población de personas que estaba previamente libre de infección y que no estaba vacunada”, explica la investigación.

Bajo esas condiciones, la reproducción del nuevo coronavirus sería similar a la de la influenza. En cambio, el virus más contagioso por vía respiratoria es el sarampión: su R0 es de 12-18 personas por cada persona infectada. Así lo advirtió Eugenia Corrales-Aguilar, viróloga del Centro de Investigaciones en Enfermedades Tropicales (CIET) de la UCR.

Corrales-Aguilar advirtió que los cálculos sobre la reproducción del nuevo coronavirus son preliminares, por lo que pueden variar conforme avance el brote.

Síntomas y transmisión

El estudio a 138 pacientes que publicó la revista JAMA halló el caso de una persona que infectó a 10 trabajadores y 4 pacientes del hospital donde estaba admitido. Los síntomas del paciente hicieron que el personal médico sospechara de otra enfermedad distinta a la ocasionada por el coronavirus. La confusión ocasionó que no se tomaran las precauciones adecuadas a tiempo.

El reporte añade que cerca del 10% de los pacientes no tenía tos y fiebre en un inicio. Esos son los síntomas usuales de infección del coronavirus, pero esos pacientes mostraron primeramente náuseas y diarrea.

Los coronavirus pueden transmitirse a través del aire en partículas que se producen cuando una persona enferma estornuda, habla o tose. La OMS estima actualmente que una persona puede mostrar síntomas hasta un máximo de 14 días después de ser infectada por el virus.

El virus

Un nuevo coronavirus fue identificado en la ciudad de Wuhan, en China, el año pasado. El coronavirus fue nombrado como SARS-CoV-2. La enfermedad ocasionada por este se llama COVID-19. Desde entonces, la desinformación sobre ese nuevo brote también se ha propagado en redes sociales.

Al 19 de febrero, la OMS había reportado 75.204 personas enfermas de COVID-19 y 2.009 muertes a escala global, cuya gran mayoría está en China.

De 12,0% a 12,4%: ¿Por qué INEC dice que cambio en índice de desempleo no es significativo?

Resumen: El INEC reveló el 6 de febrero que el desempleo en Costa Rica fue del 12,4% para el cuarto trimestre del 2019. Es el valor más alto que ha sido registrado en la última década, pero no se puede afirmar que el desempleo hubiera aumentado. Según el comunicado oficial del Instituto Nacional de Estadística […]

Resumen: El INEC reveló el 6 de febrero que el desempleo en Costa Rica fue del 12,4% para el cuarto trimestre del 2019. Es el valor más alto que ha sido registrado en la última década, pero no se puede afirmar que el desempleo hubiera aumentado.

Según el comunicado oficial del Instituto Nacional de Estadística y Censos, el desempleo se mantiene “sin variación con respecto al mismo trimestre del año anterior”. El indicador se había ubicado en 12,0% en ese período del 2018.

Medios de comunicación y actores políticos aseguraron que el 12,4% es el porcentaje más alto de la última década. El numeral es correcto, pero el cambio no es estadísticamente significativo, tal y como lo afirma el INEC. La interpretación correcta es que el desempleo se mantiene estancado en su pico histórico.

Este 12,4% es muy cercano al 12,0% que el Instituto Nacional de Estadística y Censos había reportado hace un año. Los porcentajes son tan cercanos que su variación (0,4%) entra dentro del margen de error de la Encuesta Continua de Empleo (ECE).

Entonces ¿es el desempleo más alto?

La tasa de 12,4% reportada por el INEC es una aproximación. Una interpretación que tome en cuenta el margen de error indica que el desempleo abierto en el país se ubica entre 11,3% y 13,5%.

Esto mismo ocurre con la encuesta del mismo período del 2018. La medición reportó una tasa de desempleo de 12,0%. El margen de error permite una variación que ubica el desempleo entre 10,9% y 13,0%.

La incertidumbre de los resultados se da porque estamos hablando de una encuesta. El INEC obtiene estos datos a partir de un cuestionario realizado en 9.528 viviendas (25.342 personas) a lo largo del trimestre.

La encuesta permite aproximaciones a la realidad, pero conlleva un margen de error o incertidumbre. La confiabilidad de esta encuesta en particular es de 95%. Es decir, hay un 5% de probabilidades de variación en los resultados.

Habría que practicar un censo a la totalidad de la población para conocer el valor preciso que describiría la tasa de desempleo.

En síntesis, debido al margen de error, el desempleo obtenido para el cuarto trimestre de 2019 podría ser incluso menor al 12,0% obtenido como referencia en el 2018. También podría ser tan alto como 13,5%.

INEC sí reporta una tendencia creciente en la tasa de desempleo anual

Sí es posible apreciar un aumento en la tasa de desempleo cuando se observan las tendencias anuales, advierte el INEC.

La tasa de desempleo del 2017 fue de 9%; la tasa promedio del 2018 fue de 10%; y la del 2019, del 12%.

«Si lo vemos a nivel de tendencias,(…) ahí es donde se puede ver el aumento en la tasa de desempleo: ha sido algo constante durante todos los trimestres del 2019», subrayó la economista María Luz Sanarrusia, coordinadora de la ECE.

Esa es la interpretación anual. También se puede hacer una comparación de tendencias trimestrales. Este fue el porcentaje publicado por el INEC el 6 de febrero. Sin embargo, este cotejo debe hacerse entre los mismos meses (por ejemplo, octubre, noviembre y diciembre) de años diferentes.

La comparación se hace de esta manera debido a la estacionalidad del empleo.

«No se puede comparar abril, mayo y junio con octubre, noviembre y diciembre, porque no son lo mismo. No se desarrollan las mismas actividades económicas en todos los meses a lo largo del año, por ejemplo, el transporte de los artículos de navidad a las tiendas no se hace en diciembre, se hace antes y eso genera empleo» puntualiza Sanarrusia.

Los números indican no hubo una variación significativa en la tasa general de empleo abierto. Sin embargo, sí existió un aumento significativo en la tasa de desempleo femenino, la cual ha venido aumentando pronunciadamente desde el 2017. La tasa para el cuarto trimestre de ese año fue de 12,2%, fue de 14,9% para el mismo periodo del 2018, y de 16,6% en el 2019.

La Encuesta Continua de Empleo (ECE) es un instrumento que “recolecta información de forma continua y simultánea en los hogares costarricenses durante los doce meses del año”, informa el instituto.

El INEC realiza la encuesta desde julio del 2010.

Colaboró Daniel Salazar.