Plataforma de desinformación tergiversó guía de la OMS sobre uso de mascarillas

En resumen: Una publicación del perfil de Facebook Los Ignorantes compartida masivamente tergiversó una guía de la OMS para cuestionar los protocolos de uso de mascarillas recomendados por el Ministerio de Salud en Costa Rica.

La Organización Mundial de la Salud ha admitido que no hay evidencia sólida que compruebe la efectividad del uso de mascarillas de tela en personas sanas para prevenir la transmisión del COVID-19. Los Ignorantes compartió esa afirmación carente de contexto el 27 de julio, y omitió que la organización enumera varios argumentos para recomendar su uso, a pesar de la falta de evidencia.

La representación de la OPS/OMS en Costa Rica reconoció que “la publicación [de Los Ignorantes] no se apega al contenido estricto de la guía OMS”.

La organización internacional sí recomienda explícitamente a los gobiernos a alentar al público general a usar mascarillas para prevenir la transmisión comunitaria de la COVID-19 en situaciones en donde no sea posible mantener el distanciamiento físico.

La OMS recomienda este uso basada en:

a) estudios que evalúan la transmisión presintomática y asintomática;

b) la cantidad cada vez mayor de datos de observación sobre el uso de mascarillas por el público general en varios países;

c) los valores y preferencias individuales;

e) y la dificultad para lograr el distanciamiento físico en muchas situaciones.

El perfil Los Ignorantes afirma engañosamente que los protocolos están «comprometiendo la salud de los sanos lejos de protegerla». La publicación omite los beneficios citados por la guía. También atribuye falsamente a la OMS la cita de una investigación que descarta la transmisión por parte de personas infectadas sin síntomas. La organización, por el contrario, señala la existencia de estudios que parecen comprobar este tipo de transmisión.

 

¿Por qué hubo desinformación?

La publicación de Los Ignorantes hace una recopilación engañosa. Simplifica en exceso un documento complejo y detallado. El texto omite las recomendaciones generales y se concentra en los detalles convenientes para sustentar su crítica hacia la directriz para el uso de mascarillas.

Los Ignorantes ha sido objeto recurrente de refutación por Doble Check. La desinformación en este caso sofistica sus métodos para otorgar una falsa credibilidad a su publicación. Por ejemplo, usa el logo de la OMS en una publicación fabricada. También incluye enlaces a estudios existentes, pero su citación no refleja la recomendación general de la OMS.

Doble Check se comunicó con el contacto telefónico disponible en el perfil de Facebook y con el administrador de la página, Luis Alonso Naranjo, pero no se obtuvo una respuesta oportuna. Los Ignorantes es un proyecto audiovisual vinculado al productor Naranjo y a Robert Beers, asesor legislativo de la diputada independiente Ivonne Acuña.

¿Qué sostiene la desinformación?

La página adjunta una imagen de un documento fabricado. El documento extrae tres citas de una amplia guía de recomendaciones que sí fue emitida por la OMS.

Los Ignorantes llama la atención a tres premisas seleccionadas a conveniencia:  a) la OMS afirma que no hay evidencia contundente que apoye el uso de mascarillas; b) la organización alerta sobre posibles riesgos o inconvenientes en su uso; y c) cita la ineficacia de las mascarillas de tela para proteger a las personas contra los virus. El texto que acompaña la imagen afirma:

«Vamos a seguir investigando hasta dejar en evidencia todas y cada una de las contradictorias normas protocolarias, seguidas por nuestras autoridades sanitarias sin ningún criterio científico, comprometiendo la salud de los sanos lejos de protegerla».

Publicación en Facebook compartida por Los Ignorantes el 27 de julio.

La publicación echa mano de una cuarta afirmación que no está en el informe de la OMS. La página dice que los casos asintómáticos no transmiten el virus. Esta cita se incluye engañosamente sin hacer esta distinción de que este estudio no es referido por el documento de la OMS.

¿Qué omitió la desinformación?

La publicación de Facebook incluye varios vínculos a estudios existentes, pero evita referir a su audiencia al documento original de la organización. Sus referencias son solo dos estudios citados en el documento, mientras el documento original contiene una lista de 80 referencias.

La publicación también enumera algunos de los «posibles riesgos e inconvenientes» del uso de mascarillas anotados en el documento de la OMS. Omitió mencionar los beneficios listados por la organización, entre ellos:

  • posible disminución del riesgo de exposición a personas infectadas antes de que estas presenten síntomas;
  • posible reducción del estigma de las personas que usan mascarillas para no contagiar a otros (control de fuentes) o de las personas que atienden enfermos de COVID-19 en entornos que no son clínicos;
  • hacer que las personas sientan que pueden contribuir activamente a atajar la propagación del virus; entre otras.

¿Qué hay de la falta de evidencia sobre el uso de mascarillas?

Doble Check contactó a la representación local de la OPS/OMS. La organización reconoce que existen escasas pruebas de la eficacia de las mascarillas higiénicas de tela en zonas públicas para prevenir la transmisión del coronavirus. Por ello privilegia la recomendación de mantener una distancia física mínima de un metro con otras personas. También aconseja el lavado frecuente de manos, así como evitar tocarse la cara y la mascarilla.

La organización sí recomienda el uso de mascarillas para la población general en ciertas circunstancias a pesar de la falta de evidencia contundente sobre su eficacia. Así lo expresó la OPS/OMS a Doble Check:

“La OMS recomienda a los gobiernos que fomenten la utilización de mascarillas higiénicas de tela por la población general en áreas donde la transmisión sea generalizada, en áreas donde haya una capacidad limitada para aplicar medidas de control y, especialmente, en entornos donde no sea posible mantener una distancia física de al menos un metro, como en medios de transporte público, tiendas u otros lugares cerrados o concurridos”.

Mascarillas: ¿para quiénes, cuáles y cuándo?

La OMS hace una distinción entre las mascarillas médicas (con mayor poder de filtración y protección) y las llamadas «higiénicas» de tela (sin evidencia contundente sobre su eficacia).

Las médicas las recomienda para personal de centros de salud. También aconseja su uso para personas que tengan síntomas compatibles con la COVID-19. Deberían usarlas, además, quienes cuiden a personas sospechosas o confirmadas de portar el coronavirus, que estén fuera de centros sanitarios.

La población de riesgo (mayores de 60 o personas con condiciones agravantes de salud) también debería usarlas cuando esté en situaciones en donde no pueda mantener el distanciamiento físico con otras personas.

Los Ignorantes genera desinformación adicional con respecto a este tema. Su publicación incluye una cita a un estudio referido por la OMS. Esta es una investigación sobre la prevención de infección por influenza mediante el uso de mascarillas de tela por funcionarios de salud en un ambiente hospitalario. Este no es un asunto en discusión pues, en primer lugar, en ambientes hospitalarios la OMS recomienda el uso de mascarillas médicas, no de tela.

En segundo lugar, el uso generalizado de mascarillas de tela se recomienda como una forma de control de infección desde la fuente de contagio. Es decir, su intención principal es que personas infectadas no propaguen el virus. El hecho de que personas trabajadoras de salud se hubieran infectado de influenza a pesar de usar mascarillas de tela es un asunto ajeno a la recomendación vigente para COVID-19.

¿Qué hay de los pacientes asintomáticos?

Los Ignorantes cita un estudio sobre la infecciosidad de pacientes asintomáticos. Afirma: “Un estudio reciente de 455 individuos mostró que las personas asintomáticas no están causando infecciocidad [sic]”. La investigación se hizo alrededor de un solo caso asintomático que tuvo contacto con otras 455 personas sanas, quienes no resultaron infectadas.

Este estudio no aparece citado en el informe de la OMS. La guía sí cita un estudio en Taiwán, uno en China y un tercero en Singapur. Los tres respaldan que los casos positivos sin síntomas sí pueden transmitir el coronavirus. Eso sí, la OMS advierte que los estudios son escasos y las muestras son pequeñas.

La organización también admite que parece ser mucho menos probable que las personas con infección asintomática transmitan el virus, en comparación con las que personas con síntomas manifiestos, como la tos.

Comentarios