¿Solo Costa Rica quitó el sexo de las cédulas? Casos en tres países lo ponen en duda

En resumen: Puede ser que Costa Rica haya sido el único país que haya eliminado la referencia al género en un documento oficial de identificación, pero está muy lejos de ser el primero en ajustar un documento oficial para que no contradiga la identidad autopercibida de un ciudadano o una ciudadana.

Un video compartido en redes sociales y en mensajes privados de Whatsapp, con el logo de la página de Facebook “Despierta Costa Rica” alega que “prácticamente Costa Rica es el único país que ha eliminado el sexo de su cédula de identidad”. “¿Somos potencia mundial o un ridículo global?” (el video usa música de Réquiem for a Dream. Es toda una joya).

La premisa del video es engañosa. Según un trabajo de periodismo investigativo de National Geographic del 2016, casi un tercio de los países del mundo había adoptado distintas medidas para el cambio de género en documentos oficiales.

En Costa Rica se optó por la eliminación de la referencia al sexo. En otros países se ha optado por medidas que amplían las posibilidades de identificación: permiten el cambio de género entre hombre y mujer, o permiten usar una referencia no binaria.

No encontramos evidencia que refute la afirmación de que Costa Rica sea el único país que ha eliminado el sexo de su cédula de identidad del todo. Eso sí, encontramos casos especiales en Latinoamérica que, al menos, la ponen en entredicho.

Por ejemplo, los documentos de identidad en Uruguay no incluyen el género ni el sexo, pero sí incorporan un dígito en la identificación que determina el género y la condición legal de la persona. El Instituto Nacional Electoral de México decidió en diciembre de 2018 eliminar las referencias al sexo y al domicilio de las personas, para convertirlas en opcionales. En Argentina solo en dos casos particulares se ha omitido el género de las identificaciones, a petición de las personas interesadas.

En resumen: Puede ser que Costa Rica haya sido el único país que haya eliminado la referencia al género en un documento oficial de identificación, pero está muy lejos de ser el primero en ajustar un documento oficial para que no contradiga la identidad autopercibida de un ciudadano o una ciudadana.

Un video compartido en redes sociales y en mensajes privados de Whatsapp, con el logo de la página de Facebook “Despierta Costa Rica” alega que “prácticamente Costa Rica es el único país que ha eliminado el sexo de su cédula de identidad”. “¿Somos potencia mundial o un ridículo global?” (el video usa música de Réquiem for a Dream. Es toda una joya).

La premisa del video es engañosa. Según un trabajo de periodismo investigativo de National Geographic del 2016, casi un tercio de los países del mundo había adoptado distintas medidas para el cambio de género en documentos oficiales.

En Costa Rica se optó por la eliminación de la referencia al sexo. En otros países se ha optado por medidas que amplían las posibilidades de identificación: permiten el cambio de género entre hombre y mujer, o permiten usar una referencia no binaria.

No encontramos evidencia que refute la afirmación de que Costa Rica sea el único país que ha eliminado el sexo de su cédula de identidad del todo. Eso sí, encontramos casos especiales en Latinoamérica que, al menos, la ponen en entredicho.

Por ejemplo, los documentos de identidad en Uruguay no incluyen el género ni el sexo, pero sí incorporan un dígito en la identificación que determina el género y la condición legal de la persona. El Instituto Nacional Electoral de México decidió en diciembre de 2018 eliminar las referencias al sexo y al domicilio de las personas, para convertirlas en opcionales. En Argentina solo en dos casos particulares se ha omitido el género de las identificaciones, a petición de las personas interesadas.

El sexo y el género en el papel

Para este chequeo contactamos al Tribunal Supremo de Elecciones de Costa Rica y a colegas de equipos de verificación de noticias falsas de otros países, como Chequeado, Animal Político, UYCheck, entre otros. También revisamos la legislación de los países citados, e hicimos varias consultas oficiales a países mencionados y otros que no integramos en el artículo.

Identificamos que los documentos de identidad emitidos por la Dirección Nacional de Identificación Civil de Uruguay no incluyen el sexo ni el género de la persona. El dato no aparece explícitamente en las cédulas de los uruguayos, ni de los ciudadanos legales ni de los extranjeros.

Eso sí, aunque no se incluye una designación explícita del género, el séptimo dígito de la identificación se refiere al género de la persona y a su condición legal (hombre o mujer uruguaya, hombre o mujer extranjera etcétera). Así como en Costa Rica tener el numeral 1 supone haber nacido en San José y el numeral 2 supone haber nacido en Alajuela, en Uruguay tener un 4 implica ser una mujer extranjera, y tener un 5 implica ser un hombre ciudadano legal. Para más detalles se puede consultar la ley 14.193.

El 19 de octubre del año pasado Uruguay aprobó también una ley que implica cambios en el sistema estadístico para reconocer la identidad de género e incorporar las categorías de hombre o mujer trans. La discusión se ha extendido, incluso, a menores de edad.

La situación de México también pone en entredicho al video. El 19 de diciembre de 2018 el Instituto Nacional Electoral de México (INE) publicó un comunicado de prensa en el que detalla una actualización de las credenciales para votar. “Como medidas optativas visibles quedarán el sexo de la persona, el domicilio y la leyenda “desde el extranjero”“, señala el comunicado. Eso sí, el dato se integra al código bidimensional QR al reverso de la credencial.

En Argentina el género sí aparece en los documentos de identificación, pero existen excepciones a la regla. La provincia de Mendoza aceptó en noviembre de 2018 que se omitiera el género de dos personas, pues no se identificaban como hombres o mujeres. Argentina también es uno de los pocos países en el globo (cinco, según National Geographic) en donde el cambio legal de género es legal sin restricciones. Así ocurre desde el 2012, tras la aprobación de la Ley de Identidad de Género de Argentina, bajo el número 26.743.

Según una extensa recopilación mundial de aparatos normativos hecha por National Geographic, casi un tercio de los países permite hacer cambios a los documentos de identidad, según el género percibido. La recopilación, hecha en 2016, destaca que en 46 es posible el cambio legal del género. En otra treintena de países eso es solo posible en determinadas regiones, o con algunas restricciones.

En Costa Rica

La decisión del Tribunal Supremo de Elecciones de eliminar el sexo de las cédulas de identidad se basa en la respuesta de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que indicaba que Costa Rica debía garantizar la rectificación del nombre de las personas interesadas en hacerlo.

Aunque el dato del sexo en las cédulas se omita y aunque se puede cambiar el nombre, el dato del sexo continúa apareciendo en los sistemas del Registro Civil. Así lo indicó Andrei Cambronero, letrado del Tribunal Supremo de Elecciones a Doble Check. Según Cambronero, la posibilidad de que el Estado cambie sus registros para que incorporen el género autopercibido, en lugar del sexo, requerirá de un cambio en las leyes.

Coda

Esta publicación del Club Venue es obviamente falsa. El TSE también confirmó oficialmente a Doble Check que no es una comunicación emitida por la institución.