Video de sindicato difunde falsedades sobre educación dual desde el 2016

En resumen: Un video de la Asociación Nacional de Educadores (ANDE) que contiene  afirmaciones falsas sobre los proyectos de ley de educación dual ha sido difundido en redes sociales desde el 2016.

El 6 de junio de ese año, el sindicato publicó un video donde mostraba su oposición al proyecto 19.019 que se discutía en la Asamblea Legislativa. En aquel momento, la iniciativa se titulaba “Ley para la regulación de la educación o formación profesional técnica en la modalidad dual en Costa Rica”.

Ese proyecto no prosperó y se archivó. A pesar de ello, el video publicado por ANDE permaneció en su perfil de Facebook. En el último mes, ese material ha sido compartido miles de veces por otros perfiles en esa plataforma. Los usuarios pueden ser llevados a inferir incorrectamente que las afirmaciones del sindicado corresponden al nuevo proyecto de educación dual, que es tramitado con el expediente 20.786

Doble Check revisó los textos de la iniciativa que se discutía en el 2016, así como el proyecto que se tramita actualmente en la Asamblea Legislativa. Doble Check también contrastó la información con el director de Educación Técnica y Capacidades Emprendedoras del Ministerio de Educación Pública (MEP), Pablo Masís.

El video contiene varias afirmaciones que no son verificables porque son interpretaciones o pronósticos del sindicato. Por ejemplo, se afirma que la educación dual busca proveer mano de obra barata a las empresas. También se dice que las becas otorgadas en ese sistema pueden ser «señuelos» para que estudiantes de escasos recursos abandonen los centros educativos.

Sin embargo, hallamos tres afirmaciones del video que sí son verificables y que resultaron falsas con respecto a las propuestas de ley:

  1. “Las materias académicas, deportivas y artísticas son sustituidas por una práctica laboral de tres años”.
  2. “Al final de ese tiempo, los y las estudiantes solo obtendrían una certificación como técnicos medios, y no el título de Bachillerato de secundaria”.
  3. “Podría disminuir, poco a poco, la matrícula de los colegios académicos y técnicos”.

¿Cuáles son los proyectos de educación dual?

El proyecto 19.019, titulado como “Ley para la regulación de la educación o formación profesional técnica en la modalidad dual en Costa Rica”, entró a corriente legislativa en diciembre del 2013.

Aquel proyecto pretendía regular una modalidad educativa donde la persona estudiante puede formarse simultáneamente en dos ámbitos de aprendizaje: una institución de la Educación y Formación Técnica Profesional (EFTP) y una empresa o centro de formación para la empleabilidad.

El video del ANDE se refería a ese proyecto de ley. Sin embargo, su plazo de discusión se venció y el texto pasó al archivo del Congreso en octubre del 2017.

A finales de abril del 2018, el diputado Ronny Monge, del Partido Liberación Nacional (PLN), propuso una nueva iniciativa de ley similar sobre educación dual. Este proyecto se mantiene en discusión de Plenario actualmente. La nueva versión se tramita con el expediente 20.786 y se titula “Ley de educación y formación técnica dual (anteriormente denominado): ley de educación dual”.

El video de ANDE se refiere al proyecto que ya está archivado. Aún así, este ha sido compartido por otros perfiles en Facebook durante las protestas contra la iniciativa de ley actual, lo cual puede inducir al error.

“Las materias académicas, deportivas y artísticas son sustituidas por una práctica laboral de tres años”

La afirmación del ANDE es falsa para el sistema de aprendizaje del MEP. El tiempo de aprendizaje del sistema dual está limitado a las horas previstas actualmente para los programas de especialidad técnica. Es decir, es comparable al sistema de los colegios técnicos que operan actualmente.

El proyecto de ley de junio del 2016  —cuando ANDE publicó su video— proponía una serie de requisitos específicamente para «planes de estudio para la educación y formación técnica profesional» que implementaran el sistema dual (capítulo 3).

La propuesta actual tampoco incluye cambios en la proporción de las mallas académicas de los estudiantes de colegios técnicos.

Pablo Masís, director de Educación Técnica y Capacidades Emprendedoras del MEP, ahondó sobre este tema. El funcionario explicó que ese ha sido el método aplicado en un plan piloto de educación dual en colegios técnicos desde el 2017, donde participan 106 estudiantes:

“El estudiante de un colegio técnico va 40 horas al colegio entre lunes y viernes. De esos cinco días, el estudiante pasa tres días en la especialidad técnica, y los otros dos días hace toda la parte académica. Entonces, en un programa dual, ya sea el nuestro o cualquier otro a partir de la ley, el estudiante va a ir a la empresa dentro de las horas en que está en la especialidad; no puede ir a la empresa cuando le toca Español o Matemáticas o Estudios Sociales”, dijo el directivo del MEP.

“Al final de ese tiempo, los y las estudiantes solo obtendrían una certificación como técnicos medios, y no el título de Bachillerato de secundaria”

Esto es incorrecto. Cada estudiante obtiene un Bachillerato en Educación Media al final de la formación en un colegio técnico profesional. También obtiene un título de Técnico Medio de nivel 4 en su especialidad, según el Marco Nacional de Cualificaciones. Esa estructura se ha mantenido para los alumnos que participan en el plan piloto de educación dual del MEP, confirmó el director de Educación Técnica del MEP.

“Si el estudiante llevó la especialidad en el modelo dual, la diferencia es que su Técnico Medio es en modalidad dual, pero siempre tiene que ser egresado y haber terminado sus estudios de Bachillerato para obtenerlo”, añadió Masís.

Los textos del antiguo proyecto de educación dual y la nueva propuesta carecen de artículos o incisos que sustituyan el Bachillerato en Educación Media por un Técnico Medio del MEP.

La iniciativa legislativa del 2016, en su artículo 22, solo establecía que una de las responsabilidades del centro educativo era «certificar a las personas estudiantes que logran finalizar el plan de estudios y el proceso de formación profesional técnica bajo la modalidad dual».

El artículo 19 del proyecto de educación dual que se discute actualmente requiere que las instituciones educativas emitan una constancia de competencia y un diploma “de acuerdo con lo establecido en el Marco Nacional de Cualificaciones de la EFTP-CR [Educación y formación Técnica Profesional de Costa Rica] y la normativa vigente”.

Entonces, la afirmación del ANDE es falsa.

“Podría disminuir, poco a poco, la matrícula de los colegios académicos y técnicos”

Es falso que los estudiantes de colegios académicos podrían optar por programas de educación dual. Esas instituciones carecen de programas de Educación y Formación Técnica Profesional (EFTP).

En esta afirmación ANDE hace una proyección a futuro. Sin embargo, su interpretación está limitada por el principio de alternancia del proyecto de ley: la persona estudiante debe llevar una formación técnica simultánea en el centro educativo y en la empresa o centro de formación.

La propuesta legislativa del 2016 —cuando el ANDE estrenó su video— definía que “la educación y formación profesional técnica en la modalidad dual debe ser alterno y simultáneo, para que la persona estudiante adquiera los conocimientos teóricos y los ponga en práctica al mismo tiempo”. El texto de aquella época proponía que el estudiante pasara un mínimo de un tercio de su programa técnico en el centro educativo y no más de dos tercios en la empresa formadora.

Por su parte, el proyecto de ley actual establece una estructura similar. En esta iniciativa, la formación se daría en dos ámbitos: en el centro educativo y en una empresa o centro de formación. Esta educación se daría “de manera alterna y simultánea, para que la persona estudiante adquiera los conocimientos teóricos y los ponga en práctica al mismo tiempo”, indica el texto en el inciso M del artículo 4. El proyecto que se discute ahora advierte que «la cantidad de horas que la persona estudiante permanezca en la empresa dependerá del diseño curricular del programa de EFTP correspondiente».

Según esos principios, la interpretación del ANDE es errónea para ambos proyectos, apunta el jerarca Pablo Solís.

“No se reducen las lecciones porque el docente sigue siendo el profesor de ese estudiante. No es que el estudiante se fue para la empresa y lo vi dentro de tres años. El estudiante está en la empresa y está en el colegio, y ocupará capacitación del profesor”, dijo el director de Educación Técnica del MEP.

El proyecto que se debatía en el 2016 establecía que los docentes debían «visitar las instalaciones de la empresa formadora y desarrollar actividades de acompañamiento pedagógico». De forma similar, el artículo 20 del proyecto de ley actual propone que cada estudiante “sea visitado en la empresa o centro de formación para la empleabilidad por los docentes asignados por el centro educativo al que pertenece”.

Masís argumentó que su jefatura del MEP no prevé que todo el estudiantado de colegios técnicos opte por un modelo dual. Esto es así porque el proyecto de ley no requiere un ingreso obligatorio de sus partes. Es decir, la participación en esta modalidad es voluntaria tanto para empresas como para estudiantes de colegios técnicos.

“¿Todos los estudiantes de un grupo irían a las empresas a la misma hora, los mismos días de la semana, y todos al mismo horario? No necesariamente. Unos estudiantes pueden estar en una empresa y otros estudiantes en otra, y no tener el mismo horario. Es decir, el profesor va a estar disponible para los otros estudiantes. Además, el profesor hace una labor de supervisión en la empresa; el profesor tiene que estar yendo a la empresa”, agregó el directivo del MEP.

Doble Check solicitó detalles al ANDE sobre el método para llegar a su conclusión, pero no se obtuvo detalle.

La respuesta de ANDE

La vocera de prensa del ANDE indicó a Doble Check que el video difundido por ese sindicado “es viejo y corresponde a otro proyecto de ley, no al actual” y que “no puede tomarse como información actualizada  porque no lo es”.

La ANDE justificó que “los distintos textos del expediente 19.019 resultaban ambiguos y dejaban lugar a múltiples interpretaciones”.

“ANDE realizó consultas a expertos y a docentes de colegios técnicos, quienes, haciendo una interpretación integral de dicho proyecto, señalaban que la creación de un órgano especializado en Educación Dual, con autoridad para establecer las reglas en esta materia, pasando incluso por encima del Consejo Superior de Educación, resultaba peligroso”, explicó el sindicato.

“Entre los riesgos que cabían dentro del abanico de posibilidades, estaba que dicho órgano hubiese podido eliminar de los centros educativos, donde se impartiera la modalidad dual, el área académica con tal de satisfacer el requerimiento de horas de trabajo estudiantil, demandado por las empresas participantes de esta modalidad”, añadió el ANDE por medio de su área de prensa.

Es cierto que el proyecto de ley de educación dual que se discutía en el 2016 proponía la creación de un Consejo Nacional de Educación Dual adscrito al MEP para la regulación de ese modelo.

Sin embargo, en su artículo 3, el proyecto de ley excluía de esas funciones  a “las competencias propias (exclusivas y excluyentes) del Consejo Superior de Educación, el Instituto Nacional de Aprendizaje, el Consejo Nacional de Educación Superior Universitaria Privada,  y el Consejo Nacional de Rectores”.

 

Nota del editor: Las verificaciones de Doble Check parten de afirmaciones que se hacen en el ámbito público. Un ejemplo de estas es el video divulgado por ANDE. Esta verficación nació de varias solicitudes a nuestras redes sociales. Como es nuestra práctica, Doble Check extendió varias preguntas a la fuente original de la información, es decir, a la propia ANDE. Ante nuestras consultas, la asociación de educadores respondió con sus propias interrogantes a la espera de una verificación ampliada. El sindicato no indicó que sus preguntas hubieran partido de afirmaciones en el discurso público, por lo que no consideramos que fueran objeto de nuestro trabajo. No obstante, en afán de enriquecer la discusión del proyecto que se tramita en la Asamblea Legislativa, reproducimos las dudas de ANDE a continuación:

“1. ¿En qué artículo o inciso, el proyecto garantiza que aumentarán las opciones de empleo en el país y qué mecanismos concretos establece el proyecto, para medir dicho objetivo?”
2. ¿Hay algún artículo o inciso que garantice un empleo a los estudiantes que participan de la modalidad dual? Por ejemplo, ¿se obliga, de alguna manera, a las empresas a contratar un porcentaje mínimo de los estudiantes de los que dispusieron durante el periodo de formación dual? ¿Podría suceder que una empresa reciba estudiantes durante décadas sin contratar a uno solo de ellos?”
“3. ¿Qué artículo o inciso impide que el empresario pueda asignar funciones, tareas o responsabilidades laborales a un estudiante? ¿Contempla el proyecto alguna sanción para las empresas que traten de utilizar la fuerza de trabajo estudiantil, para satisfacer sus necesidades de producción?”
“4. ¿Qué mecanismos contempla el proyecto para prevenir que los empresarios que participan de la modalidad dual puedan reemplazar a trabajadores formales por estudiantes-trabajadores?”

Comentarios