El PANI sí es accionista de La Nación… desde 1951

En resumen: Es correcta una información compartida por el exdiputado libertario Otto Guevara en la que indica que el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) es accionista del diario La Nación. Sin embargo, esa no es la historia completa. En realidad, el PANI es accionista de La Nación debido a una donación hecha en 1951 […]

En resumen: Es correcta una información compartida por el exdiputado libertario Otto Guevara en la que indica que el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) es accionista del diario La Nación.

Sin embargo, esa no es la historia completa. En realidad, el PANI es accionista de La Nación debido a una donación hecha en 1951 por  Amparo López-Calleja (es decir, una donación realizada apenas cinco años después de la fundación del matutino).

El Patronato mantiene sus acciones en La Nación pues, según la institución, esos títulos le permiten tener dividendos cercanos a los ₡252.000 al año. En total, el valor de la inversión del PANI en el periódico por estas acciones es de ¢ 50.402.000.

La donación

Según confirmó Óscar Cascante, del departamento Financiero Contable del PANI, las acciones que tiene la institución son un legado de la filántropa Amparo López-Calleja (quien se identificaba a sí misma coo Amparo de Zeledón), que se hizo vigente en 1951 (un par de décadas después de que el PANI empezara a funcionar).

La donación de López-Calleja proviene de su testamento y fue efectiva en el año 1951. Según el documento, la filántropa dejó “3 centésimas de las acciones para una campaña vigorosa contra el teatro inmoral que tanto daño le ha hecho al país (especialmente al cine nacional)”.

No encontramos información que explique por qué Zeledón habría querido que el PANI usara los fondos de los dividendos en La Nación para “luchar vigorosamente contra el teatro inmoral”. Sin embargo, la tesis El Patronato Nacional de la Infancia: creación y evolución, 1930-1980 de Marta Brenes y Efraín Mejía arroja algunas luces y señala que en 1949 el PANI firmó un convenio con la Asociación Conservatorio Castella para adquirir un cinematógrafo educativo que se dio en arrendamiento al centro educativo.

De hecho, Amparo López-Calleja (cubana de nacimiento) fue miembro de la Junta Directiva del PANI, y sus aportes a la infancia en la época fueron clave. Por ejemplo, López-Calleja presidió La Gota de Leche, una organización que asistía económicamente a niñas y niños pobres y dar asilo a huérfanos.

Según Cascante, del departamento Financiero del PANI, el monto que la institución recibe por el legado de la filántropa es poco significativo.

“Recibimos dividendos de casi ₡252.000 al año, y van en caída”, agregó Cascante. “Para un presupuesto de ₡101 mil millones, que es lo que tiene el PANI eso casi no es nada”, dijo.

Los accionistas

La información de Otto Guevara estaba basada en publicación divulgada en la edición impresa del miércoles 20 de marzo de La Nación. La publicación responde a la ley 6220 que obliga a los medios de difusión (incluidos periódicos, agencias de publicidad y medios de radio y televisión) a publicar sus listas de accionistas. Puede ver el listado de accionistas de La Nación del 2019 en este enlace.

A pesar de la participación accionaria del PANI en La Nación, la entidad asegura que “no participa en las reuniones de accionistas” y su única actividad en el medio es ser “receptora de los dividendos ganados”. Además, la entidad asegura que planea tomar medidas a corto plazo para vender las acciones donadas a la institución.

Aunque la lista de accionistas de La Nación registra 786 personas físicas y jurídicas como accionistas, la empresa está controlada en un 49% por un mismo grupo familiar, según aparece en su sitio web.

Jaime Manuel Jiménez Solera participa en varias sociedades que reúnen una participación total accionaria del 24,15% del grupo. Su primo, Manuel Francisco Jiménez Echeverría participa directa e indirectamente (a través de sociedades) con un 10.41%.

En 1981 Marisia Jiménez Echeverría (hermana de Manuel Francisco) contrajo matrimonio con Pedro Antonio Abreu Mc Donough (hoy divorciados). Él y su hijo controlan también un 14,26% de la participación accionaria. Las relaciones familiares se comprobaron a partir de consultas en el Registro Civil.

Entre otros grupos de accionistas integrados a la lista, se incluye Marín Raventós S. A., en la que Nuria Marín Raventós -esposa del excandidato presidencial Antonio Álvarez- participa en la Junta Directiva como secretaria.

Planillas de instituciones sociales crecieron, pero no como dice Ivonne Acuña

En resumen: La diputada independiente Ivonne Acuña divulgó que la cantidad de puestos laborales aumentó en instituciones públicas del sector social durante los últimos 4 años. Aunque la mayoría de los señalamientos de Acuña son verdaderos, la diputada también compartió una cifra totalmente falsa.

La diputada acertó los datos que compartió del Instituto Nacional de Desarrollo Rural (Inder), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu) y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI). En el último cuatrienio, la planilla en esas instituciones creció entre 9% y 60%.

Sin embargo, Acuña dijo que la planilla de la Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad (Dinadeco) aumentó 93% durante los últimos 4 años. El dato es falso: no hubo apertura de nuevas plazas en Dinadeco en el periodo señalado por la legisladora, según los registros de esa institución.

En resumen: La diputada independiente Ivonne Acuña divulgó que la cantidad de puestos laborales aumentó en instituciones públicas del sector social durante los últimos 4 años. Aunque la mayoría de los señalamientos de Acuña son verdaderos, la diputada también compartió una cifra totalmente falsa.

La diputada acertó los datos que compartió del Instituto Nacional de Desarrollo Rural (Inder), el Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), el Instituto Nacional de la Mujer (Inamu) y el Patronato Nacional de la Infancia (PANI). En el último cuatrienio, la planilla en esas instituciones creció entre 9% y 60%.

Sin embargo, Acuña dijo que la planilla de la Dirección Nacional de Desarrollo de la Comunidad (Dinadeco) aumentó 93% durante los últimos 4 años. El dato es falso: no hubo apertura de nuevas plazas en Dinadeco en el periodo señalado por la legisladora, según los registros de esa institución.

Los datos ciertos

En la sesión legislativa del pasado 19 de noviembre, la diputada Ivonne Acuña dijo que se había puesto a “estudiar el tema de creación de plazas y nombramientos en algunas instituciones autónomas del sector social”, ya que la Asamblea Legislativa estaba discutiendo el presupuesto del Gobierno del 2019.

“Ciertamente se requiere aumentar la inversión basado en evidencia, y mejorar los resultados para lograr erradicar la pobreza extrema y brindar mejores y oportunos servicios de salud a la ciudadanía”, dijo la diputada.

Luego, Acuña presentó una serie de datos sobre el crecimiento de planillas en instituciones públicas de labor social:

En este estudio encontré que, de mayo del 2014 a mayo del 2018, la planilla de IMAS aumentó en un 35%; eso es casi 300 funcionarios más. La planilla del Inamu aumentó en un 40,52%. ¡La planilla de Dinadeco aumentó en un 93%! Prácticamente, se duplicó. La planilla del PANI aumentó en un 55,50%; esto es 459 funcionarios más. En el Inder, la planilla aumentó casi en un 10%”.

La mayoría de esos datos son ciertos o muy cercanos a la verdad, según los registros de Recursos Humanos de cada entidad a diciembre del año pasado.

Por ejemplo, Acuña dijo que la planilla del PANI creció 55.50%. Según esa institución, su cantidad de puestos laborales aumentó 60% en el último cuatrienio, para un total de 1326 personas empleadas.

La diputada también acertó los datos que compartió sobre el IMAS y el Inamu: el aumento de plazas en esas instituciones fue de 36% y 41%, respectivamente.

Así se comportaron las planillas de las instituciones públicas mencionadas por Ivonne Acuña entre los años 2014-2018 (Fuente: Recursos Humanos de cada entidad).

Igualmente, Acuña estuvo cerca del aumento de planilla en el Inder: la legisladora dijo que se abrieron 10% más plazas en los últimos cuatro años, y los registros facilitados por esa entidad indican que la cantidad de empleados aumentó casi 9%.

En el Inamu y en el Inder, el aumento de la planilla se dio mayormente por la apertura de plazas temporales por servicios especiales.

“Las plazas por servicios especiales son aprobadas por un tiempo determinado, generalmente por un año  y por un proyecto específico. En el momento en que la autoridad presupuestaria no las apruebe, no se puede continuar con el nombramiento de los funcionarios”, explicó el área de Recursos Humanos del Inder.

El dato falso

El único dato de la diputada Acuña que contradice los registros institucionales está relacionado con Dinadeco.

La legisladora independiente anunció en el Plenario que la planilla en dicha institución se infló 93% en el pasado cuatrienio. Sin embargo, la respuesta de Dinadeco a una consulta de Doble Check es que su número de empleados se mantuvo igual: 153 plazas.

El área de Recursos Humanos de Dinadeco especificó que la última vez que tuvieron nuevos puestos laborales fue en el 2010, cuando se habilitaron siete plazas para promoción social y administración.

Se intentó contactar a Ivonne Acuña, pero no contestó los mensajes enviados por Whatsapp. Tampoco contestó oportunamente un mensaje de correo electrónico. Su despacho comunicó que la diputada está en Estados Unidos y que no podían contestar consultas sin su autorización.