Justicia corrige datos enviados a ONU y Doble Check sobre hacinamiento en cárceles

En resumen: El hacinamiento carcelario sí fue de poco más de 31% en julio del 2018, como lo afirmó el gobierno en el Examen Periódico Universal en mayo pasado. Sin embargo, el gobierno confundió el año cuando dijo que la sobrepoblación en mayo del 2016 era del 48,1%. En realidad el dato corresponde a mayo del 2017.

Los datos provienen del Ministerio de Justicia y Paz. Esta cartera corrigió la información que había suministrado a la Organización de Naciones Unidas (ONU). También corrigió datos desactualizados que había dado a Doble Check, los cuales nos indujeron a error en una publicación de junio pasado.

En mayo, el gobierno de Costa Rica afirmó ante la ONU que “la sobrepoblación en mayo del 2016 era del 48.1%, situándose en julio del 2018 en 31.1%” en total.

La vocería del Ministerio de Justicia y Paz —administrador de las cárceles del país— admitió a Doble Check en aquel momento que «no tenía certeza» de la fuente de ese resultado. «Ningún dato calza con los reportes que tenemos a mano», afirmó la representación del ministerio.

Los datos oficiales dispuestos por Justicia en mayo mostraban un panorama de sobrepoblación carcelario superior al que presentó el gobierno ante la ONU. Así se consignó en una verificación publicada por Doble Check y que hemos retirado a la luz de los datos actualizados.

Después de esa publicación, Casa Presidencial y dicha cartera comunicaron que los registros facilitados a Doble Check eran erróneos y que los resultados presentados a la ONU son verdaderos.

Lo cierto es que el Poder Ejecutivo cometió errores al facilitar sus datos de sobrepoblación en cárceles, tanto a la ONU y a Doble Check.

En primer lugar, el gobierno de Costa Rica confundió la sobrepoblación de mayo del 2016 con el porcentaje de mayo del 2017 en su informe a la ONU por “un error involuntario”. Así, el resultado del gobierno debió medirse entre mayo del 2017 y julio del 2018.

Por otro lado, el Ministerio de Justicia brindó a Doble Check cifras desactualizadas sobre la capacidad de los centros penitenciarios del país durante el 2018. Estos datos provocaron que nuestro chequeo mostrara una tasa de hacinamiento más elevada para ese periodo.

De ese modo, es cierto que la sobrepoblación en centros de adultos estuvo cerca de 30% en julio del 2018 tal como el gobierno anunció en la ONU, según registros actualizados del Ministerio de Justicia.

Aún así, el gobierno costarricense presentó a la ONU el mes con la tasa más elevada de hacinamiento del 2017 y la comparó con el porcentaje mensual más bajo del 2018. Una comparación interanual entre los mismos meses de cada periodo hubiera arrojado un cambio menos favorecedor al publicitado.

Primera respuesta de Justicia: “Ningún dato calza”

A mediados de mayo, Costa Rica presentó su Examen Periódico Universal (EPU) frente al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.

Esa rendición de cuentas estuvo a cargo de la Ministra de Comunicación, Nancy Marín. También contó con la presencia del diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Enrique Sánchez.

Uno de los resultados que el gobierno de Costa Rica reportó ante la ONU fue una disminución de la sobrepoblación carcelaria entre el 2016 y el 2018:

La sobrepoblación en mayo del 2016 era del 48.1%, situándose en julio del 2018 en 31.1%. La sobrepoblación absoluta en junio del 2016 fue de 3.866 personas, para situarse en julio 2018 en 3.411 personas”.

Ante varias consultas de Doble Check, el Ministerio de Justicia y Paz afirmó en ese momento que «no tiene certeza» de la fuente que empleó el gobierno para su informe ante la ONU. «Ningún dato calza con los reportes que tenemos a mano», dijo a Doble Check la jefa de Prensa de esa institución.

En aquel entonces, Justicia facilitó a Doble Check datos de distintos meses entre el 2016 y el 2019, los cuales mostraban que las tasas de sobrepoblación carcelaria parecían mayores a las que el gobierno comunicó en Suiza. Doble Check publicó una verificación con base en esas cifras el 29 de mayo pasado.

En junio, Casa Presidencial envió una respuesta a Doble Check, donde reafirmaba la veracidad de los datos presentados a la ONU. Este medio solicitó aclaraciones adicionales a Justicia y Paz para revisar la información que había sido solicitada.

Así, fue posible constatar que el área de Comunicación de esa cartera brindó a Doble Check datos desactualizados sobre la capacidad de alojamiento del sistema penitenciario, lo que ocasionó imprecisiones en los resultados que se publicaron.

Hubo “error involuntario” en informe a la ONU

En su respuesta de junio, Casa Presidencial reconoció que “el área técnica que suministró las cifras” cometió un “error involuntario” al decir que la tasa de sobrepoblación fue de 48% en mayo del 2016. En realidad, ese porcentaje era de mayo del 2017, y así consta en los anuarios estadísticos de Justicia y Paz.

Así, el resultado que dio el gobierno a la ONU debe medirse entre mayo del 2017 y julio del 2018.

Justicia dio cifras desactualizadas a Doble Check

El hacinamiento carcelario es un porcentaje basado en la capacidad de alojamiento que tienen las cárceles frente a la población que alberga. Hasta marzo de este año, esa tasa se calculaba únicamente en centros para adultos.

Doble Check solicitó datos al Ministerio de Justicia y Paz sobre capacidad de los centros penales en distintas ocasiones durante el mes de mayo. Esa cartera brindó los cortes de diciembre del 2016 y del 2017; de mayo del 2018; y de enero y mayo del 2019, justificando que eran los registros disponibles.

En ese momento, el área de Prensa de esa institución comunicó que la capacidad del sistema penitenciario en todo el 2018 se mantuvo en el corte del 31 de mayo de ese año: 10.332 espacios. Así, la sobrepoblación carcelaria de adultos se situaba por encima de la tasa de 31% que el gobierno anunció para julio de ese año: los cálculos mostraban que la tasa era de 39% en mayo del 2018 y 49% para diciembre.

Sin embargo, después de la publicación del chequeo, Justicia y Paz señaló que las cifras de capacidad de los centros penales en el 2018 que fueron brindadas a Doble Check estaban desactualizadas.

Esa institución justificó que, en julio del 2018, la capacidad del sistema penitenciario aumentó para albergar 11.387 personas. Ese incremento se debió a la apertura de la Unidad de Atención Integral 20 de Diciembre (640 espacios), el Centro de Atención Integral de Heredia (40 espacios), “más otras mejoras en centros institucionales”, según el ministerio.

La subdirectora de Adaptación Social, Daysi Matamoros, facilitó a Doble Check las cifras de capacidad y población penitenciaria de todos los meses del 2018, que pueden revisarse en este enlace.

Esos registros muestran que, tal como afirmó el gobierno ante la ONU, la tasa de sobrepoblación del sistema carcelario del país estuvo cerca de 30% en julio del 2018, y que aumentó al cierre de ese año hasta llegar a 39% en diciembre.

Desde marzo pasado, el Ministerio de Justicia y Paz modificó el método para calcular la sobrepoblación. Entonces empezó a incluir centros penales juveniles en la estimación del promedio nacional, confirmó la vocería de esa entidad. Dicha inclusión disminuyó automáticamente la sobrepoblación total del país a 29% en mayo del 2019. El motivo de la reducción es que estos son centros con poca población y con excedentes de espacio.

De tal modo, al estimar la sobrepoblación al 1.° de mayo solo con cárceles de adultos, el promedio nacional es de casi 36%.

Por esas razones, la sobrepoblación carcelaria era mayor en el mes en que el gobierno presentó su informe en Suiza.

Meses elegidos dan resultado más favorecedor

Los gráficos muestran que el gobierno costarricense presentó a la ONU una comparación entre el mes con la tasa más elevada de hacinamiento del 2017 y el porcentaje mensual más bajo del 2018, lo cual arroja una disminución de unos 18 puntos porcentuales para ese periodo.

Sin embargo, una comparación interanual entre los mismos meses de cada año hubiera arrojado un cambio menos favorecedor que el publicitado.

Por ejemplo, al tomar la cifra de mayo del 2017 (48%)  frente a la tasa de mayo del 2018 (39%), la disminución hubiera sido de 9 puntos porcentuales.

Del mismo modo, en una comparación entre el mes de cierre de cada año, en diciembre, la diferencia interanual hubiera sido de apenas 5 puntos porcentuales.

¿Por qué se brindaron datos desactualizados?

En una entrevista que concedió el Ministerio de Justicia y Paz a mediados de junio pasado, su encargada de Prensa, Emilia Segura, justificó que esa institución había facilitado a la Cancillería los datos actualizados del 2018 sobre el sistema carcelario, como parte de una rendición de cuentas ante el Subcomité contra la Tortura de la ONU.

Sin embargo, la encargada de Prensa admitió que su departamento “no teníamos conocimiento de que esto [el registro actualizado] se entregó a Cancillería”.

No teníamos conocimiento de que en septiembre del año pasado se había presentado esa documentación a la Cancillería. Nos dimos cuenta cuando estaba publicado [la verificación de Doble Check]”, añadió Segura.

La subdirectora de Adaptación Social, Daysi Matamoros, agregó que esa información no fue brindada a Doble Check “porque no entendimos qué era lo que nos estaba pidiendo”. Las solicitudes de información se hicieron sobre cortes mensuales de capacidad y población del sistema carcelario, pero reafirmó que esos son datos que la institución siempre ha remitido.

Matamoros explicó que, actualmente, Justicia y Paz está revisando la precisión de las metodologías para el conteo de la población penitenciaria y la capacidad real de cada centro.

Comentarios