Recursos del Centro de Cine sí crecerían un 13,4%, pese a recorte de ¢100 millones

En resumen: La transferencia que recibirá el Centro Costarricense de Producción Cinematográfica (CCPC) por parte del Ministerio de Cultura para el año 2020 sí crecerá un 13,4%a pesar del recorte de ¢100 millones que realizaron los diputados de la comisión de Asuntos Hacendarios.

Así lo afirmó la diputada del Partido Liberación Nacional (PLN), Silvia Hernández, al diario digital crhoy.com.

En la entrevista también señaló que el Centro de Cine acumula un superávit de ¢209 millones (hasta diciembre de 2018).

Ambas afirmaciones fueron corroboradas por Doble Check. Sin embargo, el Centro de Cine matiza sus implicaciones.

En el caso del aumento presupuestario, la entidad alega que el crecimiento responde a que en 2019 fueron especialmente austeros. En el caso del superávit, sostiene que el 42% de esos recursos ya están asignados a proyectos del fondo de apoyo ‘El Fauno’.

La intención del Centro de Cine era recibir ¢1.219 millones para gestionar sus operaciones en el año 2020. Por ello, la institución entiende el rebajo de ¢100 millones como «una posible reducción en sus operaciones de fomento».

Punto por punto

La diputada del PLN, Silvia Hernández, afirmó al diario digital crhoy.com que el presupuesto del Centro de Cine crecería un 13,4%, incluso si el Plenario legislativo decidiera ratificar el recorte por ¢100 millones que realizaron los diputados de la comisión de Asuntos Hacendarios en esa partida.

“Los recursos que se trasladan del  Ministerio de Cultura al Centro de Cine no se reducen, crecen 13,4%. Es decir, crecen más que el límite de la regla fiscal (4,9%) y más que la inflación proyectada (3.0%)”, dijo la diputada.

Este dato es real: el crecimiento nominal de la partida sería de un 13,48%, pues la transferencia que realiza el ministerio al Centro de Cine pasaría de ¢986 millones (en 2019) a ¢1.119 millones (en 2020). La intención del Centro de Cine era recibir ¢1.219 millones, cifra que hubiese representado un crecimiento nominal mayor (del 23,6%).

Ese recorte se realizó a través de una moción presentada por la socialcristiana Shirley Díaz, quien propuso retirar ¢255 millones al Ministerio de Cultura para transferirlos a las Asociaciones de Desarrollo.

Este intercambio fue avalado por la Comisión de Asuntos Hacendarios (que tramita el proyecto de presupuesto), donde contó con el respaldo de los liberacionistas Wagner Jiménez, Yorleny León y Ana Lucía Delgado; las socialcristianas María Vita Monge y María Inés Solís; el fabricista Harllan Hoepelman; y el republicano socialcristiano Otto Roberto Vargas.

Además del primer dato, la diputada Hernández indicó que el superávit libre de la institución hasta el año 2018 era de ¢209 millones, afirmación que también fue comprobada por este medio.

El monto es certificado por el propio Centro de Cine.  Sin embargo, la entidad asegura que el 42% de ese monto ya está comprometido con proyectos de ‘El Fauno’. Este es un fondo concursable que fomenta iniciativas audiovisuales, cuyo desarrollo puede oscilar entre 18 y los 36 meses.

Asimismo, el Centro agregó que un 22% del superávit corresponde a previsiones presupuestarias para ajustes en remuneraciones que finalmente no se tuvieron que realizar (como incapacidades), un 27% a servicios que finalmente no se pudieron contratar (por directrices de contención del gasto giradas por el Gobierno), y un 7,7% a presupuestos que existen para reparaciones y repuestos que no siempre se terminan necesitando.

Centro de Cine: “Recorte empequeñece la operación”

Ante los datos suministrados por la diputada Hernández, las autoridades del Centro de Cine aceptaron que son cifras reales. No obstante, la entidad realizó otra lectura sobre las mismas.

En el caso del crecimiento en la transferencia, la directora del Centro, Ana Xóchitl Alarcón, recordó que en 2019 se realizó una amplia contención del gasto (un reajuste de ¢400 millones), por lo que ahora solo buscaban reducir el tamaño de la restricción.

En el presupuesto de 2018, el Centro de Cine había alcanzado los ¢1.375 millones (¢1.398 millones traídos a valor actual), por lo que el presupuesto planteado para este 2020 (sin el recorte de los ¢100 millones) igualmente hubiese sido inferior al de aquel entonces en más de ¢100 millones.

La directora Alarcón además recordó que la institución que dirige realiza “una gran cantidad” de contrataciones y compras de servicios. Estos servicios empezarán a pagar el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en enero, otro factor que esperan paliar con el incremento.

Por su parte, José Cordero, administrador financiero del Centro, añadió que el presupuesto de la entidad es bastante rígido, por lo que unos ¢500 millones ya están atados a servicios públicos, nóminas y contratos vigentes.

Según Alarcón, esto obligaría a situar el impacto del recorte en los programas de promoción y los fondos concursables, ya sea «eliminando alguno o disminuyéndolos todos». «Cualquier recorte empequeñecería la operación», subrayó.

Entre otras partidas, el Centro de Cine realiza festivales para promover nuevos públicos, al tiempo que administra fondos como ‘El Fauno’, que reparte ¢250 millones anuales para impulsar la generación de proyectos audiovisuales.

Sobre el superávit de la institución, Alarcón simplemente reiteró que una gran parte de los recursos ya está asignada a proyectos en ejecución.

La discusión continúa

Sobre los datos que presentó a crhoy.com, la diputada Silvia Hernández dijo a Doble Check que busca alimentar la discusión del presupuesto nacional, sin que eso signifique situarse en contra del sector cultura. “Yo solo quería dar elementos puramente corroborables”.

Además, la diputada indicó que las cifras son parte de una discusión que aún no termina.

Actualmente, el proyecto de presupuesto se encuentra en su trámite regular en el Plenario legislativo.

El recorte de ¢100 millones al Centro de Cine podría revisarse antes de que se apruebe el proyecto, o bien a través de un presupuesto extraordinario posterior (si así lo solicita el Gobierno).

Este chequeo se realizó ante una consulta en redes sociales por parte del comunicador y asesor legislativo, David Barrientos, quien trabaja para el despacho de la diputada Carolina Hidalgo.

Comentarios