INEC no «ignoró» a 52 mil personas en nueva tasa de desempleo

En resumen: Es falso que el INEC hubiera excluido a casi 52.000 personas como parte de la tasa de desempleo del último trimestre del 2019. El Instituto Nacional de Estadística y Censos publicó el indicador este jueves como parte de su Encuesta Continua de Empleo. El dato fue criticado por el diputado independiente Jonathan Prendas en una publicación en redes.

El INEC estimó que la tasa de desempleo fue de 12,4% de la fuerza de trabajo, compuesta por 2,49 millones de personas. El Instituto anunció que alrededor de 309.000 personas estuvieron desempleadas a finales del año pasado.

El mismo día, el diputado Prendas acusó a la institución de haber ignorado a 52.000 personas “que se cansaron de buscar trabajo”. Prendas afirmó que hay 361.000 personas «sin trabajo», pero que el INEC divulgó que eran menos: 309.000 «personas sin trabajo».

El legislador confunde la definición que emplea el INEC para medir el desempleo en el país. El término está apegado al concepto oficial de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Una persona es desempleada cuando no ha tenido trabajo en la semana previa a la realización de la encuesta. Esa persona también debió estar disponible para trabajar y haber tomado medidas para buscar trabajo pero no lo ha encontrado durante las últimas cuatro semanas.

En cambio, las casi 52.000 personas que Prendas menciona son definidas como «desalentadas». Estas son personas que están disponibles para trabajar pero que han desistido de buscar empleo. Esa población está fuera de la fuerza de trabajo, según la metodología del INEC.

El INEC sí estima la cantidad de personas en esa condición. El Instituto suma esa cifra a la población desempleada para obtener la tasa de desempleo ampliada. Toda esa información se ha calculado en la Encuesta Continua de Empleo y es de acceso público.

Prendas señaló al INEC después de que el 4 de febrero hubiera asegurado en sus redes sociales que el desempleo había llegado al 15%.  La cifra es falsa: el país nunca ha alcanzado esa tasa de desempleo en su versión abierta ni en su versión ampliada.

Doble Check intentó comunicarse telefónicamente con el diputado Prendas, pero no se obtuvo respuesta.

Así es la tasa oficial de desempleo

El INEC publicó la más reciente Encuesta Continua de Empleo (ECE) el jueves 6 de febrero. La encuesta abarcó octubre, noviembre y diciembre del 2019.

El INEC estimó que la tasa de desempleo para ese periodo fue de 12,4% de la fuerza de trabajo, que estaba compuesta por 2,49 millones de personas. El INEC define a la fuerza de trabajo como “personas de 15 años o más que durante el período de referencia participaron en la producción de bienes y servicios económicos o estaban dispuestas a hacerlo”.

La tasa de desempleo de finales del 2019 no tiene diferencias estadísticamente significativas al porcentaje del mismo periodo del 2018. Así lo indicó esa institución en el informe de la ECE.

La acusación de Jonathan Prendas

El diputado independiente del llamado bloque Nueva República, Jonathan Prendas, publicó en sus redes sociales que el INEC ignoró a 52.000 personas “que se cansaron de buscar trabajo”.

Prendas aseguró que el Instituto «reconoce que hay 361 mil personas sin trabajo». El legislador agregó que «el INEC intentó decir hoy que solo 309 mil personas están sin trabajo, ignorando a 52 mil personas que se cansaron de buscar trabajo y hacen lo que sea para ganar plata”.

El legislador hizo esa afirmación un día después de haber asegurado que la tasa de desempleo había llegado a 15%. Entonces no había especificado la fuente del dato o el tipo de información con que había compuesto esa cifra.

Hay 309.000 personas desempleadas

Es falso que el INEC hubiera ignorado a 52.000 personas en su tasa de desempleo. En realidad, Prendas no reconoció la naturaleza de ese indicador.

Es necesario que una persona en edad de trabajar cumpla con tres características simultáneamente para calificar como desempleada. Esa definición está apegada al concepto que emplea la Organización Internacional del Trabajo (OIT):

“Son las personas en la fuerza de trabajo que estaban sin empleo en la semana de referencia, disponibles a participar de la producción de bienes y servicios económicos, buscaron trabajo pero no lo encontraron aunque realizaron medidas concretas de búsqueda durante las últimas cuatro semanas”, indica el informe del INEC.

El INEC también incluye en esa medición a las personas que cumplan esas características, pero que no buscaron empleo en las últimas cuatro semanas porque ya consiguieron y esperan iniciar en los próximos días. También suma a las que esperan el reinicio de operaciones en una actividad suspendida temporalmente o esperan respuesta de búsquedas de trabajo anteriores.

Tales condiciones de análisis permiten que la encuesta amplíe las posibilidades de que una persona sea captada como desempleada, indicó a Doble Check la coordinadora de divulgación estadística del INEC, Pilar Ramos.

Así, 12,4% de la fuerza de trabajo —309.465 personas— cumplió con esas características en el último trimestre del año pasado. Esa fue la cifra que el INEC anunció como la tasa de desempleo.

Se mantiene tasa histórica de desempleo

Costa Rica había alcanzado, hace justo un año, la tasa más alta de desempleo registrada por la ECE: 12%. La encuesta del último trimestre arrojó un valor mayor (12,4%), pero el margen de error del instrumento no permite afirmar que hubiera una diferencia estadísticamente significativa.

Es decir, aunque no se puede afirmar que hubiera aumentado, sí se puede decir que Costa Rica se mantiene en los niveles de desempleo más altos que se han registrado desde julio del 2010, cuando se empezó a aplicar la ECE.

Sí hay 51.641 personas desalentadas, pero es una medición distinta

Las miles de personas que Jonathan Prendas achaca al INEC son definidas como desalentadas. Estas se clasifican en una medición complementaria a la tasa de desempleo.

La población desalentada está fuera de la fuerza de trabajo. Es decir, son personas que “no estuvieron ocupadas en la semana de referencia y que en las cuatro semanas anteriores a la entrevista no realizaron ningún tipo de gestión de búsqueda para conseguir un trabajo”.

Según el INEC, las personas se califican como «desalentadas» cuando responden que no buscaron trabajo porque “no tienen dinero para buscar; se cansaron de buscar; no le dan trabajo por edad, sexo, raza, discapacidad u otro; no hay trabajo en la zona o porque en esta época del año no hay trabajo”.

La Encuesta Continua de Empleo registra a esa población desalentada. Este conteo  puede sumarse con las personas desempleadas en una nueva categoría denominada como desempleo ampliado.

“Mostramos un indicador adicional que puede ser relevante en términos de política pública, porque eventualmente podríamos estar en una situación de contracción muy fuerte donde el desempleo abierto está disminuyendo pero el desempleo desalentado está aumentando. En el fondo, podría ser una estadística complementaria”, explicó Pilar Ramos.

La tasa de desempleo ampliado (desempleados más desalentados) fue de 14,2% para el último trimestre del 2019, número más cercano al 15% que Prendas había denunciado el miércoles.

El diputado declinó revelar su fuente a la prensa luego de esa afirmación. Posteriormente anunció en sus redes que estaba tomando en cuenta también a las personas que habían renunciado a buscar trabajo.

¿Por qué se omite a los desalentados en la tasa oficial de desempleo?

La directora de divulgación estadística del INEC y la coordinadora de la ECE, María Luz Sanarrusia, justificaron el uso oficial de la tasa de desempleo por razones de análisis internacional e histórico. También refirieron que así lo indican los lineamientos de la OIT.

“En términos de desempleo desalentado, llega a ser una estadística que saca el INEC, pero no es el desempleo oficial en tanto estamos captando personas que, desde su percepción o su experiencia, señalan estar disponibles pero no buscan trabajo, no hicieron el hecho concreto y corroborable que señala ser un desempleado abierto”, explicó Ramos.

Según las expertas, las acciones concretas para la búsqueda de trabajo son el elemento que permite identificar a las personas que están presionando en forma activa en el mercado de trabajo.

“[Los desalentados] están apuntando a situaciones donde la persona dice que no buscó trabajo por discriminación o porque no hay trabajo donde vive por su experiencia o su percepción, y por lo tanto no pueden ser considerados dentro de este desempleo abierto con el que internacionalmente se señala y se comparan los países”, añadió la jerarca del INEC.

Comentarios