Tribunal no declaró inocente a Óscar Arias por caso Crucitas, como dijo diputada del PLN

En resumen: Es falso afirmar que los tribunales de justicia hayan señalado la inexistencia de un delito en el proceso contra el expresidente Óscar Arias Sánchez por el caso de la mina Crucitas, tal como publicó la diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Yorleny León.

El Juzgado Penal de Hacienda y de la Función Pública no declaró inocente o culpable al expresidente. En realidad, ese órgano determinó la prescripción de las querellas en contra del exmandatario, por lo que se dictó sobreseimiento definitivo.

La prescripción se dio porque las acciones legales en contra de Arias se presentaron fuera del plazo permitido por la ley: por los cargos de prevaricato, el tribunal indicó que el plazo venció desde el 14 de diciembre del 2016, y la acusación de cohecho prescribió desde el 8 de mayo de ese mismo año.

El tribunal solo se limitó a descartar los procesos por haberse vencido su plazo, y abstuvo de hacer más pronunciamientos sobre Arias Sánchez en la sentencia. En ningún momento el tribunal determinó que el expresidente cometió un delito o no.

La diputada León admitió haberse equivocado al usar “un concepto técnico”.

En resumen: Es falso afirmar que los tribunales de justicia hayan señalado la inexistencia de un delito en el proceso contra el expresidente Óscar Arias Sánchez por el caso de la mina Crucitas, tal como publicó la diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Yorleny León.

El Juzgado Penal de Hacienda y de la Función Pública no declaró inocente o culpable al expresidente. En realidad, ese órgano determinó la prescripción de las querellas en contra del exmandatario, por lo que se dictó sobreseimiento definitivo.

La prescripción se dio porque las acciones legales en contra de Arias se presentaron fuera del plazo permitido por la ley. El tribunal indicó que el plazo venció desde el 14 de diciembre del 2016 para los cargos de prevaricato, y la acusación de cohecho había prescrito desde el 8 de mayo de ese mismo año.

El tribunal solo se limitó a descartar los procesos por haberse vencido su plazo, y se abstuvo de hacer más pronunciamientos sobre Arias Sánchez en la sentencia. En ningún momento el tribunal determinó que el expresidente cometió un delito o no.

La diputada León admitió posteriormente haberse equivocado al usar “un concepto técnico”.

¿Qué es el “caso Crucitas”?

En su segundo mandato, en octubre del 2008, Óscar Arias firmó un decreto que declaró de interés público la operación de la mina de oro Crucitas, en la zona norte del país, a cargo de la empresa canadiense Industrias Infinito.

Dicho decreto, así como permisos de la Secretaría Técnica Nacional (SETENA) sobre impacto ambiental, fueron anulados en el 2010 por el Tribunal Contencioso Administrativo. El tribunal encontró una serie de irregularidades en su implementación, lo cual desplomó el proyecto minero.

En ese momento, el Contencioso remitió su dictamen al Ministerio Público “para que allí se determine seguir una causa penal” en contra de Arias y otros miembros de su gabinete. En 2011, la Sala Primera ratificó la sentencia del Contencioso que anuló la concesión a Industrias Infinito.

Sin embargo, la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción solicitó desestimar la causa contra el exmandatario en septiembre del 2014, al considerar que no existían pruebas suficientes para una imputación.

Por este caso, el exministro de Ambiente del gabinete de Arias, Roberto Dobles, fue condenado a 3 años de prisión en 2015, por el delito de prevaricato.

Fue a finales de 2018 cuando la Fiscala General, Emilia Navas, acusó penalmente al exmandatario. Los cargos fueron prevaricato y cohecho. El caso estaba en etapa de audiencias para evaluar si era llevado a juicio.

Lo que dijo la diputada

Este viernes, la diputada liberacionista, Yorleny León, retuiteó una noticia del diario La Nación que se titula: “Óscar Arias sobreseído por prescripción en caso Crucitas”.

Le legisladora acompañó la publicación con este comentario: «Los Tribunales de Justicia nuevamente señalan que no hay delito en el proceso contra el expresidente Arias por el caso Crucitas, y dictan el sobreseimiento definitivo. Es una lástima que el Ministerio Público haya gastado tiempo y dinero en una causa que estaba prescrita”.

Aún así, esa afirmación es falsa.

Lo que dice la sentencia realmente

Por solicitud de sus abogados defensores, el tribunal dictó sobreseimiento definitivo a favor de Óscar Arias por los delitos de prevaricato y cohecho porque se vencieron los plazos para investigar tales acusaciones.

Declarar el sobreseimiento de una acusación penal por la prescripción de los hechos imputados no implica que la persona acusada sea inocente o culpable. Con ese dictamen, el tribunal solamente determina que está fuera del plazo para llevar las acusaciones a juicio.

El contenido del dictamen fue divulgado por distintos medios de comunicación y por la defensa legal del exmandatario. Doble Check también tuvo acceso a una copia de la sentencia.

El tribunal indicó que el plazo para llevar a juicio los cargos de prevaricato venció el 14 de diciembre del 2016, pues la pena máxima para ese delito es de seis años, que comenzaron a contar desde el fallo del Contencioso en el 2010.

En cuanto a la acusación de cohecho, la jueza Carla Bonilla Ballestero indicó que prescribió desde el 8 de mayo del 2016. Ese delito también tiene una pena máxima de seis años de cárcel, y se determinó que el plazo para interponer una querella inició el 8 de mayo de 2010, cuando concluyó el mandato de Arias.

Incluso, la sentencia narra que la defensa del exmandatario le solicitó al tribunal un sobreseimiento en razón de que el delito de cohecho no se cometió, alegando que la Fiscalía no había aportado pruebas suficientes desde el 2014.

El juzgado declaró improcedente tal petición, dado que “el hecho de que no se haya logrado contar con la prueba requerida […] es un elemento que dista mucho de pretender alegar que el hecho no se dio o no fue cometido por el encartado”. El tribunal añadió que “se requiere contar con grado de certeza para ello y no nos encontramos ante tal supuesto”.

A partir de la declaración de sobreseimiento, el tribunal se abstuvo de pronunciamientos adicionales sobre Arias. Es decir: la sentencia no entra en la cancha de absolver o culpar al expresidente sobre su rol en el caso de Crucitas.

Diputada rectifica

Horas más tarde del mismo viernes, Yorleny León admitió que se equivocó sobre “un concepto técnico” al decir que el tribunal dictó que “no hubo delito” en el proceso contra Óscar Arias por Crucitas.

Fracción del PLN y ministro de Ambiente divulgaron dato equivocado sobre extracciones ilegales en Crucitas

En resumen: La Fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) y el ministro de Ambiente y Energía divulgaron datos equivocados sobre el monto de extracciones ilegales en Crucitas.

El PLN divulgó que la valoración económica de las extracciones en Crucitas era equivalente a $196 millones, a partir de un estudio de la Dirección de Geología y Minas del Minae realizado entre marzo de 2017 y febrero de 2018. Sin embargo, ese no era el dato final del estudio. El dato de los $196 millones consideraba que los coligalleros hubieran aprovechado el 100% de las áreas intervenidas y hubieran tenido una recuperación efectiva del 100% del oro. Eso no ocurrió.

En realidad, el dato correcto y el cálculo final de la Dirección de Geología y Minas era de $73,5 millones, a partir de las estimaciones de aprovechamiento y recuperación de la entidad. Ni los diputados, ni el jerarca de Ambiente, ni los medios que replicaron el dato del PLN han divulgado esta cifra.

Por otra parte, el ministro de ambiente Carlos Manuel Rodríguez también había divulgado una estimación equivocada. El Jueves 06 de diciembre de 2018, Rodríguez dijo ante la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa que las extracciones “no pasaban de los $1,5 millones”. Ese dato, según dijo a Doble Check, solo se había realizado a partir de imágenes satelitales. El 10 de enero 2019, Rodríguez admitió el error ante los diputados.

En resumen: La Fracción del Partido Liberación Nacional (PLN) y el ministro de Ambiente y Energía divulgaron datos equivocados sobre el monto de extracciones ilegales en Crucitas.

El PLN divulgó que la valoración económica de las extracciones en Crucitas era equivalente a $196 millones, a partir de un estudio de la Dirección de Geología y Minas del Minae realizado entre marzo de 2017 y febrero de 2018. Sin embargo, ese no era el dato final del estudio. El dato de los $196 millones consideraba que los coligalleros hubieran aprovechado el 100% de las áreas intervenidas y hubieran tenido una recuperación efectiva del 100% del oro. Eso no ocurrió.

En realidad, el dato correcto y el cálculo final de la Dirección de Geología y Minas era de $73,5 millones, a partir de las estimaciones de aprovechamiento y recuperación de la entidad. Ni los diputados, ni el jerarca de Ambiente, ni los medios que replicaron el dato del PLN han divulgado esta cifra.

Por otra parte, el ministro de ambiente Carlos Manuel Rodríguez también había divulgado una estimación equivocada. El Jueves 06 de diciembre de 2018, Rodríguez dijo ante la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa que las extracciones “no pasaban de los $1,5 millones”. Ese dato, según dijo a Doble Check, solo se había realizado a partir de imágenes satelitales. El 10 de enero 2019, Rodríguez admitió el error ante los diputados.

El error del PLN

El 6 de diciembre de 2018, el jerarca del Minae dijo ante la Comisión de Ambiente de la Asamblea Legislativa que la explotación de oro ilegal en Crucitas no “pasa más de $1,5 millones”. “Esa es mi apreciación personal y lo vamos a confirmar con un trabajo de campo donde podamos determinar a ciencia cierta, la cantidad de tierra removida”, agregó entonces.

La fracción del PLN contradijo posteriormente al ministro, y denunció que la cifra real era mucho mayor a la del jerarca.

“¡Estamos hablando de un total de 196 millones 103 mil dólares ($196,1 millones) extraídos de manera ilegal! Lo que equivale a 118 mil millones de colones a un tipo de cambio de 605 colones. ¡Sí, casi $200 millones de dólares extraídos ilegalmente!”, dijo la diputada María José Corrales Chacón el 13 de diciembre en un artículo de opinión, publicado en Delfino.cr.

Corales se basaba en un informe remitido el 14 de marzo de 2018 por el coordinador minero de la Región Huetar Norte de la Dirección de Geología y Minas del Minae, Maikol Rojas Araya.

El dato se divulgó sin ser contrastado en La Nación, CRHoy, Monumental, La Prensa Libre, Delfino.cr, Semanario Universidad, Elperiódicocr, Larevista.cr y otra larga lista de medios.  En realidad, todas las menciones al dato estuvieron equivocadas.  

El informe, en realidad, determinaba que el impacto sería de $73,5 millones. Para calcularlo, la Dirección de Geología y Minas integraba dos subtotales en el cálculo:  $196,1 millones y $147,01 millones. La fracción de Liberación Nacional tomó la cifra más alta de todas.

Captura de pantalla sobre informe de la Dirección de Geología y Minas

Doble Check solicitó entrevista con el autor del estudio, Maikol Rojas, a fin de entender la metodología de la investigación. En ella participaron también la Directora de Geología y Minas, Ileana Boschini, y el subdirector, Jorge Obando. Efectivamente, había tres datos, pero solo un resultado.

“El dato final con los ajustes era $73,5 millones”, dijo Rojas. “No son tres datos diferentes, ni fue que incorporamos datos después: todo estaba en el mismo informe. Sabemos que este es un yacimiento de oro diseminado (que no está concentrado en un solo punto). Esa área no está impactada totalmente y justo por eso es que hacemos ajustes a este valor inicial”, señaló.

Rojas explicó que atendió el lugar ante una denuncia de la Fiscalía, e hizo siete visitas al sitio entre marzo de 2017 y febrero de 2018. Sus datos solo abarcan lo analizado en esas fechas, para las 10,4 hectáreas que estaban afectadas para entonces. Según afirma, su departamento ha sido el único que ha hecho trabajo de campo para hacer esta estimación.

Rojas dimensionó las áreas afectadas por la extracción del material en los sistemas fluviales intervenidos y calculó un valor inicial de afectación de $196,1: una estimación general que consideraba un aprovechamiento del 100% de las áreas intervenidas y una recuperación efectiva del oro del 100%. Es un dato crudo, y supone que los coligalleros hubieran arrasado con todo en las áreas analizadas.

A partir de ese dato, se consideró una densidad promedio de aprovechamiento en las áreas intervenidas del 75%, que daba un subtotal de $147 millones.

“Al inicio usted saca el volumen del material ($196,1). Después saca la cantidad de huecos que tiene ese material y le saca el volumen. Lo que hay es lo que estaba en los huecos. (Eso quiere decir que, en promedio) solo sacaron 75% del material. Como que usted tenga un queso roquefort, y le cuente los huecos. Y usted hace un corte…Y le cuenta qué porcentaje de huecos tiene”, explicó el subdirector Jorge Obando.

A partir del subtotal de $147 millones, Geología calculó una recuperación del 50%.

“El 50% es la recuperación porque con mercurio solo se recupera el 50%. El 50% es la recuperación efectiva, porque en una tonelada de oro, si usted la recuperó con mercurio, no era una ¡eran dos! La mitad se quedó en los sedimentos contaminados. Se perdió para siempre. Ya no se puede utilizar porque el mercurio es extremadamente ineficiente”, explicó.

Los coligalleros usan mercurio para extraer el oro de la tierra removida. El aprovechamiento –es decir, la proporción de oro presente en la tierra que se puede extraer–, es solo de la mitad. A escala industrial se usa cianuro, y el aprovechamiento es del 97,5%, según Rojas.

Entonces, los $196,1 millones serían el sueño más salvaje de cualquier coligallero. Pero, considerando todas las limitaciones en el terreno y su forma de trabajar, la estimación baja a $73,6 millones.

Sobre el tema, la Dirección de Geología y Minas trabaja en un nuevo informe que incorpora datos de 18 visitas a la zona, la mayoría de ellas realizadas en el 2018. Según dijeron los investigadores, ha habiado mucho incremento en las áreas, e incluso ya hay túneles de los coligalleros. Por eso, es seguro que la estimación ascenderá para el próximo informe.

El error del ministro de Ambiente

El ministro de Ambiente también cometió un error cuando indicó en diciembre que las extracciones “no pasaban de los $1,5 millones”.

Posteriormente, en enero, el jerarca admitió el error ante la Comisión de Ambiente.

“Yo dije que el oro extraído era entre $1,5 millones y tanto. Estaba completamente equivocado en la apreciación y en la información. Me aventuré en decir esos números porque estamos haciendo los análisis de la información y tuve que haber dicho que era una estimación, y estaba muy lejos de la realidad. Es correcto. Fue un error mío”, señaló ante los diputados.


En entrevista con Doble Check el ministro reconoció que ese primer cálculo solo se había hecho a partir de imágenes satelitales.

Sin embargo, el jerarca introdujo un nuevo dato ante los diputados en enero. Rodríguez agregó que “habiendo revisado un poquito más la información, terminé la tarea y los números me indican que posiblemente se han robado $90 millones”.

El dato proviene de un estudio que no es del Minae, pero –aunque Rodríguez lo envió a Doble Check– solicitó no publicarlo ni nombrar a su autor, puesto que se trata de un documento de un investigador independiente. Aunque el jerarca autorizó a publicar datos del estudio, preferimos no divulgar su contenido, debido a que no podemos poner a disposición de los lectores el documento para su verificación.

En su última exposición ante la Comisión de Ambiente el ministro señaló que se le ocultó el informe de Geología y Minas.

“¿Que si conocía el estudio de geología y minas? No lo conocía. Yo pregunté a Geología y Minas si había estudios de ese tipo, y se me ocultó la información”, dijo el ministro.

Al respecto, la directora de Geología, Ileana Boschini, brinda otra información.

Al ministro se le envió la información por correo electrónico el 9 de mayo. El día en el que él empezó a trabajar aquí en el Ministerio. El 5 de mayo nos habían presentado el nuevo ministro a los directores del Minae, y conversamos sobre la preocupación de Crucitas. El ministro me dijo que él iba a ir a Crucitas el 10 de mayo. Yo incluso le ofrecí acompañarlo, él consideró que no era necesario y yo le dije: “Le voy a mandar la información que tenemos”. Y este informe, el que estamos discutiendo, yo se lo envié. ¿Qué pasó con esa información? Habría que preguntarle al ministro. Yo tengo la evidencia del correo que sí se le mandó”, cerró.