Costa Rica no gasta más en seguridad que el resto de Centroamérica junta

En resumen: Es falso que el presupuesto de seguridad pública de Costa Rica sea mayor al del resto de países centroamericanos combinados, como afirmó el programa satírico Suave un Toque.

El pasado 16 de septiembre, Suave un Toque publicó un monólogo en el que afirmó que “para el 2016, Costa Rica gastó $950 millones en seguridad. Eso es más que la suma de los presupuestos del resto de países centroamericanos, que tienen ejército”.

El dato surge de un cálculo inadecuado. Suave un Toque comparó el presupuesto en seguridad pública civil de Costa Rica con los presupuestos militares de otros cuatro países de Centroamérica, pero deja de lado las inversiones en seguridad pública civil de esas naciones. Cuando se compara solamente inversión civil, resulta que la suma de los presupuestos de los cuatro países casi duplican nominalmente al de Costa Rica.

Además, el programa excluye a Panamá del cálculo. Ese es el país que más invierte en seguridad pública en el istmo. Al comparar el gasto en seguridad de los seis países, la porción correspondiente a Costa Rica es casi un cuarto de la inversión total de Centroamérica.

La comparación de Suave un Toque tiene un problema adicional: la hace únicamente sobre montos nominales. El programa no menciona la proporción que el gasto en seguridad representa en el presupuesto o en el porcentaje del producto interno bruto (PIB) de cada país. Ello hubiera resultado en diferencias mucho más moderadas.

¿Qué dijo Suave un Toque?

El programa audiovisual transmitido vía web, Suave un Toque, publicó un monólogo donde criticó los que considera que son varios mitos nacionales. Entre ellos tocó el mito del país pacífico, y para refutarlo mencionó el monto que dedica Costa Rica a la seguridad pública.

“Para el 2016, Costa Rica gastó 950 millones de dólares en seguridad. Eso es más que la suma de los presupuestos del resto de países centroamericanos, que tienen ejército”, afirmó el presentador de ese medio de comunicación.

Simultáneamente a esa afirmación, Suave un Toque mostró un mapa con un billete de  ₡50.000 sobre Costa Rica y monedas de ₡100 sobre el resto de naciones del istmo, excepto Belice. La gráfica incluyó a Panamá, aunque el cálculo presentado por el programa excluyó a ese país.

Datos revueltos

Suave un Toque indicó a Doble Check que la fuente de su afirmación fue el Atlas Comparativo de la Defensa en América Latina y el Caribe del 2016. Ese estudio fue elaborado por la Red de Seguridad y Defensa de América Latina (Resdal).

El informe está enfocado en los gastos de fuerzas militares en la región. Dado que Costa Rica y Panamá carecen de ejército, el informe incluyó a esas naciones por medio de sus presupuestos de seguridad pública. Es decir, principalmente sus cuerpos policiales. Ese mismo estudio omite los montos destinados a los cuerpos policiales de las naciones que sí tienen ejército.

Así, Suave un Toque comparó el presupuesto de seguridad pública de Costa Rica frente a la suma de los recursos destinados a fuerzas militares de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua. El programa no consideró los gastos de seguridad pública civil de cada uno de esos países.

Esos datos de gasto en seguridad civil no están disponibles en el informe del 2016. Para acceder a ellos se debe consultar el Índice de Seguridad Pública de Centroamérica, cuyo último informe se publicó en el 2013.

Doble Check contactó a Suave un Toque para preguntar sobre esta omisión.

«La crítica del monólogo es, precisamente, ¿cómo es posible que un país sin ejército (pacífico, etc…) gaste tanto en su seguridad, incluso que esa cifra supere la suma del presupuesto de los ejércitos del resto de países centroamericanos?», justificó el equipo de Suave un Toque en un mensaje de correo electrónico.

Sin embargo, ese medio no aclaró en su monólogo que ese era el tipo de comparación que pretendía mostrar. La afirmación apuntó explícitamente a «seguridad».

¿Cuál es la diferencia entre los datos de seguridad civil y de defensa?

Cuando se comparan los datos de inversión en seguridad civil y los de defensa se comparan partidas que se destinan a instituciones diferentes.

En el caso de Costa Rica, el presupuesto de seguridad civil incluye a nueve instituciones estatales. La mayoría de los recursos se destina al Ministerio de Seguridad Pública, la administración penitenciaria del Ministerio de Justicia y Paz, el Ministerio Público y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ). También se incluyen entidades más pequeñas como la Policía de Tránsito, la Policía de Control Fiscal (Ministerio de Hacienda) y la Defensoría de los Habitantes.

En contraste, los presupuestos de defensa están limitados a las fuerzas militares de cada nación: el Ejército, la Fuerza Aérea y la Fuerza Naval.

Eso sí, el informe del 2016 de la Resdal sobre defensa subraya que las fuerzas armadas de la región también apoyan algunas operaciones de seguridad interna.

En Guatemala, Honduras y El Salvador, el Ejército apoya patrullajes y retenes de seguridad, y custodia en centros penitenciarios. En Nicaragua, el Ejército también brinda protección a la cosecha cafetalera. Las fuerzas militares ejercen actividades de control de armas, antinarcóticos y operaciones contra crimen organizado en todos estos países.

Cifras desmienten a Suave un Toque

La suma de los presupuestos de seguridad pública de Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua —los países que consideró Suave un Toque— para el año 2013 casi duplican los recursos que Costa Rica destinó a ese tema. Cuando a estos datos se le suman los gastos en defensa, el presupuesto de esos cuatro países triplican al de Costa Rica.

Así lo revela el informe de seguridad de Resdal del 2013, lo cual refuta el dato de Suave un Toque. La investigación recopila los datos de seguridad civil de las naciones que forman parte del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA): Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

El margen es aún mayor cuando se incluye a Panamá en los cálculos. Entre las seis naciones del SICA, Costa Rica constituyó apenas un cuarto del presupuesto de seguridad pública en el 2013.

El problema de usar montos nominales

Las comparaciones de los presupuestos como porcentajes del Producto Interno Bruto (PIB) o como porcentajes del presupuesto total de cada Estado también muestran que Suave un Toque presentó una imagen distorsionada.

“Decidimos hacer la comparación con los presupuestos porque los gastos totales hechos por Costa Rica en seguridad, independientemente de la producción nacional de cada país, son muy altos; queríamos hacer referencia a la magnitud del monto”, respondió Suave un Toque ante una consulta de Doble Check.

Sin embargo, las comparaciones de esos presupuestos frente al PIB o al gasto total del Estado son referencias que, precisamente, ponen en perspectiva la magnitud de cada cifra.

Veamos el siguiente ejemplo: suponga que, por mes, usted tiene un salario de ₡100.000 y gasta ₡50.000 en comida. Su vecino también gasta ₡50.000 en comida por mes, pero su salario es de ₡1 millón.  Ambos compran comida con un costo de ₡50.000. Sin embargo, ese gasto representa la mitad de su salario, mientras que solo es el 5% de los recursos de su vecino. ¿Sobre quién pesa más el gasto en comida?

El informe de la Resdal del 2013 muestra que el gasto de seguridad pública de Costa Rica fue similar al de El Salvador, seguidos de cerca por Guatemala y Honduras. Así resulta si esos presupuestos se analizaran como porcentajes de la producción interna de cada nación.

Panamá es el país centroamericano que dedica más millones de dólares a la seguridad pública, nominalmente y como porcentaje del PIB.

Por otra parte, Guatemala y El Salvador eran las naciones que en el 2013 dedicaban porcentajes mayores de su presupuesto estatal a seguridad pública (cerca de 10%). Costa Rica y Panamá dedicaron 6,8% y 6,5% de sus recursos en seguridad pública respectivamente.

El propio estudio que empleó Suave un Toque también pone en perspectiva las cifras de seguridad pública de Costa Rica frente a los presupuestos de fuerzas armadas de sus vecinos en la región: los $950 millones que Costa Rica destinó en el 2016 a seguridad pública son similares proporcionalmente a los $332 millones que Honduras dedicó a sus fuerzas militares ese mismo año, pues ambas cifras rondan el 1,6% del PIB de cada país.

 

Comentarios