Cierto: Costa Rica es de los países más desiguales del mundo, según el Banco Mundial

En resumen: Es correcto indicar que Costa Rica es uno de los países más desiguales del mundo, según el Banco Mundial. La organización emplea el Coeficiente de Gini para comparar la desigualdad económica entre casi una centena de países del globo. De hecho, el país ha venido observando un grave crecimiento en su desigualdad económica especialmente desde la última década.

Una imagen compartida en varias publicaciones en redes sociales, sitúa a Costa Rica como el noveno país más desigual del mundo, acompañado de los casos latinoamericanos de Chile, Panamá, Brasil, Colombia, Honduras y Haití. Aunque no se cita la fuente, los datos que utiliza provienen de un estudio de 2016 del Banco Mundial que emplea información del 2013 para comparar la desigualdad económica en 101 países.

Eso sí, la lista del estudio NO contempla los indicadores de varias decenas de países, entre los que se incluyen naciones como Venezuela, Afganistán, Cuba, Libia, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Suriname o Belice, por lo que no es correcto incluirlos en la comparación.

En resumen: Es correcto indicar que Costa Rica es uno de los países más desiguales del mundo, según el Banco Mundial. La organización emplea el Coeficiente de Gini para comparar la desigualdad económica entre casi una centena de países del globo. De hecho, el país ha venido observando un grave crecimiento en su desigualdad económica especialmente desde la última década.

Una imagen compartida en varias publicaciones en redes sociales, sitúa a Costa Rica como el noveno país más desigual del mundo, acompañado de los casos latinoamericanos de Chile, Panamá, Brasil, Colombia, Honduras y Haití. Aunque no se cita la fuente, los datos que utiliza provienen de un estudio de 2016 del Banco Mundial que emplea información del 2013 para comparar la desigualdad económica en 101 países.

Eso sí, la lista del estudio NO contempla los indicadores de varias decenas de países, entre los que se incluyen naciones como Venezuela, Afganistán, Cuba, Libia, Puerto Rico, Trinidad y Tobago, Suriname o Belice, por lo que no es correcto incluirlos en la comparación.

La lista

Una recopilación de países pone a Costa Rica como el noveno país más desigual del mundo, según el Banco Mundial. La afirmación ha sido reiterada en varias ocasiones en Facebook, en Twitter, e incluso había sido mencionada en el Plenario Legislativo por el diputado de Restauración Nacional,  Eduardo Cruickshank. La imagen fue por primera vez citada en la red de noticias Biobiochile.cl en el artículo «Aparece Chile: estos son los 10 países más desiguales del mundo”.

La afirmación es correcta, y puede revisarse en la página 104 de la publicación Taking on inequality, del Banco Mundial, hecha en el 2016. Esa publicación usa datos de 2013, y se basa en información para 101 países.

«El país más desigual del mundo es Sudáfrica, seguido por Haití, cada uno de los cuales supera en 60 el Índice de Gini. Otro país subsahariano de África (Ruanda) y siete otros países de Latinoamérica y el Caribe (Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Honduras, México y Panamá), conforman el top diez de los países más desiguales del mundo)”, indica la sección.

Qué son el índice y el coeficiente de Gini

El coeficiente de Gini es uno de los indicadores económicos empleados para estimar la desigualdad de ingresos en un país. Se expresa de 0 a 1 (donde 0 representa la extrema igualdad, y 1 representa la extrema desigualdad en un país o un grupo de personas). El índice de Gini procede del mismo cálculo, multiplicado por cien (donde 0 muestra la igualdad más alta posible, y 100 se refiere a la mayor desigualdad posible).

En el mundo el índice de Gini promedio se aproxima a 38. Ese indicador fue de 49,3 para Costa Rica en el 2013, el año del cual se toman los datos para el estudio.

El caso de Costa Rica

En abril de 2018 la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE, un club de —mayoritariamente— países ricos, al que Costa Rica procura entrar) publicó su estudio económico para Costa Rica.

La OCDE resaltó que el país ha tenido un progreso social alto y que los indicadores de pobreza son positivos en comparación con el resto de la región latinoamericana. Sin embargo, la Organización también destacó que la desigualdad en el país es mayor que la del promedio de sus países integrantes, y va en aumento.

La desigualdad crece, la pobreza por ingresos está casi estancada y el ingreso de los trabajadores no mejora para los sectores más vulnerables del país.  De hecho, los niveles de desigualdad en Costa Rica son similares a los de hace cuarenta años. Durante los noventa el país gozaba de niveles de desigualdad menores que los de Estados Unidos y en 1994 alcanzó los mejores datos de equidad de toda la región latinoamericana.

Sin embargo, los avances se empezaron a revertir en el 2006 y se agravaron más durante la crisis económica del 2008. Ya para el 2015 el ingreso promedio del 10% más rico del país era 32 veces superior que el del 10% más pobre (esa relación era de 27 veces en el 2010). En comparación, la diferencia entre el promedio de los países de la OCDE es 9,6 veces.

Otro factor agrava la situación: mientras que Latinoamérica ha observado su desigualdad bajar, Costa Rica la ha mantenido en aumento.

Evolución de la desigualdad en Costa Rica y Latinoamérica

 

¿Qué provoca esa desigualdad?

En síntesis, hay varios elementos, pero parte de los responsables son el alto desempleo, la alta informalidad y las diferencias salariales.

Un estudio de la OCDE para el período 2010-2014 sostiene que uno de los principales disparadores de la desigualdad en el país son los salarios para funcionarios calificados del sector público, especialmente en las instituciones que están fuera del gobierno central.

“Las altas remuneraciones de los empleados públicos resultan de la combinación de numerosos incentivos complementarios que varían de un empleado a otro, así como de una multiplicidad de convenciones colectivas interrelacionadas y leyes que vinculan los aumentos salariales de un grupo a otro. (…) Esto hace que la remuneración de los empleados públicos sea excesivamente compleja, poco clara, no equitativa y difícil de controlar, especialmente ante la falta de una base de datos integrada sobre el empleo público y de un tope al gasto total en salarios del sector público”, señaló también la OCDE.

Hay otros factores relacionados. La última Encuesta Continua de Empleo destaca que la informalidad en el país llegó a un 44,9% en el último trimestre del 2018. Según el Informe del Estado de la Nación y la OCDE, eso representa una “fuente persistente de desigualdades”, además de un obstáculo a la productividad.

Entre toda la lista de malas noticias, hay una buena. La desigualdad en Costa Rica sería mucho mayor de no ser por los servicios de atención médica y de educación, según la OCDE. Aunque Costa Rica tiene un peor coeficiente de Gini que Perú o que México, la organización estima que —al final— la distribución del ingreso es más equitativa en Costa Rica, gracias ese tipo de beneficios.