No, la evasión en Costa Rica no es del 8% del PIB

En resumen: Si usted no ha escuchado a alguien decir que la evasión fiscal en Costa Rica es del 8% del PIB, ¿en dónde ha estado metido en estos últimos meses? Lo dijo Sofía Guillén en Canal 7 (usó, de hecho, el término “fraude fiscal”, que es más específico aún), el líder sindical Albino Vargas, diputados y exdiputados, hay multitud de gráficos con el dato en redes sociales, e incluso Camilo Rodríguez explicó el tema con un papel pegado en una lata de zinc ?.

Vamos por partes. Ese 8% sí salió de un estudio existente, pero es algo viejo, con estimaciones de incumplimiento tributario de hace cinco años. El dato más reciente es del 4,6% del PIB. ¿Significa esto que bajó el porcentaje a la mitad? No lo podemos saber. Hacienda hizo el estudio más reciente con otra metodología que no permite comparar ambos estimados.

Hay otro asunto: el famoso 8% también incluía elusión (es decir, cuando alguien aprovecha legalmente los vacíos en las leyes para pagar menos de lo que debería pagar) y la mora (el atraso en el pago).
Es decir, no todo es evasión, por lo que es mejor hablar de incumplimiento tributario. Por supuesto que si lo lleváramos a cero se nos arreglaría el tema fiscal, pero esto se dice más fácil de lo que se hace. La efectividad de recaudación en otros países que la ejecutan mejor que Costa Rica nos dice que sí, podemos mejorar, pero una reducción drástica es improbable.

¿Por qué es importante esta cifra?

El dato ha sido caballo de batalla para asegurar que el plan fiscal descuida aspectos de mejora en la recaudación para darle preferencia a nuevos impuestos.
Hacienda ha dicho que se espera que la sola implementación del IVA reducirá el incumplimiento tanto en Renta como en ventas. Además, el Gobierno sostiene que recientes medidas aprobadas en la Asamblea Legislativa contra la evasión empezarán a dar frutos en 2019.

Entonces, ¿de dónde salió el 8%?

El dato sale de un estudio de Hacienda, pero no del más reciente. El análisis es el segundo que ha emitido la entidad sobre el tema. Se publicó en diciembre de 2015 y su estimación de incumplimiento tributario fue de 8,22% para el período 2010-2013. De ahí sale el porcentaje.
El incumplimiento en Ventas se estimó entonces en 2,36% del PIB, en renta para las personas físicas en un 1,63% del PIB y en renta para las personas jurídicas en 4,23% del PIB.
La investigación no se refiere solo a evasión, sino que también contempla la elusión y la mora. Tampoco estudia el incumplimiento en el resto de impuestos.
La evasión es todo aquel mecanismo ilegal usado para no pagar impuestos. Uno de los tipos de evasión es el fraude fiscal, que se castiga penalmente.
La elusión es legal. Es decir, las personas o las empresas aprovechan los portillos que les da la ley para no pagar impuestos.
La mora ocurre cuando los impuestos se declararon a Tributación, pero no se pagaron.

Hablemos del incumplimiento del 4,6% del PIB

Hay varias cosas nuevas: en primer lugar usa una metodología completamente distinta a la que se venía empleando. En el 2017, Hacienda le pidió colaboración al Fondo Monetario Internacional para analizar las brechas tributarias del país. El resultado fue un análisis conjunto entre el Ministerio y el FMI que asentó la metodología que Hacienda seguirá usando.
El vacío más importante del nuevo cálculo es que no incluye el incumplimiento tributario en renta de personas físicas. La ganancia más notable es que permite ver el incumplimiento por sectores de la economía. Además usa las nuevas cuentas nacionales del Banco Central y no las referencias antiguas de 1991.
Para Priscilla Piedra, Directora General de Hacienda, no es válido comparar los datos de este estudio con los anteriores.
Con el nuevo cálculo, la evasión, elusión y mora en los impuestos de Renta y Ventas se estiman en 4,6% del PIB. 1,9% del PIB de ese incumplimiento tributario ocurre en ventas y un 2,7% en el pago del impuesto de renta para personas jurídicas.
En Ventas, el estudio permite observar que los sectores de manufactura, comercio y de restaurantes y hoteles son los que más incumplen, con porcentajes que superan o se acercan al medio punto del PIB.

¿Por qué es tan difícil llevar la evasión a cero (y cómo nos va, comparado con otros países)?

Medir el incumplimiento tributario es complejo y muy pocos países de la región se han dedicado a hacerlo periódicamente. Por eso es difícil comparar nuestra evasión con la de otros vecinos. Uno de los pocos estudios que procura hacer un comparativo fue publicado en febrero de 2016, por la Cepal.
Los datos para el año 2013 sitúan a Costa Rica con niveles de evasión en el Impuesto de Ventas (30,5%) similares a los de la región, aunque superiores a los de Uruguay (13,4%), Chile (22,2%), México (24,3%) y Colombia (23%).
Los datos de Costa Rica (que, a diferencia de otros países, aún no tiene IVA) también son similares a los de Grecia (34%) e Italia (33,6%). Lograr una evasión de cero parece aún ser casi imposible. En Países Bajos –que muestran los mejores indicadores– la evasión en el IVA es del 4,2%.
En renta, los datos de Costa Rica que recopila el estudio no son comparables con los de otros países, pero muestran una fuerte evasión en sociedades.
La evasión, especialmente en renta, es elevada y grave en la región y debe abordarse. Los autores de la Cepal explican que –aunque es importante– no necesariamente una mayor inversión en recursos humanos, tecnología y financiamiento para la administración tributaria termina en mejoras recaudatorias.
Es decir, no siempre los países con mayores castigos y auditoría pagan más. La moral fiscal y las actitudes de los ciudadanos también influyen.
Nota del editor: Esta nota fue editada para aclarar que el último estudio que arroja el 4,6% del PIB en incumplimiento fiscal surgió de un estudio realizado conjuntamente entre Hacienda y el FMI, y no solamente por el Fondo, como varios lectores infirieron.

Comentarios