¿La huelga afectó al 76% de los comercios del país? La afirmación de la Cámara de Comercio que hizo tropezar a los medios

En resumen: La Cámara de Comercio divulgó un estudio que aseguraba que la “huelga generó pérdidas económicas para el 76% de los comercios” y que, en promedio, “hubo una disminución de ventas del 25%”. “En el marco de la Huelga Nacional el 18% de los comercios tuvo que despedir personal”, destacó la organización el martes 23 de octubre.
Las afirmaciones fueron repetidas días después (e incluso en publicaciones de esta semana) por La Nación, La República, El Financiero, Teletica, CRHoy, Monumental, Estrategia y Negocios, La Prensa Libre, CentralAmericanData, Eka, Revista Summa y ElGuardiánCR.
De ellos, ElGuardiánCR y Revista Summa replicaron de forma idéntica el comunicado de prensa, como si fuera un artículo propio. CRHoy y EKA también lo copiaron casi textualmente, modificando solo el primer párrafo.
Ninguno de esos medios aclaró que el estudio solo se realizó entre los 800 afiliados de la Cámara de Comercio, y –por tanto– que no era representativo del total de empresas dedicadas al comercio en el país.
De hecho, para junio de 2018, la Caja Costarricense del Seguro Social estima en 18.314 la cantidad de empresas dedicadas a comercio y reparación de vehículos. Es decir, la Cámara solo alberga alrededor del 4,4% de los comercios formales del país, y no hay evidencia de que sus agremiados sean una muestra representativa.
La Cámara nunca dijo inicialmente que sus datos fueran extrapolables a todos los comercios del país, pero su comunicado, declaraciones de su economista y los artículos que se basaron en él sí dan pie para inferirlo.

¿Cuál fue la información engañosa?

La investigación que publicó la Cámara de Comercio aporta datos únicamente representativos de sus afiliados, y no pueden extrapolarse al resto de comercios del país.
Su comunicado oficial, y ninguno de los artículos que replicó la información, deja claro que solo se consultó a los 800 afiliados a la cámara. No se realizó una muestra representativa para conocer la opinión del resto de los 17.500 comercios formales del país. Menos aún para conocer la situación de los comercios informales.
Consultamos a Jason Chaves, economista de la Cámara, para entender mejor cómo se diseñó el estudio.
“Es una encuesta certificada que se le hace a los asociados de la Cámara de Comercio, una muestra de más de 800 asociados que tenemos, en donde se logra determinar a gerentes y representantes legales de las empresas cuál ha sido la afectación, y a partir de ahí se determinan los resultados”, dijo Chaves.
Según Chaves, la consulta se aplicó a todos los más de 800 comercios que forman parte de la Cámara (es decir, no era una encuesta, sino un censo), de los cuales 75% son pequeñas y medianas empresas. Consultamos directamente si el estudio es representativo de todo el sector comercio en el país.
“En realidad sí, porque es una muestra significativa. Independientemente de que el porcentaje sea menor, sí es una muestra significativa que nos da una realidad de lo que sufrieron los comercios durante la huelga”, señaló.
Esto es muy discutible.

Por qué el estudio no es representativo de todo el sector

La investigación de la Cámara solo permite conocer qué pasó entre sus afiliados, no entre todos los comercios del país. Es cierto que 800 consultas son significativas, pero eso no convierte el estudio en representativo. Un alto número de consultas no implica siempre que un estudio pueda extrapolarse a la realidad nacional (véase Opol Consultores).
Consultamos a la investigadora y economista Valeria Lentini sobre qué son los sesgos de selección a la hora de hacer encuestas. Aclaramos que la investigadora no ha visto el estudio de la Cámara, pues –más allá del comunicado de prensa de la Cámara– no se ha realizado una publicación sobre el tema.
“Hay que prestar cuidado a los sesgos de selección. ¿Cuándo puede inferir uno (que los resultados de una encuesta son aplicables al resto de la población)? Cuando la probabilidad de salir en la muestra no está condicionada por alguna característica. La inferencia ocurre cuando hay probabilidad no-nula de salir, y todo el que no esté afiliado a la Cámara tiene probabilidad nula de salir”, explicó.
Es decir, para que el estudio de la Cámara fuera representativo, todos los comercios del país –y no solo los de la Cámara– debían tener la oportunidad de ser escogidos para responder la encuesta.
“Yo soy persona y estoy afiliada a un club, y usted no está afiliado a un club. No porque los dos seamos personas tenemos las mismas características. Hay características no observables y observables que no nos permiten inferir (que su realidad sea igual a la mía)”, ejemplifica.
Cuando se hace una encuesta, los investigadores buscan encontrar muestras aleatorias para que todos los sujetos investigados tengan una mínima probabilidad de ser escogidos. Es decir, no puede haber un “muro” que impida que los sujetos sean consultados: en este caso, pertenecer a la cámara.
No ponemos en duda que los datos de la Cámara de Comercio sean ciertos, pero solo lo son para sus agremiados. Es decir, el famoso 76% de afectación podría ser mayor o podría ser menor. El asunto es que el parámetro de la Cámara no nos sirve para saberlo.

Teléfono chocho

La información desencadenó informaciones aún más imprecisas. La República, por ejemplo, fue más allá, al publicar este miércoles 14 de noviembre que la huelga “produjo el despido del 18% de los empleados. Esto les debe traer mucha satisfacción a Albino Vargas y sus muchachos”, se dijo en La Machaca.
El medio malinterpretó la información de la Cámara: el estudio decía que el 18% de las empresas consultadas afirmó que había tenido que despedir personal durante la huelga. Algo es muy diferente a decir que la huelga originó el despido del 18% de los empleados.
Otros, confundieron la palabra “negocio” con comercio (no todas las empresas del país son comercios), entre otros errores.
Hay otros detalles de la encuesta. Como sí lo resaltó La Nación, el estudio nunca precisó cuál fue el número de personas que quedó sin trabajo.
“Eso va a depender mucho de la empresa. Nosotros en realidad no preguntamos cuál fue la magnitud del personal que tuvieron que despedir. Más allá del número, nos preocupaba saber si tuvieron que aplicar la medida a raíz de la huelga”, dijo Chaves.
La Cámara señaló que 76% de los comercios de la cámara reportaron alguna afectación y que “en promedio hubo una disminución de ventas en un 25%”.
En este caso es mejor ver la distribución de pérdidas, en lugar de un promedio. Por ejemplo, si existieran dos comercios y uno tuvo pérdidas del 100% y otro del 1%, en promedio, los dos sufrieron pérdidas del 50,2%. El miércoles consultamos más datos a la Cámara, pero aún no hemos recibido respuesta.

Comentarios