Claudio Alpízar exageró hasta seis veces peso de migrantes en programas sociales

El politólogo y conductor de televisión Claudio Alpízar exageró el peso que tienen las personas migrantes nicaragüenses como beneficiarias de programas sociales estatales.

Alpízar afirmó en una publicación en su página de Facebook el 11 de junio que más de un 60% de los bonos de vivienda están destinados a nicaragüenses. Agregó que ello también ocurre con otros programas de asistencia social. También dijo que el 85% de ayudas de Comedores escolares en Pavas y La Uruca están destinadas a población migrante.

Todas estas apreciaciones son falsas cuando se las contrasta con datos institucionales.

Cerca del 91% de los bonos de vivienda otorgados en el 2019 fueron para nacionales. Personas costarricenses también fueron las beneficiarias en más del 95% del total de transferencias del IMAS durante el primer trimestre del 2020. El Ministerio de Educación no cuenta con información desagregada al nivel comunitario expresado por Alpízar. Eso sí, su cifra confunde la percepción sobre cuántas personas nicaragüenses agrupa el sistema educativo y cómo, supuestamente, estarían acaparando recursos. En total, los estudiantes extranjeros (no solo nicaragüenses) representan el 4,2% de la población estudiantil.

Doble Check le solicitó a Claudio Alpízar la fuente de sus datos pero él indicó que debía reservársela, pues «la fuente está involucrada en el sector».

El politólogo y conductor de radio y televisión Claudio Alpízar exageró el peso que tienen las personas migrantes nicaragüenses como beneficiarias de programas sociales estatales.

Alpízar afirmó en una publicación en su página de Facebook el 11 de junio que más de un 60% de los bonos de vivienda están destinados a nicaragüenses. Agregó que ello también ocurre con otros programas de asistencia social. También dijo que el 85% de ayudas de Comedores escolares en Pavas y La Uruca son aprovechadas por migrantes.

Todas estas apreciaciones son falsas cuando se las contrasta con datos institucionales.

Cerca del 91% de los bonos de vivienda otorgados en el 2019 fueron para nacionales. Personas costarricenses también fueron las beneficiarias en más del 95% del total de transferencias del IMAS durante el primer trimestre del 2020. El Ministerio de Educación no cuenta con información desagregada al nivel comunitario expresado por Alpízar. Eso sí, su cifra confunde la percepción sobre cuántas personas nicaragüenses agrupa el sistema educativo y cómo, supuestamente, estarían acaparando recursos. En total, los estudiantes extranjeros (no solo nicaragüenses) representan el 4,2% de la población estudiantil.

Doble Check le solicitó a Claudio Alpízar la fuente de sus datos pero él indicó que debía reservársela, pues «la fuente está involucrada en el sector».

¿Qué dijo Claudio Alpízar?

Alpízar hizo una publicación que empezó con la frase: «La migración nos está terminando de ahogar en nuestra crisis económica y social». La mayoría del texto expresa opiniones sobre lo que considera una falta de transparencia del gobierno en la atención del COVID-19. También advierte sobre los peligros que percibe por la migración nicaragüense en la coyuntura de la emergencia sanitaria.

Doble Check no verifica opiniones. Al lado de sus juicios, el politólogo expresó varios datos falsos. Sobre el bono de vivienda y otros programas sociales dijo:

«No tenemos datos claros, y menos exactos, respecto a quiénes y en qué proporción de nacionalidades se les está entregando el Bono de Vivienda. En un altísimo porcentaje (más de un 60%) se está destinando a población migrante nicaragüense.

«Lo que también ocurre con todos los otros programas de asistencia social que se brindan a través de instituciones como el INDER, el IMAS, el Ministerio de Trabajo, las becas de estudios, etc., etc.»

Por último, ofreció un tercer dato con respecto al programa de Comedores Escolares:

«Igual estamos con las ayudas de Comedores Escolares y otras ayudas sociales, que en distritos como Pavas y La Uruca casi un 85% van destinadas también a población migrante nicaragüense».

Fragmento de la publicación en Facebook de Claudio Alpízar.

Doble Check le solicitó a Alpízar la fuente en la que había basado sus afirmaciones. El politólogo declinó mediante un mensaje directo: «Imposible, la fuente está involucrada en el sector. Lo siento. Te quedará investigar al respecto». Doble Check le compartió posteriormente los hallazgos, pero no obtuvo respuesta oportuna.

Vivienda para extranjeros

Datos del Banco Hipotecario de la Vivienda (Banhvi) indican que la cantidad de bonos otorgados a personas extranjeras durante el 2019 fue de 1.160. Para nacionales fue de 11.684. El Banhvi no distingue la nacionalidad de las personas extranjeras en sus registros.

El porcentaje de personas extranjeras beneficiarias es de poco más de 9%, lejano al 65% indicado por Alpízar para las personas nicaragüenses. La participación de personas extranjeras en este beneficio del Estado sí ha crecido en los últimos 10 años, pues era de un 4% en el 2010.

El Banhvi aclara que las personas extranjeras solicitantes del bono deben tener residencia legalizada en el país. También deben cumplir con los otros requisitos que se les piden a las personas nacionales.

Transferencias a nicaragüenses

Doble Check no revisó todas las referencias de instituciones indicadas por Alpízar, sino que se concentró en el IMAS, que hace la mayor inversión social en el país.

La institución transfirió cerca de ₡47.700 millones entre enero y marzo de este año. Más de un 95% de ese dinero se distribuyó entre nacionales. Personas nicaragüenses fueron beneficiadas en un 4,22%. La cifra contradice la apreciación de Alpízar cuando infiere que las personas nicaragüenses son beneficiarias de programas estatales en un «altísimo porcentaje».

Los beneficios para la población nacional están distribuidos equitativamente por género (53% para mujeres y 46% para varones). Entre la población nicaragüense las transferencias se destinan en un 70% a mujeres. Así se desprende del Informe del Programa Protección y Promoción Social del primer trimestre del 2020.

El IMAS concentra varios programas de atención que beneficia a familias, individuos y organizaciones. Entre ellos se cuentan Avancemos, Atención a Familias, Cuidado y Desarrollo Infantil, Crecemos, etc.

Migrantes según el MEP

Un 4,2% de las personas que estudian en el sistema educativo costarricense son extranjeras según datos del 2019.  En total fueron 42.985 estudiantes. Un 88% de ese total asiste a centros educativos públicos. El MEP no distingue su nacionalidad.

El ministerio atiende a unos 855.000 estudiantes en su programa de comedores escolares, aunque no segrega sus datos entre nacionales y extranjeros. El servicio es universal en preescolar y primaria. En secundaria se dedica a quienes tengan beneficio de comedor. El programa cubre el 95% de centros públicos y funciona con una inversión anual de ₡90.000 millones, según el departamento de prensa de la institución.

Claudio Alpízar indica, sin el respaldo de fuentes, que el 85% de los beneficiarios de comedores escolares en los distritos josefinos de Pavas y La Uruca son nicaragüenses. Los números disponibles en el Ministerio de Educación no permiten refutar directamente esta aseveración, aunque permiten un acercamiento.

Pavas pertenece a la Dirección Regional de San José Oeste. En ella se concentran la mayor cantidad de estudiantes extranjeros en el país: un 10,8% con respecto a su población total. No obstante, la proporción  hace improbable que los estudiantes nicaragüenses disfruten del 85% de los recursos destinados al servicio de comedor.

La probabilidad se hace más lejana en el caso de La Uruca, que pertenece a la Dirección Regional de San José Central. La proporción de estudiantes extranjeros allí es de 5,3%.

Más allá de ello, la afirmación de Alpízar oscurece el hecho de que, en realidad, los estudiantes extranjeros son una minoría en el amplio espectro nacional.

Video sobre entierros colectivos no se grabó en Nicaragua, sino en Ecuador

En resumenUn video que circula en Whatsapp muestra entierros colectivos en Ecuador y no en Nicaragua, como se atribuye falsamente. La publicación anónima se muestra con la leyenda «Realidad Nica. Lo que ocultan al mundo».

Las propias imágenes y el audio del video permiten identificar que, en realidad, la grabación no se hizo en Nicaragua. Las imágenes fueron tomadas en el  Camposanto Parque de la Paz de La Aurora, en Guayaquil de Ecuador.

En resumenUn video que circula en Whatsapp muestra entierros colectivos en Ecuador y no en Nicaragua, como se atribuye falsamente. La publicación anónima se muestra con la leyenda «Realidad Nica. Lo que ocultan al mundo».

Las propias imágenes y el audio del video permiten identificar que, en realidad, la grabación no se hizo en Nicaragua. Las imágenes fueron tomadas en el  Camposanto Parque de la Paz de La Aurora, en Guayaquil de Ecuador.

Claves para la refutación refutación

Hay varias pistas en el video que permiten identificar dónde se grabó. En primer lugar, las imágenes muestran en varias ocasiones toldos con la leyenda «Parque de la Paz». Esta es una empresa de servicios funerarios con casi nueve camposantos en Ecuador.

Aunque Nicaragua tiene una Plaza de la Paz, ese lugar está ubicado en el centro histórico de Managua (que tiene una apariencia muy distinta a la que muestran las imágenes).

Captura del video viral anónimo.

Doble Check encontró otros videos similares y más extensos que circulan en Ecuador Todos coinciden con la apariencia de uno de los camposantos llamado Parque de la Paz de la Aurora.

El propio Parque de la Paz publicó un comunicado de prensa en respuesta a un supuesto video anónimo que circuló en redes la semana pasada. Según su comunicado, los cuerpos «que se encuentran en funda en el suelo son los fallecidos de las morgues móviles que en ese momento iban a ponerse en ataúdes para ser inhumados por las Fuerzas Armadas en sus respectivas bóvedas».

«Los ataúdes que se encuentran en la zona de lotes corresponden a los fallecidos que fueron inhumados el día de hoy», dijo la empresa el 9 de abril.

Doble Check contactó al Parque de la Paz para confirmar la información, pero al cierre de edición no se ha recibido respuesta.

Regionalismos ecuatorianos

El video también arroja algunas pistas en forma de regionalismos dichos por la persona que capturó el video. Varias expresiones serían poco comunes para un hablante nicaragüense.

«Dijo la ministra de Gobierno que los virus se mueren con los manes. ¿Por qué ‘chucha‘ los embalan, pues?», se dice. La persona aludida probablemente sea la ministra María Paula Romo, quien se ha encargado de la vocería oficial durante la crisis en Ecuador.

La palabra «cucha» refiere coloquialmente a la vulva en países como Perú, Bolivia, Panamá, Colombia, Chile, Uruguay y Ecuador. En el video también se usa la palabra «hachero» para referirse despectivamente a personas adictas a la heroína.

Coincidentemente, el comunicado de Parque de la Paz deplora el uso de este calificativo para referirse a sus empleados.

Nota del editor: Esta información contó con la colaboración de Ecuador Chequea.

Es falso que el gobierno está dando casas a refugiados nicaragüenses

En resumen: Diario Extra indujo al error al titular que “Gobierno garantiza casas para nicas”, tal como lo hizo en un artículo sobre los nicaragüenses que han buscado refugio en Costa Rica por la crisis política en ese país, que inició en abril del 2018.

En realidad, el Gobierno no puede brindar viviendas a las personas nicaragüenses que han buscado refugio en Costa Rica, según los estatutos y registros de distintas instituciones públicas.

La mayoría de recursos para ayudar a solicitantes de refugio nicaragüenses ha provenido del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), pero estos no son parte del presupuesto nacional.

Por otro lado, el Estado puede brindar otros beneficios socioeconómicos a solicitantes de refugio, como asignaciones familiares y becas educativas, solo si en el núcleo familiar hay menores de edad, pues se prima el bienestar del niño antes de su estado migratorio.

Sin embargo, registros facilitados a Doble Check muestran que, a pesar del aumento de solicitudes de refugio, el gasto estatal para la atención de esa población es una fracción ínfima de la ayuda social facilitada durante el 2018.

En resumen: Diario Extra indujo al error al titular que “Gobierno garantiza casas para nicas”, tal como lo hizo en un artículo sobre los nicaragüenses que han buscado refugio en Costa Rica por la crisis política en ese país, que inició en abril del 2018.

En realidad, el Gobierno no puede brindar viviendas a las personas nicaragüenses que han buscado refugio en Costa Rica, según los estatutos y registros de distintas instituciones públicas.

La mayoría de recursos para ayudar a solicitantes nicaragüenses de refugio ha provenido del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), pero estos no son parte del Presupuesto Nacional.

Por otro lado, el Estado puede brindar otros beneficios socioeconómicos a solicitantes de refugio. Por ejemplo, pueden dar asignaciones familiares y becas educativas solo si en el núcleo familiar hay menores de edad, pues se prima el bienestar del niño antes de su estado migratorio.

Sin embargo, registros facilitados a Doble Check muestran que, a pesar del aumento de solicitudes de refugio, el gasto estatal para la atención de esa población es una fracción ínfima de la ayuda social facilitada durante el 2018.

Titular engañoso

El pasado 4 de febrero, Diario Extra publicó una noticia titulada como “Gobierno garantiza casas para nicas”. El artículo se refería a una declaración del ministro de Seguridad, Michael Soto, sobre la existencia de albergues clandestinos para solicitantes nicaragüenses de refugio.

En uno de sus párrafos, el artículo consigna que el ministro dijo que Seguridad ha identificado varias casas que funcionan como refugios improvisados para migrantes, pero que “no hay ningún indicio de que dichos centros funcionen como estaciones de entrenamiento militar”.

Esa fue la única “garantía” que hay de un jerarca del Gobierno en la nota.

Sin embargo, las reacciones más destacadas de la noticia en Facebook evidencian que el titular indujo al error. El título dio a entender que el Gobierno está dando viviendas a los nicaragüenses que buscan refugio.

Reacciones destacadas de la nota que publicó Diario Extra

Dicha lectura es incorrecta por varias razones.

La primera es que la afirmación del jerarca apunta a una dirección distinta. El ministro confirmó a Doble Check:

En una conferencia [de prensa], lo que indiqué es que hay casas en el país que nicaragüenses las alquilan, las convierten en cuarterías y les dan hospedaje a sus coterráneos, les ayudan con su alimentación mientras se estabilizan. No es una cuestión de que el gobierno está tolerando o facilitando casas para que la gente se hospede o para grupos subversivos; de ninguna manera vamos a permitir eso”.

Reglamento cierra opciones

La segunda razón que refuta la interpretación del titular de Extra la dio el Banco Hipotecario de la Vivienda (BANHVI), encargado del financiamiento de los bonos de vivienda estatales. El reglamento operativo de esa institución no admite a solicitantes de refugio o refugiados.

Hay siete requisitos para acceder a un bono de vivienda. Estas condiciones están relacionadas con las características del núcleo familiar y los recursos económicos de quien solicita el beneficio. Una de esas exigencias es ser costarricense o contar con residencia legalizada y permanente en el país.

“Para acreditar el estatus migratorio, el documento requerido es cédula de residencia” específicamente. Los refugiados y los solicitantes de refugio tienen otro tipo de documento y no pueden optar por el bono. Así lo explicó el BANHVI por medio de su área de Comunicación.

Cabe recordar la diferencia entre una persona migrante y una refugiada. Según la Ley General de Migración y Extranjería:

Se entenderá como refugiado a la persona que:
1) Debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, género, pertenencia a determinado grupo u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, por causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de tal país.
2) Al carecer de nacionalidad y por hallarse fuera del país donde antes tenía su residencia habitual, no pueda o, por causa de dichos temores, no quiera regresar a él.

Por otra parte, no existe una definición jurídica uniforme de ‘migrante’. Sin embargo, el Acnur considera que la ‘migración’ implica un proceso voluntario de alguien que cruza una frontera en busca de mejores oportunidades económicas.

Ayuda internacional

Hay que tener claro que solicitar refugio es distinto a ser refugiado.

Una persona puede solicitar refugio en Costa Rica por medio de la Dirección General de Migración y Extranjería, pero cada petición pasa por un proceso de evaluación que puede tardar meses. El solicitante recibe un carné provisional mientras esa evaluación se hace. Si la solicitud fuera aceptada, se convierte en un refugiado con su carné respectivo.

La condición de solicitante de refugio garantiza que la persona no será devuelta o expulsada del país mientras se determina la legitimidad de su petición.

Migración y Extranjería confirmó que más de 26.000 personas solicitaron refugio en Costa Rica desde mediados del 2018, después del estallido de la crisis en Nicaragua. La mayoría de peticiones provino de ciudadanos de ese país (poco más de 23.000), pero solo tres de esas solicitudes fueron aprobadas el año pasado.

El año anterior, la Unidad de Refugio de esa institución recibió $700.000 del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), “para hacer frente al incremento de solicitudes de refugio, que se estaba dando desde el año 2016”, respondió el área de prensa de Migración y Extranjería.

Tales recursos fueron empleados para la apertura de un nuevo edificio para la Unidad de Refugio, para ampliar su capacidad de atención diaria, así como la contratación de 30 profesionales en derecho y personal administrativo, confirmaron ACNUR y Migración.

Aparte de ese financiamiento, “la Unidad de Refugio trabajó con los recursos asignados para su trabajo cotidiano sin recurrir en gastos extraordinarios”, afirmó dicha institución.

En total, Acnur señaló a Doble Check que su marco de cooperación se amplió en Costa Rica con $1 millón para atender la llegada de solicitantes de refugio nicaragüenses. Sumado al apoyo a Migración y Extranjería, los recursos también se emplearon en la apertura de una oficina en Upala para coordinar la asistencia humanitaria en la zona norte del país. También se creó un centro de información para refugiados y solicitantes de refugio.

Además, ACNUR destinó esos fondos a sus agencias socias. Estas ofrecen servicios de apoyo legal y socioeconómico, atención psicológica y capacitaciones para personas que buscan refugio en Costa Rica. “Desde abril de 2018 hasta la fecha, el Acnur y sus agencias socias han registrado a 7.710 nicaragüenses en nuestros programas”, afirmó esa entidad.

Los fondos provienen del presupuesto regular del Acnur; es decir, no son fondos públicos del Gobierno. “El presupuesto regular del Acnur se conforma principalmente de las donaciones de los Estados Miembros de las Naciones Unidas”, añadió la institución”.

Doble Check también solicitó información a la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) sobre recursos asignados para la atención de nicaragüenses, pero no se obtuvo respuesta.

Otros beneficios, pero limitados

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS) afirmó a Doble Check que la asignación de beneficios socioeconómicos de esa institución a solicitantes de refugio solo podría darse a familias con menores de edad. Así se hace también con migrantes irregulares.

En general, el IMAS destinó menos de 6% de sus recursos a la atención de 21.101 nicaragüenses el año pasado. De ese total, la mayoría son residentes permanentes, y solo 2.961 personas estaban en la categoría de “persona extranjera”, en la que se incluye a migrantes con estatus irregular o solicitantes de refugio.

Fuente: IMAS.

La mayoría de recursos a nicaragüenses en general se destinaron a asignaciones familiares, becas educativas Avancemos y seguridad alimentaria, según los registros facilitados por el área de prensa del IMAS.

El IMAS también tiene un convenio con Acnur para la atención de refugiados desde el 2017. Por medio de ese acuerdo, 415 nicaragüenses fueron alcanzados el año pasado, pero casi la totalidad de ese grupo ya tenía refugio aprobado o residencia permanente.

Fuente: IMAS.

Por otro lado, Casa Presidencial indicó que no ha destinado recursos directamente para la atención de solicitantes de refugio nicaragüenses.

Hasta la fecha, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) solo ha colaborado con cuatro tiendas de campaña para los Centros de Atención Temporal de Migrantes (Catem), que fueron donadas por los Estados Unidos y que se otorgaron en calidad de préstamo, según el Ministerio de la Presidencia. Esos centros están ubicados en La Cruz (Guanacaste) y en Golfito (Puntarenas), y atienden a migrantes de distintas nacionalidades.

Así, no sobra recomendar que lea más allá del título de las noticias, y si usted es quien los redacta, hágalos con más cuidado.