Educación no tendrá el presupuesto más alto de la historia en 2020. Será el más bajo en siete años

El presupuesto de educación para el 2020 no será el más alto de la historia, como lo informó La Nación este lunes en portada. Por el contrario, es el más bajo desde el 2013.

La Nación usó como referencia un gráfico de tendencia de los últimos siete años de inversión en educación aportado por la Contraloría General de la República (CGR). Sin embargo, la visualización tiene dos omisiones.

Por un lado, los datos históricos de la Contraloría hasta el 2018 no corresponden a presupuestos asignados, sino al presupuesto ejecutado en educación para cada año. La omisión induce a error porque históricamente hay subejecuciones presupuestarias. Ello hace inadecuado comparar un gasto real con uno esperado. El origen de los datos se indicaba en el pie del gráfico de la CGR, pero La Nación no lo reportó.

Por otra parte, la información de la Contraloría tiene una segunda omisión. Por primera vez, el presupuesto en educación incluirá las partidas del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y del programa Red de Cuido. Ambas partidas han estado incluidas en presupuestos nacionales anteriores, pero por primera vez aparecen expresamente como inversión en educación. El gráfico compara un presupuesto de 2020 aumentado por estas partidas comparado con el de otros años en los que no se contemplaban, a pesar de que sí existían esos gastos para el Estado.

Incluyendo red de cuido e INA, el presupuesto del 2020 en Educación será equivalente al 7,4% del PIB. Esta cifra es la más baja en siete años: es inferior a la presentada en cualquier año comprendido entre el 2014 y 2019. Por ejemplo, si se aplica la misma metodología, la inversión en educación habría llegado a un pico de 8,3% del PIB en el 2017.

En resumen: El presupuesto de educación para el 2020 no será el más alto de la historia, como lo informó La Nación este lunes en portada. Por el contrario, es el más bajo desde el 2013.

La Nación usó como referencia un gráfico de tendencia de los últimos siete años de inversión en educación aportado por la Contraloría General de la República (CGR). Sin embargo, la visualización tiene dos omisiones.

Por un lado, los datos históricos de la Contraloría hasta el 2018 no corresponden a presupuestos asignados, sino al presupuesto ejecutado en educación para cada año. La omisión induce a error porque históricamente hay subejecuciones presupuestarias. Ello hace inadecuado comparar un gasto real con uno esperado. El origen de los datos se indicaba en el pie del gráfico de la CGR, pero La Nación no lo reportó.

Por otra parte, la información de la Contraloría tiene una segunda omisión. Por primera vez, el presupuesto en educación incluirá las partidas del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y del programa Red de Cuido. Ambas partidas han estado incluidas en presupuestos nacionales anteriores, pero por primera vez aparecen expresamente como inversión en educación. El gráfico compara un presupuesto de 2020 aumentado por estas partidas comparado con el de otros años en los que no se contemplaban, a pesar de que sí existían esos gastos para el Estado.

Incluyendo red de cuido e INA, el presupuesto del 2020 en Educación será equivalente al 7,4% del PIB. Esta cifra es la más baja en siete años: es inferior a la presentada en cualquier año comprendido entre el 2014 y 2019. Por ejemplo, si se aplica la misma metodología, la inversión en educación habría llegado a un pico de 8,3% del PIB en el 2017.

El artículo de La Nación

El diario asegura que «nunca antes, desde la reforma constitucional del 2011 que elevó del 6% al 8% del PIB el aporte obligatorio del Estado a la educación, se había alcanzado una cifra tan elevada».

El diario usa como referencia el Informe Técnico del Proyecto de Ley del Presupuesto Ordinario y Extraordinario de la República de la CGR que incluye en su página 74 el siguiente gráfico:

Informe Técnico de la Contraloría General de la República: Proyecto de Ley de Presupuesto de la República 2020
Informe Técnico de la Contraloría General de la República: Proyecto de Ley de Presupuesto de la República 2020

“De parte nuestra no se realizó ningún cálculo de suma de presupuestos ni de porcentajes del PIB, se utilizaron exactamente los montos y cifras que nos proporcionó la CGR”, dijo Sofía Chinchilla, periodista del artículo a Doble Check.

 

Los montos y porcentajes exactos se los solicitamos a la Contraloría. (…) La única intervención que hicimos en los datos, fue para deflatar los montos, con el IPC a enero de cada año desde 2012 hasta 2019.”

La Nación, sin embargo, obtiene una conclusión errónea a partir de los datos. En primer lugar, la nota al pie del gráfico de la CGR indica que los datos para el período 2014-2018 se refieren a presupuestos ejecutados, no a los presupuestos asignados. La Nación no indica esto en su texto.

Esto es importante, debido a que la subejecución en el sector de educación desinfla los montos y provoca que la inversión del 2020 (de la que aún no sabemos cuánto se ejecutará realmente) parezca mucho más elevada. Por ejemplo, en el 2018 el presupuesto asignado fue de 2.666.048 millones para el MEP pero, según la memoria anual de la CGR, se ejecutó una cifra menor, equivalente a 2.438.169 millones (un 91,5% de lo presupuestado). Esa última cifra fue la empleada por La Nación.

El gráfico de la Contraloría también indujo a error. La visualización de la Contraloría no indica que, a diferencia de todos los otros años en el gráfico, los datos del 2020 incluyen el presupuesto del INA y de la Red de Cuido dentro de la inversión en educación.

En el 2020 el presupuesto para el MEP y las universidades públicas, únicamente, corresponderá a un 6,9% del PIB. Incluir esas dos instituciones provoca que aumente a un 7,4% del PIB.

La Nación sí indica esto en su artículo. En el cuerpo de la nota, la información explica: «La exjerarca (refiriéndose a la exministra de Hacienda Rocío Aguilar) también citó la inclusión del presupuesto del Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) como parte del financiamiento de la educación pública».

Este dato anula la veracidad del titular de la nota.

La inversión en educación: nuestros cálculos

¿Qué pasaría si usáramos una misma metodología para comparar los datos de todos los años?

Haremos dos cálculos: el primero es una recopilación de los presupuestos asignados en educación para el MEP (que incluye las transferencias a las universidades públicas), el INA y la Red de Cuido. El segundo cálculo es una recopilación de los presupuestos asignados del MEP, únicamente. En ambos casos solo trabajaremos con presupuestos asignados (no ejecutados). Estos son los únicos que permiten una comparación apropiada.

El gráfico de la Contraloría y el artículo de La Nación ocultan que la inversión en educación, como porcentaje del PIB, está —en realidad— cayendo.

Si se considera la Red de Cuido y el INA, la inversión en educación del 2020 será de un 7,4% del PIB, muy inferior a la presentada en años anteriores. Por ejemplo, manteniendo esta forma de cálculo, nuestras estimaciones muestran que en el 2017 se había alcanzado la inversión histórica más importante en educación, equivalente a un 8,3% del PIB.

La tendencia que anotamos con nuestros cálculos coincide con un estudio del Instituto de Investigaciones en Ciencias Económicas de la UCR publicado en junio de 2018, el cual que presenta la misma estimación.

En realidad, la inversión asignada en el MEP (excluyendo INA y Red de Cuido) en el 2020 será equivalente a un 6,92% del PIB. Para encontrar una cifra inferior a esa hay que devolverse al 2012, cuando se presupuestó un 6,78% del PIB.

En síntesis, aplicando una misma metodología para todos los años, el presupuesto del 2020 no logra ser el más alto de la historia. La afirmación tampoco es correcta aún si se analizan los datos nominalmente y se traen a valor presente, como hizo La Nación.

La caída en la inversión

El Ministerio de Educación y las transferencias a las Universidades Públicas tuvieron un aumento de un 0,8% en su presupuesto nominal del 2020 si se lo compara con el presupuesto del 2019. Sin embargo, en la práctica, eso  constituye un recorte si se considera la inflación, o si se realiza el análisis como porcentaje del PIB.

Las principales áreas afectadas en los presupuestos de educación durante estos dos últimos años  se encuentran en los niveles preuniversitarios. Si se excluyeran las transferencias a las universidades públicas, el MEP experimentó una variación real de -3% en el período 2018-2019 . En el 2019-2020 también habrá una caída real de 1,3%.

Revisamos la estructura programática del Presupuesto Nacional para el Ministerio de Educación. Para el 2020, los sectores de «Enseñanza preescolar, 1er y 2do ciclo», «3er ciclo y educación diversificada académica» experimentaron recortes en casi ₡6.700 millones con respecto al 2019.

Uno de los recortes específicos involucra el cierre del Fondo Nacional de Becas (FONABE), cuyo presupuesto decreció en un 72,8%. Esto no significa que se hubiera eliminado el programa de becas estudiantiles. Las funciones de esa entidad serán asumidas por el Instituto Mixto de Ayuda Social.

Hubo otra línea presupuestaria que se redujo casi a la mitad. Esta fue «Otras obras, adiciones y mejoras en las Direcciones Regionales de Educación» en el apartado de «Gasto de Capital».

Diferencia entre carteras

Un intercambio entre el Ministerio de Educación y el Ministerio de Hacienda a mediados del 2019 da cuenta de un conflicto entre ambas carteras. El 10 de abril de 2019, Hacienda le había remitido al exministro de Educación, Edgar Mora, un comunicado de techo presupuestario. La misiva le indicaba al entonces jerarca de Educación que «el gasto presupuestario máximo» para su cartera en el 2020 debería ser de ₡2.648.412 millones: un monto exactamente igual al del 2019. Eso, en la práctica, constituía un recorte al presupuesto de educación, pues la inflación esperada se estimaba en un 3% (± 1 p.p.).

Oficio facilitado por el departamento de prensa del Ministerio de Hacienda

El 27 de junio de 2019, el exministro  Mora dirigió un oficio a la exministra de Hacienda, Rocío Aguilar. En él, Mora señalaba su preocupación ante la caída en recursos que experimentaría el ministerio a su cargo durante el 2020. El oficio enviado por Mora revela su preocupación sobre los recortes y su posible impacto en las metas del Plan Nacional de Desarrollo.

Mora, además, le subraya a la exministra Aguilar que el MEP cumplió con el techo presupuestario que Hacienda había solicitado. Pero el exministro advirtió que esas limitaciones dejaron descubiertos varios ejes. Entre ellos, Mora enuncia “los recursos adicionales que debería recibir el MEP en caso de que se desee avanzar, aunque sea con parte de las metas del Plan Nacional de Desarrollo del próximo año”. Mora agrega que el MEP no había tenido crecimiento en sus presupuestos en el 2019.

Oficio facilitado por el departamento de prensa del Ministerio de Educación Pública

El exministro también solicitaba recursos adicionales para las universidades públicas y para la Junta de Pensiones del Magisterio. El jerarca alegó que ese faltante «no pudo presupuestarse de manera completa, dada la estrechez del techo presupuestario».

Mora y su viceministra Amparo Pacheco renunciaron el 1.º julio de 2019, dos días hábiles después de enviar la solicitud de recursos adicionales. La dimisión ocurrió durante un período de manifestaciones sociales hechas por grupos estudiantiles, sindicales y de transportistas que pedían la destitución del ministro. Su anuncio se vinculó públicamente con esas demandas. El recorte a los recursos de educación que se discutía precisamente en ese momento no trascendió públicamente hasta ahora.

Hacienda no respondió a la carta de Mora hasta el 31 de julio de 2019, en un nuevo oficio enviado a la nueva ministra Guiselle Cruz.

En la respuesta, Hacienda obvia la petición de recursos de Mora. El ministerio no aporta ningún recurso nuevo para responder a sus solicitudes. Hacienda no toca  en su oficio el tema de las metas para el Plan Nacional de Desarrollo ni el dinero para las universidades públicas.

El oficio únicamente solicita que el Ministerio de Educación «subsane las inconsistencias señaladas» ante la falta de recursos para la Junta de Pensiones del Magisterio. El ministerio advirtió que, de lo contrario, «se procederá a realizar el ajuste correspondiente a criterio de esta dirección».

Doble Check consultó al exministro Édgar Mora sobre estas diferencias con la cartera de Hacienda y sobre su salida del gobierno. Mora concedió indirectamente que su renuncia fue solicitada por Casa Presidencial, y que no fue por iniciativa propia. Cuando se le consultó si su salida tuvo relación con el recorte presupuestario, su respuesta se limitó a un «no lo sé».

Consultada al respecto, Casa Presidencial negó que la renuncia obedeciera a las diferencias en temas presupuestarios.

Mora, por su parte, alegó desconocer los recortes que se practicaron al presupuesto del 2020. El exministro afirmó que su versión original pretendía avanzar con nueve líneas en el Plan Nacional de Desarrollo. El exministro afirmó: «Estas y otras líneas de mejora son incompatibles con un presupuesto de cero crecimiento o de decrecimiento, como lo mencioné con claridad en la nota que remití al Ministerio de Hacienda».

Doble Check contactó a la exministra de Hacienda, Rocío Aguilar, para consultarle sobre este tema. Según Aguilar, Hacienda no tuvo injerencia directa en el detalle de qué se recortó en el presupuesto del MEP. La cartera solo se encargó de verificar el cumplimiento de los techos presupuestarios, dice la exjerarca.

«Desde el Ministerio de Hacienda se fija un límite, un techo. No le corresponde al Ministerio de Hacienda ir a cada una de las instituciones, ese ejercicio se hace directamente con Presidencia. Desde ahí se fueron asignando los recursos», dijo. 

Aguilar agregó que no es inusual observar solicitudes adicionales de recursos, como la enviada por Mora, y que las restricciones presupuestarias al MEP obedecen al cumplimiento de la Regla Fiscal.

«Todas las instituciones, sin excepción, incluyendo el Ministerio de Hacienda, todas, aspiran o aspiramos a una serie de recursos. Sin embargo, a la hora en que hay que adjudicar esos recursos,  dados los límites que existían -en particular el límite de la Regla Fiscal-, en su mayoría -yo diría, sin excepción- se recortaron», cerró. 

 

Es falso que exministro Édgar Mora no tenga maestría de Harvard

Una página de Facebook divulgó falsamente que el exministro Édgar Mora no tiene una maestría en Harvard. La información falsa afirmó el 3 de julio: «El ex funcionario sólo tiene un bachillerato en una universidad privada y llevó un curso en una universidad de EEUU como parte de un programa con las municipalidades. No tiene ni licenciatura, ni maestrías».

Mora sí ganó un título de máster en Administración Pública por la Universidad de Harvard. El exministro estudió allí entre el 2013 y el 2014, con una beca completa del Ash Center for Democratic Governance and Innovation, de la misma universidad.

Doble Check solicitó confirmación al propio Mora y él remitió copia de sus títulos. Entre ellos remitió el de la universidad, el de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, el reconocimiento del Ash Center y los apostillados estatales.

Una página de Facebook divulgó falsamente que el exministro Édgar Mora no tiene una maestría en Harvard. La información falsa afirmó el 3 de julio: «El ex funcionario sólo tiene un bachillerato en una universidad privada y llevó un curso en una universidad de EEUU como parte de un programa con las municipalidades. No tiene ni licenciatura, ni maestrías».

Mora sí ganó un título de máster en Administración Pública por la Universidad de Harvard. El exministro estudió allí entre el 2013 y el 2014, con una beca completa del Ash Center for Democratic Governance and Innovation, de la misma universidad.

Doble Check solicitó confirmación al propio Mora y él remitió copia de sus títulos. Entre ellos remitió el de la universidad, el de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, el reconocimiento del Ash Center y los apostillados estatales.

 

En el 2014, Mora obtuvo el título de máster en Administración Pública de la Universidad de Harvard.

Mora estudió con beca completa

El Ash Center se presenta como un centro para la formación de líderes que promuevan innovación y reformas institucionales. La institución otorga solo una beca completa al año, y Mora fue el elegido en el 2013. Varias publicaciones de este centro también confirman la condición de exbecario de Mora.

Doble Check también hizo una consulta directa a la universidad, pero no ha habido una respuesta oportuna.

El exministro de Educación también es bachiller en Periodismo por la Universidad Latina y tiene un diplomado en Ordenamiento Territorial de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

La que parece ser la publicación falsa original fue compartida también por Twitter y Whatsapp.

La información falsa fue divulgada más de 3.000 veces en la que supuestamente es la publicación original, la página «No a la corrupción en Costa Rica».

Doble Check se comunicó con los administradores de la publicación. La persona que respondió eludió ofrecer pruebas de su denuncia y acusó a nuestro proyecto de estar al servicio del Partido Acción Ciudadana. Al consultársele, el interlocutor además mencionó el nombre de tres personas como las administradoras de la página. Sin embargo, la persona no ofreció un medio para poder verificar la certeza de esa información, por lo que no la consignamos.

Respuesta a de la página «No a la corrupción en Costa Rica» ante las consultas sobre su publicación.

Doble Check es un proyecto financiado por la Universidad de Costa Rica. El medio es apartidario e independiente editorialmente de la universidad y de sus medios. Puede encontrar más información aquí.

Varios lectores de Doble Check nos hicieron llegar la consulta sobre la veracidad de la publicación falsa a través de Facebook, Twitter y nuestra plataforma de La Tía de Whatsapp (8521-8137).

 


Nota del redactor: Esta nota fue actualizada después de recibir la respuesta de la página «No a la corrupción en Costa Rica».

No hay sustento en la conjetura de Diario Extra sobre nombramiento de Édgar Mora en embajada

No hay razón para presumir que el exministro de Educación, Édgar Mora, pudiera ser considerado para un puesto en una embajada. Sin embargo, esta suposición sin fundamento fue divulgada por Diario Extra el martes 2 de julio.

La publicación expresa su conjetura basada en una respuesta que ofreció la ministra de Comunicación, Nancy Marín, tras el anuncio de la renuncia de su colega.

La funcionaria se refirió al tema tras una consulta directa del periodista del medio. Marín expresó: “La posibilidad de colocación en algún otro lado para el señor Édgar Mora es potestad del señor presidente y del Consejo de Gobierno, que en su momento si es necesario hará una valoración, pero en este momento no se tiene nada definido”.

El medio atribuye textualmente a “rumores” la posibilidad de que Mora fuera nombrado como embajador. Diario Extra además traza una similitud con el caso de María Fullmen. Tras su renuncia como presidenta del IMAS, a Fullmen se le designó como embajadora en Colombia.

Doble Check solicitó una ampliación a Casa Presidencial sobre este asunto. Desde la Dirección de Comunicación se informó: «La Ministra de Comunicación, Nancy Marín, confirma que el señor exministro, Edgar Mora, no irá para alguna embajada».

Doble Check quiso indagar si Diario Extra contaba con información adicional que no fuera consignada en la nota. Se trató de conversar con el redactor Marco Antonio González, pero no hubo respuesta.

No hay razón para presumir que el exministro de Educación, Edgar Mora, pudiera ser considerado para un puesto en una embajada. Sin embargo, esta suposición sin fundamento fue divulgada por Diario Extra el martes 2 de julio.

El periódico publica su conjetura basado en una respuesta que ofreció la ministra de Comunicación, Nancy Marín, tras el anuncio de la renuncia de su colega.

La funcionaria se refirió al tema tras una consulta directa del periodista del medio. Marín expresó:  «La posibilidad de colocación en algún otro lado para el señor Édgar Mora es potestad del señor presidente y del Consejo de Gobierno, que en su momento si es necesario hará una valoración, pero en este momento no se tiene nada definido».

Diario Extra fundamenta su titular en rumores y en que interpreta que Presidencia no descartó la posibilidad.

El medio atribuye textualmente a «rumores» la posibilidad de que Mora fuera nombrado como embajador. Diario Extra además traza una similitud con el caso de María Fullmen. Tras su renuncia como presidenta del IMAS, a Fullmen se le designó como embajadora en Colombia.

Doble Check solicitó una ampliación a Casa Presidencial sobre este asunto. Desde la Dirección de Comunicación se informó: «La Ministra de Comunicación, Nancy Marín, confirma que el señor exministro, Edgar Mora, no irá para alguna embajada».

Doble Check quiso indagar si Diario Extra contaba con información adicional que no fuera consignada en la nota. Se trató de conversar con el redactor Marco Antonio González pero no hubo respuesta.

Refrito informativo también estira conjeturas

El medio digital Noti Costa Rica publicó un refrito de la nota de Diario Extra. En él tituló: «Edgar Mora iría a una embajada y estudiantes a la cárcel».

Una información de Noti Costa Rica no solo conjetura falsamente sobre el destino de Mora, sino sobre el de detenidos en los bloqueos de vías.

La nota alude a las detenciones de varias personas «por participar en los bloqueos» como medida de presión para pedir la renuncia del ministro Mora.

La información, que no aparece firmada, no da mayores detalles. Noti Costa Rica parece referirse a dos menores de edad que fueron detenidos tras el levantamiento de un bloqueo en Pérez Zeledón en la noche entre el 1.º y el 2 de julio.

«Varias personas que pedían la cabeza del hoy exministro terminarían en la cárcel o condenadas por las autoridades judiciales y Edgar Mora viviendo en el extranjero», concluye la nota.

La nota conjetura tanto sobre el destino del exministro como de los imputados por bloquear vías.

Dos personas menores de edad efectivamente quedaron a la orden de la Fiscalía Adjunta Penal Juvenil, con sede en Pérez Zeledón. A ellas se les imputan los delitos de obstrucción de la vía pública y resistencia.

«A ambos jóvenes, de 17 años, se les tomó los datos de identificación en el transcurso de la mañana y posteriormente, se ordenó su libertad, aunque seguirán siendo investigados bajo el expediente penal 19-94-1124-PJ», informó el Poder Judicial.

La Fiscalía también confirmó la detención otros seis sospechosos mayores de edad en la misma jornada y lugar. Estas personas están en libertad sin medidas cautelares, aunque siguen siendo investigadas.

Nota del redactor: Darío Chinchilla fue compañero universitario y es amigo personal de la ministra de Comunicación Nancy Marín. Los criterios editoriales de Doble Check son independientes de esta relación pero se considera importante divulgar su existencia de cara a la audiencia. No hubo una comunicación directa entre ambos para la elaboración de esta información.

Causa contra Édgar Mora por audio sobre supuesta contabilidad paralela fue desestimada el año pasado

Es falso que el ministro Édgar Mora hubiera cometido los delitos de cohecho impropio, prevaricato y corrupción agravada. Así lo acusa un video aparentemente producido y divulgado por la página de internet Televisión y Radio RN.

El video incorpora un audio con la voz del ministro Édgar Mora cuando fue alcalde de Curridabat. De él se infiere falsamente que el ministro sugirió llevar una contabilidad paralela en la municipalidad durante su gestión. El video tuvo amplia divulgación en Facebook, Twitter y Whatsapp.

El audio efectivamente corresponde a Mora y fue grabado en febrero de 2015. El material formó parte de una denuncia presentada el 12 de agosto de 2015 por Allan Sevilla Mora, quien entonces era contendiente del ministro de Educación para el puesto de alcalde por Restauración Nacional, en las elecciones de febrero de 2016.

Esa denuncia fue desestimada por la Sala Tercera el 19 de diciembre de 2018, por “no derivarse delito alguno”. La desestimación también sostuvo que del audio —grabado ilegalmente— “no se extrae que el denunciado esté conminando a los asistentes [a una reunión de jerarcas] a desobedecer la institucionalidad y el principio de legalidad”.

Producto de una creciente presión política en las últimas semanas, Édgar Mora renunció a su puesto como ministro hoy, lunes.

En resumen: Es falso que el ministro Édgar Mora hubiera cometido los delitos de cohecho impropio, prevaricato y corrupción agravada. Así lo acusa un video aparentemente producido y divulgado por la página de internet Televisión y Radio RN.

El video incorpora un audio con la voz del ministro Édgar Mora cuando fue alcalde de Curridabat. De él se infiere falsamente que el ministro sugirió llevar una contabilidad paralela en la municipalidad durante su gestión. El video tuvo amplia divulgación en Facebook, Twitter y Whatsapp.

El audio efectivamente corresponde a Mora y fue grabado en febrero de 2015. El material formó parte de una denuncia presentada el 12 de agosto de 2015 por Allan Sevilla Mora, quien entonces era contendiente de Édgar Mora para el puesto de alcalde por Restauración Nacional, en las elecciones de febrero de 2016.

Esa denuncia fue desestimada por la Sala Tercera el 19 de diciembre de 2018, por “no derivarse delito alguno”. La desestimación también sostuvo que del audio —grabado ilegalmente— “no se extrae que el denunciado esté conminando a los asistentes [a una reunión de jerarcas] a desobedecer la institucionalidad y el principio de legalidad”.

Producto de una creciente presión política en las últimas semanas, Édgar Mora renunció a su puesto como ministro hoy, lunes.

La denuncia

Una denuncia presentada el 12 de agosto de 2015 sostiene que Édgar Mora, entonces alcalde de Curridabat, giró una instrucción a funcionarios de la municipalidad para desobedecer la institucionalidad mediante una contabilidad paralela.

La denuncia aporta una grabación supuestamente realizada en horas laborales y en una oficina pública “que había llegado al denunciante en un sobre cerrado”. De acuerdo a las declaraciones de testigos contenidas en la resolución 2018-00907 del expediente 15-001911-0175-PE, la grabación habría sido hecha en febrero de 2015.

«Entonces mézclense, piensen que todo tiene que ver con todos. Construyan nuevas metas con Sonia, llevadas en un libro de contabilidad no oficial, es decir. No tiene por qué… esto no lo tiene por qué saber nadie. ¿Verdad? Se cumplen las metas… Sonia va a ver cómo lo acomoda», se escucha en el audio del video divulgado por Televisión y Radio RN.

Doble Check no tiene certeza de que el audio que se usó en el video fuera el mismo y sin ediciones que se presentó como prueba en la causa contra Mora.

El proceso fue iniciado por Allan Sevilla Mora, quien entonces era secretario del Concejo Municipal de Curridabat. El denunciante además era candidato a la alcaldía de Curridabat por el partido Restauración Nacional. 

En la denuncia se presentan otros supuestos hechos, como un supuesto acoso del alcalde hacia Sevilla debido a su persistencia por realizar denuncias contra él, una contratación por servicios profesionales pagada y supuestamente no ejecutada, entre otros.

La resolución

El 19 de diciembre de 2018 los magistrados Jesús Ramírez, Patricia Solano y Jaime Robleto desestimaron la denuncia interpuesta contra Mora  por “no derivarse delito alguno” de los hechos expuestos.

(No se demuestra) intención alguna de desobedecer la institucionalidad y el principio de legalidad, mediante una contabilidad paralela. Lo que se desprende, tanto del contenido de la grabación como de los testigos aportados por el denunciante, es una petición de esfuerzo del Alcalde por sacar adelante metas institucionales en el cantón”, indica la resolución de los magistrados.

“En la referida reunión se discutieron acciones de naturaleza meramente administrativa, con intenciones de aplicarlas a futuro, desconociéndose si efectivamente se realizaron. De manera que se concuerda con la representación fiscal, de que los hechos denunciados en estos cuatro apartados no encuadran en figura penal alguna”, agregaron.

Según la resolución, ninguno de los testigos propuestos por Sevilla Mora acuerpan los hechos que él consignó en la denuncia. Sonia Hernández, directora de Planificación, también descartó la existencia de alguna contabilidad paralela y mostró su extrañeza de que la denuncia fuera presentada varios meses después de que se hiciera la grabación, justo en período electoral.

Sobre el tema, el ministro Edgar Mora emitió un comunicado en el que resalta que “es importante aclarar que la grabación fue obtenida de manera ilegal y fue incluida en una denuncia presentada en agosto de 2015 ante el Ministerio Público (…) En esa misma resolución, los magistrados dejan claro que los testigos señalaron que la frase “contabilidad paralela” se refería a “metas institucionales y no a aspectos financieros”, señaló.

Doble Check contactó al Poder Judicial para conocer si existía apelaciones sobre este caso. Se actualizará esta información en cuanto se obtenga una respuesta. Puede descargar la resolución en este enlace