Fifco corrigió al Instituto de Investigaciones Sociales, pero su refutación requiere precisiones

En resumen: La empresa Florida Ice and Farm Company (Fifco) tiene la razón cuando afirma que sus ingresos anuales no pueden atribuirse a su representante legal. Sus argumentos también son convincentes cuando explica por qué aparece –al igual que varias subsidiarias– en una lista publicada en el 2018 que agrupaba grandes contribuyentes que reportaron cero ganancias a Hacienda. También es correcta su afirmación de que sus empresas operativas pagan impuestos.

La respuesta de la empresa surgió ante un reportaje televisivo de Desde la U, transmitido por Canal UCR. La nota periodística usó como fuente una investigación en proceso del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UCR.

Puede consultar el chequeo a esos errores aquí.

La refutación de Fifco es correcta en sus puntos principales, pero la compañía también incurre en algunas imprecisiones.

  • El monto de pago de impuestos divulgado por Fifco es impreciso. Tres cuartos de la cifra publicitada son impuestos pagados por sus consumidores.
  • La empresa dice que el sector empresarial del país es responsable de prácticamente nueve de cada diez empleos en Costa Rica. El dato tiene una base cierta, pero la generalización oculta que cuatro de esos empleos pertenecen al sector informal de la economía.
  • Es falso que cualquier ciudadano pueda llamar a la central telefónica de Hacienda para pedir la información tributaria de Fifco. Tampoco puede hacerlo con cualquier otra empresa, pues es información confidencial.

En resumen: La empresa Florida Ice and Farm Company (Fifco) tiene la razón cuando afirma que sus ingresos anuales no pueden atribuirse a su representante legal. Sus argumentos también son convincentes cuando explica por qué aparece –al igual que varias subsidiarias– en una lista publicada en el 2018 que agrupaba grandes contribuyentes que reportaron cero ganancias a Hacienda. También es correcta su afirmación de que sus empresas operativas pagan impuestos.

La respuesta de la empresa surgió ante un reportaje televisivo de Desde la U, transmitido por Canal UCR. La nota periodística usó como fuente una investigación en proceso del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UCR.

Puede consultar ese chequeo aquí.

La refutación de Fifco es correcta en sus puntos principales, pero la compañía también incurre en algunas imprecisiones.

  • El monto de pago de impuestos divulgado por Fifco es impreciso. Tres cuartos de la cifra publicitada son impuestos pagados por sus consumidores.
  • La empresa dice que el sector empresarial del país es responsable de prácticamente nueve de cada diez empleos en Costa Rica. El dato tiene una base cierta, pero la generalización oculta que cuatro de esos empleos pertenecen al sector informal de la economía.
  • Es falso que cualquier ciudadano pueda llamar a la central telefónica de Hacienda para pedir la información tributaria de Fifco. Tampoco puede hacerlo con cualquier otra empresa, pues es información confidencial.

La empresa pone en controversia algunos de estos hallazgos. Aduce que el monto de impuestos que divulgó es exacto y preciso. También destaca que igualmente su información tributaria puede accederse en sus estados financieros publicados.

¿Cuánto paga Fifco de su propio bolsillo por impuestos?

La directora de relaciones corporativas de Fifco, Gisela Sánchez, informó:

“Si ustedes consultan las declaraciones de renta de las empresas operativas de Fifco entre el 2008 y el 2018, que es el período que señala el estudio no publicado, pueden comprobar que las empresas del grupo pagaron ₡245.000 millones en impuestos, es decir, más de $450 millones pagados en impuestos solo en impuesto sobre la renta, y en total, $2.076 millones”.

Doble Check no encuentra controversia con el dato sobre el impuesto sobre la renta. De hecho, el monto sería mayor si se trajera a valor real a colones actuales según la suma de los montos reportados para cada año. El monto llegaría a ₡278.000 millones.

El problema viene cuando Fifco afirma que pagó, en total, $2.076 millones en impuestos. Esa cifra incluye, en su mayor parte, impuestos que los consumidores de Fifco pagaron a Hacienda, no la propia empresa. La compañía solo fue intermediaria.

Los tributos que la empresa únicamente recaudó son el selectivo de consumo, los específicos a bebidas alcohólicas y no alcohólicas, el impuesto de ventas (ahora al valor agregado), el impuesto al Inder y al Imas. En total, los impuestos que pagaron los consumidores de los productos de Fifco llegaron a los $1.554 millones. Esto representa tres cuartas partes del monto que la empresa publicitó como pagado por ella.

Esta fue una controversia que Doble Check había tratado a finales del 2018. En ese momento, la vocera Gisela Sánchez manifestó que la empresa consideró importante destacar no solo su papel como contribuyente directa, sino como recaudadora, dado el gran volumen de impuestos que canaliza hacia Hacienda.

Tras consultarla para esta verificación, la empresa defiende la precisión de sus cifras. «El desglose de los pagos de impuestos que hacemos, está disponible en nuestros Estados Financieros públicos y auditados en www.fifco.com. En otras ocasiones, hemos aclarado que parte de este monto incluye impuestos retenidos. Es muy valioso reseñar que en el monto total pagado se incluyan y paguen todos los impuestos que corresponden conforme a la ley, lo cual hacemos al 100%, independientemente de si se actúa o no como agente retenedor».

 

¿Cuántos empleados aporta el sector empresarial?

Fifco dice que prácticamente nueve de cada diez empleados trabajan para la empresa privada. El dato es cierto, pero su falta de contexto puede inducir a error.

Es correcto que la mayoría de los empleos se generan en el sector privado. Para el primer trimestre del 2020, un 86% de los trabajadores en Costa Rica pertenecía al sector privado.  Ante una consulta de Doble Check, la empresa refirió a la Encuesta Continua de Empleo del segundo semestre del 2019. El porcentaje es de 83% para el II Trimestre del 2020.

Los tipos de empleo que produce el sector privado son muy disímiles. La mayoría no son generados por empresas como FIFCO.

En primer lugar, no todos los empleos del país son formales. Un 40% son informales. Todos ellos están en el sector privado. Se trata de personas sin seguridad social financiada por su empleador, personas a las que solo se les paga en especie, ayudantes o auxiliares no remunerados, trabajadores independientes, etc.

En segundo lugar, una minoría de los empleos del país proviene de medianas y grandes empresas del sector privado. Las compañías de más de 30 personas que brindan empleos formales representan un 26,7% de los empleos generados en el país.  Eso sí, el porcentaje es significativo: más alto que el 16,7% que genera el sector público.

En resumen, la afirmación de FIFCO es cierta pero debe contextualizarse. El sector privado genera la mayoría de los empleos de Costa Rica, pero casi la mitad de esos trabajos son informales. Dentro de los empleos formales, una buena parte (un 38% de los empleos formales del sector privado) son generados por empresas de menos de 30 personas.

Uno de los grandes grupos de empleo es el sector informal. Cuatro de cada diez empleos en el país son informales. La mayoría de ellos está relacionada con agricultura o ganadería (18% de los empleos informales), comercio (18%), trabajos domésticos (11%) o transporte y almacenamiento (9,5%).

La mayoría de empleos informales en el país existe en organizaciones pequeñas de una a tres personas. Eso sí, hay casi un 4% del empleo informal que se genera en organizaciones o empresas de 30 o más personas. La mayoría de estas empresas se dedica a la agricultura, la ganadería, la silvicultura o la pesca.

Ante la comunicación de estos hallazgos, Fifco omitió referirse específicamente al tema de la informalidad dentro de la cifra publicitada. La empresa repitió su intención de proteger la imagen del sector privado ante lo que describió como «ataques sin fundamento».

 

¿Es posible obtener información tributaria de las empresas?

No, o al menos es muy difícil, a pesar de lo afirmado por Fifco.

La vocera de la empresa dijo:

“¿Cuál es la primera falsedad? Decir que Fifco no paga impuestos. ¡Por supuesto que pagamos impuestos! Con solo llamar al Ministerio de Hacienda es posible que usted pueda comprobar lo que estamos diciendo”.

El IIS nunca afirma categóricamente que Fifco no paga impuestos. Eso sí, la nota de Desde la U parace insinuarlo al traer a colación la aparición de empresas del grupo en una lista de grandes contribuyentes que reportaron cero ganancias y que se publicó en el 2018. También mencionó que la empresa aprovechó la amnistía tributaria del 2018-2019. La insinuación no tiene fundamento.

Sí es posible acceder a los montos reportados por pago y recaudación de impuestos de Fifco a través de sus estados financieros que están publicados en su sitio web. La compañía debe hacer públicos estos informes contables por ser una empresa de capital abierto que cotiza en la bolsa de valores. Es falso que la ciudadanía pueda acceder a sus declaraciones de impuestos si las pidiera al Estado. Tampoco puede acceder a esta información en la gran mayoría de los casos de las empresas del país, pues sus estados financieros no son públicos.

Fifco publica en pantalla el número de la central del Ministerio de Hacienda para hacer consultas, pero la misma institución confirmó a Doble Check que tiene prohibido compartir esos datos por el Código de Normas y Procedimientos Tributarios. Su artículo 117 reza:

“Las informaciones que la Administración Tributaria obtenga de los contribuyentes, responsables y terceros, por cualquier medio, tienen carácter confidencial; y sus funcionarios y empleados no pueden divulgar en forma alguna la cuantía u origen de las rentas, ni ningún otro dato que figure en las declaraciones, ni deben permitir que estas o sus copias, libros o documentos, que contengan extractos o referencia de ellas sean vistos por otras personas que las encargadas en la Administración de velar por el cumplimiento de las disposiciones legales reguladoras de los tributos a su cargo”.

Ese es el motivo por el que la divulgación de este tipo de datos confidenciales ha debido pasar por la Sala Constitucional. La lista de los grandes contribuyentes salió a la luz por un recurso de amparo impulsado por la organización Territorios Seguros. El diputado José María Villalta también ganó un recurso para conocer el detalle de las empresas que se acogieron a la amnistía tributaria del 2018-2019.

La ciudadanía puede acceder a información sobre cuánto recaudó el Estado por impuesto sobre la renta o por el selectivo de consumo, por ejemplos. No puede conocer cuánto pagó una empresa por esos rubros sin intentarlo por vías judiciales.

En su respuesta ante este chequeo, Fifco también refirió a estas resoluciones desde la Sala Constitucional. También volvió a recordar que sus estados financieros son públicos en su sitio web. Su respuesta omitió referirse explícitamente a su aseveración incorrecta de que «con solo llamar al Ministerio de Hacienda es posible que usted pueda comprobar lo que estamos diciendo».

Nota del editor: Doble Check es un proyecto financiado por la Universidad de Costa Rica. El Instituto de Investigaciones Sociales también pertenece a esta casa de enseñanza. La información en esta nota se trabajó con independencia de esta relación, pero se considera necesario transparentar un conflicto de interés de cara a nuestra audiencia.