Ministro Daniel Salas es médico en salud humana, no veterinaria

En resumen: El ministro de Salud, Daniel Salas, es epidemiólogo y médico en salud humana, no veterinario.

Varias publicaciones en redes sociales desacreditan sin sustento la formación en epidemiología de Salas. Los mensajes critican su manejo de la crisis de la COVID-19 con un ataque a sus atestados: afirman que el médico obtuvo su maestría en la Escuela de Medicina Veterinaria de la Universidad Nacional.

La crítica no tiene fundamento. Esta es la única unidad académica que forma profesionales en epidemiología en el país. ¿Por qué? La Escuela de Veterinaria de la UNA era la única que contaba con doctores en la materia en 1998, cuando se creó la especialidad en el país.

«Nosotros no enseñamos Epidemiología Veterinaria: nosotros enseñamos Epidemiología», dijo a Doble Check el coordinador de la maestría Juan José Romero.

Romero explicó que la epidemiología es una disciplina que se puede aplicar a distintos campos profesionales.

«Hemos graduado entre 350 y 400 personas en Epidemiología: de medicina, enfermería, biología, microbiología, odontología, medicina veterinaria, salud ocupacional, historia, sociología, geografía…».

Previa a su formación como epidemiólogo, el ministro obtuvo una licenciatura en Medicina y Cirugía (en humanos) en la Universidad de Costa Rica, es especialista en Gerencia de Proyectos por el Tecnológico de Costa Rica y tiene una maestría en Salud Pública con énfasis en Gerencia (UCR).

¿Quién desinformó?

Varios perfiles en Facebook propagaron el mensaje falso de que la formación del ministro Salas es en medicina veterinaria. Otro de los perfiles que divulgó desinformación fue Los Ignorantes. Esta plataforma publicó un texto de opinión en donde afirmó que la relación de la epidemiología con la salud animal no era pretexto para «tratar a la población costarricense como animales».

El 13 de julio, un grupo de personas protestó frente a Casa Presidencial contra las medidas de restricción adoptadas por el Ejecutivo. Uno de los manifestantes que transmitió sus críticas en directo por Facebook atribuyó a Los Ignorantes su supuesta confusión de no saber si el ministro era «epidemiólogo de personas o veterinario».

Ojo con los veterinarios

Juan José Romero advierte que la epidemiología es una disciplina que puede ayudar a comprender fenómenos en otras áreas (incluso la divulgación de desinformación, por ejemplo). Romero, cuya formación original es como médico veterinario, advirtió además sobre el prejuicio desacreditar a un epidemiólogo por tener esta formación.

Por ejemplo, el encargado del manejo de la crisis sanitaria en Alemania, Lothar Wieler, es veterinario.

Además, Romero advierte que trazar categorías rígidas entre la salud humana y la salud veterinaria puede complicar el manejo de políticas públicas. «Más del 60% de las nuevas enfermedades que afectan a las personas cada año son de origen animal», comentó.

Aproximaciones como «Una salud», de la OMS, pretenden promover políticas públicas coordinadas en la inocuidad de los alimentos, la resistencia contra los antibióticos y el control de zoonosis (enfermedades transmisibles entre animales y humanos). El SARS-CoV-2 es justamente un caso de zoonosis.

 

Comentarios