Gobierno presentó a la ONU datos falsos de hacinamiento carcelario

En resumen: El gobierno de Costa Rica dio a la Organización de Naciones Unidas (ONU) una imagen falsa de la sobrepoblación en los centros penitenciarios del país.

El pasado 13 de mayo, el gobierno costarricense presentó su Examen Periódico Universal (EPU)  ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En ese informe, los representantes de Costa Rica dijeron que la sobrepoblación en mayo del 2016 era del 48,1% y que en julio del 2018 disminuyó a 31,1%”.

La vocería del Ministerio de Justicia y Paz —administrador de las cárceles del país— admitió a Doble Check que «no tiene certeza» de la fuente de ese resultado que el Poder Ejecutivo presentó a la ONU. «Ningún dato calza con los reportes que tenemos a mano», afirmó.

Los datos oficiales dispuestos por esa cartera muestran un panorama distinto al que dibujó el gobierno. En mayo del 2016, la  sobrepoblación carcelaria en el país era de 41%, no de 48%. Dos años después, en mayo del 2018, el porcentaje bajó a 39%. Sin embargo, ese mismo año terminó con una sobrepoblación de 49% en los centros penitenciarios de adultos. No pudimos encontrar ninguna base para el 31% que la delegación oficial reportó en Ginebra como dato para julio de ese año.

Hoy, el dato más reciente nos indica que el hacinamiento es del 36% en cárceles para personas adultas. Esto representa una reducción de cinco puntos porcentuales a los números del 2016. Eso sí, ese nivel todavía se clasifica como «hacinamiento crítico».

NOTA ACTUALIZADA A LAS 9 P. M. DEL VIERNES 31 DE MAYO

En resumen: El gobierno de Costa Rica dio a la Organización de Naciones Unidas (ONU) una imagen falsa de la sobrepoblación en los centros penitenciarios del país.

El pasado 13 de mayo, el gobierno costarricense presentó su Examen Periódico Universal (EPU)  ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU. En ese informe, los representantes de Costa Rica dijeron que la sobrepoblación en mayo del 2016 era del 48,1% y que en julio del 2018 disminuyó a 31,1%”.

La vocería del Ministerio de Justicia y Paz —administrador de las cárceles del país— admitió a Doble Check que «no tiene certeza» de la fuente de ese resultado que el Poder Ejecutivo presentó a la ONU. «Ningún dato calza con los reportes que tenemos a mano», afirmó.

Los datos oficiales dispuestos por esa cartera muestran un panorama distinto al que dibujó el gobierno. En mayo del 2016, la  sobrepoblación carcelaria en el país era de 41%, no de 48%. Dos años después, en mayo del 2018, el porcentaje bajó a 39%. Sin embargo, ese mismo año terminó con una sobrepoblación de 49% en los centros penitenciarios de adultos. No pudimos encontrar ninguna base para el 31% que la delegación oficial reportó en Ginebra como dato para julio de ese año.

Hoy, el dato más reciente nos indica que el hacinamiento es del 36% en cárceles para personas adultas. Esto representa una reducción de cinco puntos porcentuales a los números del 2016. Eso sí, ese nivel todavía se clasifica como «hacinamiento crítico».

¿Qúe dijo el gobierno?

A mediados de este mes, Costa Rica presentó su Examen Periódico Universal (EPU) frente al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza.

Esa rendición de cuentas estuvo a cargo de la Ministra de Comunicación, Nancy Marín. También contó con la presencia del diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Enrique Sánchez.

Uno de los resultados que el gobierno de Costa Rica reportó ante la ONU fue una disminución de la sobrepoblación carcelaria entre el 2016 y el 2018:

La sobrepoblación en mayo del 2016 era del 48.1%, situándose en julio del 2018 en 31.1%. La sobrepoblación absoluta en junio del 2016 fue de 3.866 personas, para situarse en julio 2018 en 3.411 personas”.

El hacinamiento carcelario es un porcentaje basado en la capacidad de alojamiento que tienen las cárceles frente a la población que alberga. En Doble Check intentamos verificar esa afirmación el 17 de mayo pasado. Los datos facilitados por el Ministerio de Justicia y Paz inicialmente parecían confirmar el resultado que presentó el gobierno en Suiza. No obstante, una revisión detallada de esos registros nos llevó a cuestionar la precisión de los datos y nuestra propia interpretación, por lo que retiramos el chequeo de nuestro sitio en Internet.

Luego de varias solicitudes de datos y aclaraciones,  el Ministerio de Justicia y Paz admitió que  «no tiene certeza» de la fuente que empleó el gobierno para su informe ante la ONU. «Ningún dato calza con los reportes que tenemos a mano», dijo a Doble Check la jefa de Prensa de esa institución.

Los datos del Ministerio de Justicia y Paz permiten calcular que la sobrepoblación en centros penales para adultos era de poco más de 41% en mayo del 2016. Sin embargo, el informe del gobierno ante la ONU consignó erróneamente que ese porcentaje era de 48% en ese mes.

El porcentaje de sobrepoblación más alto del 2016 se registró en febrero según el anuario estadístico de ese periodo: 45,4%, aún alejado del dato mostrado por el gobierno.

El gobierno reportó ante la ONU como un logro que la sobrepoblación disminuyó hasta 31% en junio del 2018. Ese dato tampoco coincide con los registros del sistema penitenciario.

El informe justifica esa disminución debido a que el Ministerio de Justicia y Paz «ha impulsado la creación y operatividad de medidas alternativas a la prisión, entre las que destacan promover la ubicación de población privada de libertad al Nivel Semi Institucional, la Unidad de Monitoreo Electrónico, la Valoración Preliminar, la modificación al artículo 77 de la Ley 82014 (77 bis), y los servicios de utilidad pública mediante la reforma al artículo 56 bis del Código Penal».

Sobrepoblación es mayor que la reportada

Los registros del Ministerio de Justicia al 31 de mayo del 2018 —fecha disponible que se acerca más a la indicada por el gobierno— muestran que la sobrepoblación carcelaria de adultos era de más de 39% y aumentó hasta cerrar ese año con 49%.

Es decir, el gobierno reportó a la ONU que la sobrepoblación bajó 17 puntos porcentuales entre mayo del 2016 y julio del 2018, pero los datos de Justicia y Paz muestran que la disminución entre esas fechas fue apenas de 2 puntos porcentuales: de 41% a 39%.

Además, el 2018 cerró con una tasa de sobrepoblación 18 puntos porcentuales más alta que la reportada ante la ONU, incluso mayor a la registrada en el 2016.

Así lo muestra un cálculo propio de Doble Check con los datos facilitados por Justicia y Paz. La estimación siguió los parámetros indicados por esa institución: 1) limitar el cálculo de sobrepoblación a centros penales para adultos del 2016 al 2018 e 2) incluir en la población total a las personas retenidas por incumplimiento de pensión alimentaria.

Desde marzo pasado, el Ministerio de Justicia y Paz modificó el método para calcular la sobrepoblación. Entonces empezó a incluir centros penales juveniles en la estimación del promedio nacional, confirmó la vocería de esa entidad. Dicha inclusión disminuyó automáticamente la sobrepoblación total del país a 29% en mayo del 2019. El motivo de la reducción es que estos son centros con poca población y con excedentes de espacio.

Al estimar la sobrepoblación al 1.° de mayo solo con cárceles de adultos, el promedio nacional es de casi 36%. Entonces, sí hay una disminución del hacinamiento en los centros penales del país en lo que va del presente año. Eso sí, la situación es más grave de lo que relató el gobierno en Ginebra.

Doble Check también hizo una prueba al calcular las tasas de sobrepoblación del 2016 al 2018 con los centros penales para menores de edad incluidos. Los datos estimados de esa manera tampoco calzan con la afirmación hecha por el gobierno.

Este medio de comunicación solicitó una reacción de Casa Presidencial ante la advertencia de Justicia y Paz de que los datos del Examen Periódico Universal son distintos a los registros oficiales. No se obtuvo una respuesta hasta después de haberse publicado esta información. El gobierno refuta el análisis de Doble Check y aporta nuevos números.

Doble Check no ha podido verificar la veracidad de estos datos. Se publicará una actualización de esta nota tras el análisis.

Centros repletos

Actualmente, 10 centros penitenciarios en Costa Rica padecen sobrepoblación hasta tres veces más alta que el promedio nacional (con la metodología nueva). Los indicadores oscilan entre 32% y 94%.

En su jurisprudencia, la Sala Constitucional ha determinado que un centro penal padece “hacinamiento crítico” cuando hay una sobrepoblación superior a 20%. El parámetro en se basa en las Reglas Mínimas de las Naciones Unidas para el Tratamiento de los Reclusos y a las recomendaciones del Comité Europeo para los Problemas Criminales.

Sobrepoblación individual de cada centro penitenciario al 1 de mayo del 2019, incluidos los centros para población juvenil. Fuente: Ministerio de Justicia y Paz

Por ejemplo, el centro penal Carlos Luis Fallas, de Pococí (Limón), tiene la mayor sobrepoblación del país. Las instalaciones pueden albergar a 762 personas pero están ocupadas por 1.478 privados de libertad. Es decir: por cada espacio donde deberían haber 100 reclusos alojados se han hacinado 194.

El centro Jorge Arturo Montero (La Reforma), que alberga la mayor población penal del país, registra una sobrepoblación de 59,7%. La cárcel alberga actualmente a 3.189 personas, cuando su capacidad oficial es de 1.996 individuos.

 

Nota del editor: Casa Presidencial no respondió oportunamente a una solicitud de información para esta nota. Después de su publicación, Presidencia aportó datos distintos para apoyar la afirmación expuesta inicialmente ante la ONU. El equipo de Doble Check tiene dudas sobre esta nueva información. Se actualizará esta nota en cuanto logremos determinar la confiabilidad de los nuevos datos.