Es correcto: Costa Rica alcanzó la tasa de desempleo más alta registrada

En resumen: Es cierto lo señalado por medios como Diario Extra, La República, Semanario Universidad y por la agencia EFE al indicar que Costa Rica registró en el último trimestre la tasa de desempleo más alta registrada en la Encuesta Continua de Empleo.

Los comunicados de prensa del Ministerio de Trabajo y el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) soslayan la información más noticiosa. Ellos titularon, respectivamente, que «170 mil personas más encontraron trabajo en el país, según encuesta del INEC» (un comunicado de prensa que copió casi textualmente AMPrensa) y que «Aumentó la tasa de ocupación en 3,6 puntos porcentuales».

Los dos fenómenos positivos sí sucedieron, pero destacarlos evita mostrar un incremento histórico en las cifras de desempleo. El país no había visto una tasa de desempleo tan alta desde julio de 2010 que se realiza la Encuesta Continua de Empleo. Los comunicados de las instituciones públicas, por su parte, decidieron destacar una tasa de ocupación que había sido superada casi 16 veces en trimestres anteriores.

¿Cómo aumentaron la tasa de ocupación y de desempleo al mismo tiempo?

La última Encuesta Continua de Empleo del INEC reporta dos hechos que, a primera vista podrían parecer contradictorios. Aumentó la tasa de desempleo, pero al mismo tiempo aumentó la tasa de ocupación. ¿Cómo es eso posible?  ಠ_ಠ

En resumen, lo que ocurrió es que entre el último trimestre de 2017 y el último de 2018 salieron 259.000 nuevas personas a buscar un empleo.

La buena noticia es que el país pudo responder y generar trabajo para 169.500 de ellas. Eso aumentó la tasa de ocupación. La mala noticia es que la incorporación se quedó corta, pues los otros 89.500 no encontraron un trabajo. Eso aumentó la tasa de desempleo. 💡 (Dos datos curiosos: 167 mil de las «nuevas» personas que salieron a buscar empleo (la gran mayoría) fueron mujeres. Además, casi la mitad de los nuevos desempleados  -44.500- eran jóvenes menores de 24 años). 

¿Cuál es la diferencia entre la tasa de ocupación y la tasa de desempleo?

En el mercado laboral (compuesto por las personas mayores de quince años) existen dos grandes grupos: las personas que están dentro de la fuerza de trabajo (es decir, los que trabajan o buscan un empleo) y los que están fuera (por ejemplo, aquellas personas que estudian, que tienen obligaciones dentro del hogar, etcétera).

La tasa de ocupación mide qué porcentaje de las personas mayores de 15 años tiene un trabajo. Es decir, usa como base a todas las personas mayores de 15 años (trabajen, busquen trabajo o no) y observa qué porcentaje de ellas laboró por lo menos una hora.

Esa tasa fue de un 55,4% para la última medición del INEC (realizada entre octubre y diciembre de 2018) y aumentó en casi 3,6 puntos porcentuales con respecto al mismo trimestre del 2017.

La tasa de desempleo es otro cálculo completamente distinto. Usa otra base más pequeña: la fuerza de trabajo. La fuerza de trabajo solo incluye a las personas que trabajan o que buscan un empleo activamente. Esa categoría no incluye a quienes no desean trabajar, ni las personas con discapacidad permanente, enfermedad o que no trabajan por razones familiares. Así, la tasa del desempleo mide el porcentaje de personas que no encuentran un trabajo, aunque lo buscaron en las últimas cuatro semanas.

Hoy esa tasa es de un 12%: unos 2,7 puntos porcentuales más de los que se habían visto en el último trimestre de 2017.

¿Cómo subió la tasa de ocupación y la tasa de desempleo al mismo tiempo?

“A veces puede haber un aumento en la participación laboral: que vengan muchas personas (que antes no trabajaban ni buscaban trabajo) y participen en la fuerza de trabajo. Y puede que no se absorban todos los empleos necesarios para esas (nuevas) personas. Eso es lo que pasó: se absorbió una parte, pero la otra parte no pudo (obtener un trabajo)”, dijo a Doble Check María Luz Sanarrusia, coordinadora de la Encuesta.

El desempleo más alto registrado

Más allá de la confusión entre los dos conceptos, es cierto que el país alcanzó la tasa de desempleo más alta desde el 2010. El INEC observó que nueve de cada cien personas que buscaron un trabajo no lo encontraron entre octubre y diciembre de 2017. Un año después, en el último trimestre de 2018, ese número aumentó a doce personas.

Mire el siguiente gráfico. Antes de la última medición, el punto más alto de desempleo observado en la historia del registro correspondía al tercer trimestre de 2011, cuando la tasa llegó a un 11%. Se trató de un año de malos indicadores en general.

Sanarrusia aporta una observación a esos datos. Aunque el desempleo es alto, es importante ver que el fenómeno del último trimestre de 2018 parece ser estacional.

“La huelga estuvo tres meses, y en cierta manera pudo haber influenciado el indicador. La huelga pudo haber afectado el mercado laboral: de los que más salieron a la fuerza de trabajo fue la población joven, los de 15 a 24 años, y que tienen un nivel de secundaria incompleto”, conjeturó.

Es decir: el fenómeno del desempleo varió mucho durante el 2018.  Por eso, aunque el país alcanzó el desempleo trimestral más alto de la historia en el último trimestre, el desempleo promedio del año fue similar al del 2011.

Comunicados soslayan alta tasa de desempleo

Pese al fenómeno histórico, los comunicados del Ministerio de Trabajo y del Instituto Nacional de Estadística y Censos pusieron en un segundo plano el desempleo, y destacaron que la tasa de ocupación había aumentado interanualmente en 3,6 puntos porcentuales y que el país había generado 170.000 (169.500) nuevos empleos.

Sus datos fueron ciertos. Sí se generaron 170.000 nuevos empleos. Eso fue positivo: desde mediados de 2012 no se había visto un aumento interanual tan alto en la cantidad de empleos.

Sin embargo, esos datos no muestran tanta trascendencia histórica como la del desempleo. Por ejemplo, la tasa de ocupación que destacaron las instituciones en sus comunicados había sido superada en 16 mediciones previas de la Encuesta.

Con respecto al enfoque del comunicado, Sanarrusia argumentó que el INEC no toma partido político en la información que divulga, y que sí incluyeron la información sobre la tasa de desempleo en su comunicado de prensa.

Doble Check también consultó al respecto a la oficina de prensa del Ministerio de Trabajo.

Geovanny Díaz, jefe del departamento de prensa de la cartera argumentó que para el Ministerio de Trabajo ambos datos son importantes. Según el funcionario, el dato de los 170.000 nuevos empleos era importante porque permite al país tener “la cantidad más alta de ocupados desde que se aplica la Encuesta Continua de Empleo” (el dato es correcto, desde una perspectiva nominal).

“En ningún momento hemos querido soslayar el dato del aumento en la tasa de desempleo de acuerdo con la comparación interanual, tanto así que en el cuerpo de la nota reconocemos este aumento”, cerró.

Comentarios