Jonathan Prendas hace descripción falsa del aborto y la vincula con norma técnica

En resumen: El diputado independiente Jonathan Prendas dijo que la norma técnica para el aborto impune permite el “desmembramiento de bebés o su quema aplicándole un ácido”. Eso es falso.

La norma para el aborto impune —para casos de peligro a la vida o la salud de mujer— no detalla los procedimientos médicos mediante los cuales se ejecuta el aborto. La normativa sí advierte que el procedimiento deberá ejecutarse de manera segura y “mediante el procedimiento médico menos invasivo posible y basado en la evidencia científica actualizada”.

Además, es falso que exista un método de aborto que emplee ácido o que sea necesario el desmembramiento de fetos para ese propósito, como publicó el diputado este martes.

Así lo confirmaron a Doble Check el jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, Danilo Medina; y la presidenta de la Asociación Costarricense de Gineco-Obstetricia, María Angélica Vargas. Ella fue designada por el Colegio de Médicos y Cirujanos como voz experta para este chequeo.

Doble Check intentó comunicarse con el legislador Jonathan Prendas y con su asesor de comunicación, pero no se obtuvo respuesta oportunamente.

En resumen: El diputado independiente Jonathan Prendas dijo que la norma técnica para el aborto impune permite el “desmembramiento de bebés o su quema aplicándole un ácido”. Eso es falso.

La norma para el aborto impune —para casos en los que peligre a la vida o la salud de mujer— no detalla los procedimientos médicos mediante los cuales se ejecuta la interrupción del embarazo. La normativa sí advierte que el procedimiento deberá ejecutarse de manera segura y “mediante el procedimiento médico menos invasivo posible y basado en la evidencia científica actualizada”.

Además, es falso que exista un método de aborto que emplee ácido o que sea necesario el desmembramiento de fetos para ese propósito, como publicó el diputado este martes.

Así lo confirmaron a Doble Check el jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, Danilo Medina; y la presidenta de la Asociación Costarricense de Gineco-Obstetricia, María Angélica Vargas. Ella fue designada por el Colegio de Médicos y Cirujanos como voz experta para este chequeo.

Doble Check intentó comunicarse con el legislador Jonathan Prendas y con su asesor de comunicación, pero no se obtuvo respuesta oportunamente.

¿Qué dijo el diputado Jonathan Prendas?

En diciembre pasado, el Poder Ejecutivo aprobó por medio de un decreto la norma técnica para la interrupción del embarazo en casos de peligro a la vida o la salud de la mujer. El procedimiento está permitido según el artículo 121 del Código Penal desde 1970 bajo el término de aborto impune.

El diputado independiente del llamado bloque Nueva República, Jonathan Prendas, ha mostrado su oposición a la norma. El jueves anterior presentó una acción de inconstitucionalidad en contra de esta.

Este martes, el legislador publicó en redes sociales que se opone a esa reglamentación porque “permitiría el desmembramiento del bebé o su quema aplicándole un ácido”.

Aborto no requiere “desmembramiento” o uso de ácido

Doble Check consultó al jefe de Ginecología y Obstetricia del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia, Danilo Medina; y al Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, que designó como voz especialista para este chequeo a María Angélica Vargas. Ella es presidenta de la Asociación Costarricense de Gineco-Obstetricia (AOGCR).

Ambos especialistas negaron la existencia de un procedimiento médico que requiera el uso de ácido para ocasionar un aborto. Además, Vargas y Medina aseguraron que el desmembramiento de fetos es una percepción incorrecta del aborto como proceso médico.

Los especialistas describieron la existencia de dos categorías generales de aborto: por medio de medicamentos (sin necesidad de cirugía) que inducen la dilatación del cuello uterino o por medio de procedimientos quirúrgicos. El uso de cada uno depende de cuán avanzado sea el embarazo o de la condición de la mujer.

Vargas añadió que los especialistas médicos deben agotar otras opciones antes de recurrir a procedimientos quirúrgicos como el legrado. Este procedimiento emplea instrumentos médicos para remover el contenido del útero. La presidenta de la AOGCR recalcó que, en esos casos, los médicos deben evitar cualquier fragmentación del feto, pues representa un peligro para la mujer.

“Si eso sucede en el útero [fragmentación], se corre el riesgo de que los fragmentos rompan el útero. Estaríamos poniendo en riesgo a la mujer en lugar de protegerla, que es lo que se busca con el aborto terapéutico”, aseguró Vargas.

Medina añadió que la presencia de fragmentos del feto o de la placenta después de un aborto terapéutico es un asunto de “extrema vigilancia médica”.

Norma no determina métodos para aborto impune

Por otro lado, es falso que la norma técnica que decretó el gobierno determine cuáles procedimientos específicos deben emplearse para interrumpir un embarazo por riesgo a la vida o la salud de la mujer.

La norma sí advierte que el aborto impune debe hacerse de manera segura y en acatamiento con “los más altos niveles de calidad”. El punto 8.1 de la reglamentación indica que debe emplearse “el procedimiento médico menos invasivo posible y basado en la evidencia científica actualizada”. También agrega que este debe ser el más adecuado para la condición presente de la mujer.

Además, dicha reglamentación exige que el procedimiento solo podrá aplicarse en hospitales y clínicas “que cuenten con la infraestructura, el equipamiento y los recursos necesarios”, así como la aprobación de protocolos por parte del Ministerio de Salud.

Declaraciones de medio estadounidense revelan como falsa una refutación de CRHoy

El medio estadounidense U.S. News & World Report confirmó a Doble Check que Costa Rica sí aparecía en su lista de Mejores Países para Invertir en el 2019. La información contradice lo afirmado por una publicación que hizo el diario digital CRHoy ayer, jueves.

CRHoy publicó que Casa Presidencial había creado una noticia falsa sobre el atractivo del país. Presidencia había divulgado el 10 de enero que “en la lista de los mejores países para invertir en 2019, Costa Rica ocupó el tercer lugar a nivel mundial, antecedido únicamente por Uruguay y Arabia Saudita”.

Dicha lista de Mejores Países para Invertir es publicada anualmente por el medio estadounidense U.S. News & World Report, BAV Group y la escuela Wharton de la Universidad de Pennsylvania, de Estados Unidos.

La refutación de CRHoy surgió porque el medio estadounidense publicó su nueva lista para el 2020 el 15 de enero, cinco días después del comunicado de Presidencia. En ese listado ya no aparece Costa Rica. CRHoy, además, afirmó expresamente que el país tampoco aparecía en el 2019, lo cual es falso.

La vocera de U.S. News & World Report confirmó a Doble Check que los resultados del informe del 2019 —que empleó Casa Presidencial y donde sí estaba Costa Rica— fueron sustituidos por la lista de este año en su plataforma.

Aún así, Casa Presidencial sí hizo una afirmación falsa con respecto al escalafón. La lista de Mejores Países para Invertir para el 2019 fue publicada desde enero de ese año, pero Presidencia afirmó que el informe se había publicado en diciembre.

La información de CRHoy se basó en una publicación en redes del economista Eli Feinzaig. Él se corrigió el jueves en su cuenta de Twitter, donde reconoció que Costa Rica sí estuvo en el ranking de mejores países para invertir del 2019. Eso sí, expresó reservas sobre la confusión generada por la página y sobre la decisión de Presidencia de publicar una noticia vieja.

Doble Check se comunicó con el periodista que redactó el artículo de CRHoy, Carlos Mora. El redactor afirmó que mantiene en firme su refutación.

En resumen: El medio estadounidense U.S. News & World Report confirmó a Doble Check que Costa Rica sí aparecía en su lista de Mejores Países para Invertir en el 2019. La información contradice lo afirmado por una publicación que hizo el diario digital CRHoy ayer, jueves.

CRHoy publicó que Casa Presidencial había creado una noticia falsa sobre el atractivo del país. Presidencia había divulgado el 10 de enero que “en la lista de los mejores países para invertir en 2019, Costa Rica ocupó el tercer lugar a nivel mundial, antecedido únicamente por Uruguay y Arabia Saudita”.

Dicha lista de Mejores Países para Invertir es publicada anualmente por el medio estadounidense U.S. News & World Report, BAV Group y la escuela Wharton de la Universidad de Pennsylvania, de Estados Unidos.

La refutación de CRHoy surgió porque el medio estadounidense publicó su nueva lista para el 2020 el 15 de enero, cinco días después del comunicado de Presidencia. En ese listado ya no aparece Costa Rica. CRHoy, además, afirmó expresamente que el país tampoco aparecía en el 2019, lo cual es falso.

La vocera de U.S. News & World Report confirmó a Doble Check que los resultados del informe del 2019 —que empleó Casa Presidencial y donde sí estaba Costa Rica— fueron sustituidos por la lista de este año en su plataforma.

Aún así, Casa Presidencial sí hizo una afirmación falsa con respecto al escalafón. La lista de Mejores Países para Invertir para el 2019 fue publicada desde enero de ese año, pero Presidencia afirmó que el informe se había publicado en diciembre.

La información de CRHoy se basó en una publicación en redes del economista Eli Feinzaig. Él se corrigió el jueves en su cuenta de Twitter, donde reconoció que Costa Rica sí estuvo en el ranking de mejores países para invertir del 2019. Eso sí, expresó reservas sobre la confusión generada por la página y sobre la decisión de Presidencia de publicar una noticia vieja.

Doble Check se comunicó con el periodista que redactó el artículo de CRHoy, Carlos Mora. El redactor afirmó que mantiene en firme su refutación.

¿Qué dijo Casa Presidencial?

El pasado 10 de enero, Casa Presidencial divulgó un comunicado que tituló: “Costa Rica: tercer mejor destino de inversión en el mundo”.

El comunicado afirmaba en su primer párrafo que “en la lista de los mejores países para invertir en 2019, Costa Rica ocupó el tercer lugar a nivel mundial, antecedido únicamente por Uruguay y Arabia Saudita”. Casa Presidencial añadió que dicha lista fue publicada en diciembre pasado.

Tal información fue replicada entre el 10 y el 13 de enero por distintos medios de comunicación, como Amelia Rueda, Multimedios, AM Prensa, La República y Forbes Centroamérica. Algunos de esos medios adjuntaron el hipervínculo del ranking, que estaba disponible en el sitio de Internet de U.S. News & World Report.

La editora de datos de U.S. News & World Report, Deidre McPhillips, confirmó a Doble Check que Costa Rica sí ocupó el tercer puesto en su lista de mejores países para invertir en el 2019 entre un grupo de 29 naciones, solo superada por Uruguay y Arabia Saudita. Al 10 de enero, fecha en que Casa Presidencial hizo su publicación, ese era el conteo más reciente.

La plataforma de U.S. News & World Report mostraba la lista de ‘Mejores Países para Invertir’ del 2019 hasta el 15 de enero de este año. Costa Rica ocupó el tercer lugar en ese conteo. La plataforma fue actualizada con los resultados del 2020 cinco días después de la publicación de Casa Presidencial. Fuente: imagen recuperada por Wayback Machine.

Sin embargo, Casa Presidencial dio un dato falso sobre cuán reciente era esa lista. El reporte del 2019 no fue publicado en diciembre pasado, como dijo Casa Presidencial. McPhillips indicó que la lista estuvo disponible desde enero de ese año.

Casa Presidencial respondió a Doble Check que su comunicado fue redactado por la Coalición Costarricense de Iniciativas de Desarrollo (CINDE). Uno de los delegados de comunicación de esa organización, Carlos Morales, afirmó a Doble Check que la indicación de esa fecha se basó en una revisión de la plataforma de U.S. News & World Report. El funcionario admitió que desconoce la fuente específica.

Chequeo erróneo de CRHoy

El jueves 16 de enero, CRHoy publicó un artículo que pretendía refutar el anuncio que Casa Presidencial hizo la semana anterior. Dicho medio alega que “Casa Presidencial creó noticia falsa sobre atractivo del país”, y añade que esa denuncia la había hecho el economista, Eli Feinzaig, este miércoles en redes sociales.

CRHoy describe que Presidencia utilizó como fuente “una publicación de la revista U.S. News & World Report”. Sin embargo, omite que la lista citada por el gobierno corresponde al año 2019.

El medio digital refiere a sus lectores al sitio en Internet de U.S. News & World Report, en su lista de Mejores Países para Invertir. “Como usted mismo puede ver, Costa Rica no figura en el listado. El tercer puesto realmente lo ostenta el Reino Unido, precedido por Tailandia y Croacia”, afirma CRHoy en su artículo.

Sin embargo, esa plataforma divulga actualmente el análisis del año 2020, el cual fue publicado el miércoles 15 de enero. En esa nueva lista, compuesta por 25 naciones, Costa Rica fue excluida. Así lo confirmó la editora de datos de U.S. News & World Report, Deidre McPhillips.

La directora de comunicación estratégica de esa organización, Enxhi Myslymi, aclaró a Doble Check que los datos del 2019 fueron sustituidos por los de este año, pero se conservó la misma dirección del portal en Internet.

Una revisión de esa dirección web por medio de la herramienta Wayback Machine también confirma que esta sí contenía el ranking del 2019 antes de este miércoles. La misma dirección también ha contenido los datos de los años 2018, 2017 y 2016, aunque estos fueron sustituidos anualmente por listas más recientes.

 

«Nuestros rankings son refrescados cada año. En un esfuerzo por tener la información más actualizada en nuestro sitio, la sección de Mejores Países siempre dará prominencia a la información del año en curso», afirmó Myslymi.

La publicación de U.S. News & World Report señala expresamente  que los datos actuales corresponden al año 2020. Además, advierte que “solo un país del 2019 permanece en el top 5 de los mejores países para invertir”. Esa nación es India.

CRHoy basó su nota en una denuncia en redes hecha por el economista Eli Feinzaig. Él reconoció el jueves en Twitter que Casa Presidencial “no se inventó el dato”. Sin embargo pero advirtió que “la presentación del informe por parte de U.S. News & World Report se presta a confusión”. Feinzaig también criticó que Presidencia pasara como nueva una noticia «añeja», dado que la lista que incluía a Costa Rica era de inicios del año pasado.

La publicación original de Feinzaig había sido refutada el jueves por el proyecto #NoComaCuento, de La Nación.

Por otra parte, CRHoy afirmó expresamente que el país no formó parte de la lista del 2019, lo cual es falso. El medio publica: «Hay que decir que en su sitio web la revista que la Presidencia utilizó como fuente también tiene los ranking de los años 2016, 2017, 2018 y 2019 en esos Costa Rica tampoco ocupa los puestos que dijo la Presidencia». Doble Check no tiene confirmación sobre este punto, pero el medio parece haber consultado las calificaciones generales y no la lista específica para el tema de inversión, donde solo está disponible la versión del 2020.

Doble Check se comunicó brevemente el jueves con el periodista que redactó el artículo de CRHoy, Carlos Mora. El dijo que sí había consultado directamente a U.S. News & World Report, pero que no obtuvo respuesta. Esa diligencia no está consignada en la nota. El periodista afirmó a Doble Check que mantiene en firme su refutación.

Una lista volátil

La lista de Mejores Países para Invertir es una parte de Best Countries (Mejores Países). Esa medición, más general, también la desarrollan U.S. News & World Report, BAV Group y la escuela Wharton de la Universidad de Pennsylvania cada año.

En la comparación general de este año, Costa Rica está ubicada en el puesto 40 de 73 naciones. En el 2019, Costa Rica fue la nación 44 de un total de 80.

Por su lado, la lista de Mejores Países para Invertir del 2020 se basó en encuestas realizadas globalmente a más de 6.000 personas tomadoras de decisiones en el área de negocios. Esas personas calificaron cada nación con ocho características: corrupción, dinamismo, estabilidad económica, emprendimiento, ambiente fiscal favorable, fuerza laboral hábil y experiencia tecnológica.

“Los países son excluidos de este ranking cuando esas percepciones difieren significativamente de la visión promedio en alto grado”, explicó a Doble Check la editora de datos de U.S. News & World Report, Deidre McPhillips.

Entre los años 2016 y 2020, el tope de los 10 mejores países para invertir según ese análisis ha sido volátil. Hay 16 naciones que, en estos cuatro años, solo han aparecido una vez allí, por ejemplo Costa Rica, Reino Unido, Dinamarca, Italia, Chile, Israel, Uruguay o Luxemburgo. Solo un país ha permanecido en el top 10 durante esos cuatro años: India, aunque ha ostentado diferentes puestos.

Así lo muestran las listas de esos años, las cuales fueron facilitadas por U.S. News & World Report  a Doble Check o recuperadas por medio de la herramienta Wayback Machine.

 

Colaboró el periodista Daniel Salazar Murillo* 

Es falso que Policía hubiera liberado a «marero» por ser refugiado

En resumen: Una publicación de la página Liberales Costa Rica asegura que un «salvadoreño vinculado a las maras» «fue detenido en Alajuelita por la Policía Municipal». La publicación agrega que Migración dejó en libertad al sujeto «ya que se encuentra en trámite su permiso y carné de refugiado».

La información es falsa, según informó la Oficina de Prensa de Migración. El sujeto no es salvadoreño (en realidad, es nicaragüense), no hay pruebas para vincularlo con las maras ni tiene ningún proceso abierto de regularización migratoria.

En resumen: Una publicación de la página Liberales Costa Rica asegura que un «salvadoreño vinculado a las maras» «fue detenido en Alajuelita por la Policía Municipal». La publicación agrega que Migración dejó en libertad al sujeto «ya que se encuentra en trámite su permiso y carné de refugiado».

La información es falsa, según informó la Oficina de Prensa de Migración. El sujeto no es salvadoreño (en realidad, es nicaragüense), no hay pruebas para vincularlo con las maras ni tiene ningún proceso abierto de regularización migratoria.

La publicación

El 9 de enero Liberales Costa Rica compartió una publicación falsa en la que alegan que un sujeto vinculado a las maras fue liberado debido a su condición de refugiado.

“Nos reportan que a este sujeto el gobierno le dio refugio porque tiene una relación sentimental con una Costarricense, aún teniendo una denuncia por asalto y vínculo con las Maras”, agrega la publicación, que se ha compartido más de mil veces en Facebook.

Migración desmitió a Doble Check la información de la página. En primer lugar, la persona que aparece en la fotografía es de nacionalidad nicaragüense, no salvadoreña. Ni los sistemas de seguridad costarricenses ni el Centro Antipandilla Trasnacional de El Salvador registran al sujeto como relacionado con pandillas o maras.

El sujeto, efectivamente, fue procesado y liberado en el Centro de Aprehensión Región Central en diciembre de 2019, debido a su condición migratoria irregular. Cuando una persona es detenida en esa situación se le obliga a una firma periódica: una medida cautelar en la que persona tiene que ir firmar regularmente en la policía mientras se realiza la resolución final de deportación.

Migración anotó que no existe ningún proceso de regularización migratoria para esa persona.

¿Es refugiado?

¿Es cierto que el sujeto es refugiado? El Reglamento de Personas Refugiadas y la Sala Constitucional dejan claro que, por seguridad, Migración no puede revelar públicamente si una persona es refugiada o no, o si lo está solicitando.

Eso quiere decir que, aunque nosotros en Doble Check no podemos acceder a una confirmación sobre el tema, tampoco lo podría hacer Liberales Costa Rica. La publicación no aporta ninguna evidencia al respecto.

Tratamos de obtener la versión de la página, pero no obtuvimos respuesta. Su publicación parece basarse en este artículo de Diario Extra pero el propio artículo de ese medio deja claro que el sujeto no es salvadoreño y que no hay pruebas para vincularlo con las maras. Tampoco dice que tenga condición de refugiado.

Consejos para no caer en fakes sobre refugiados

Cuando observe una publicación sobre una persona en condición de refugiado, tome en cuenta que Migración no puede confirmar que una persona sea refugiada o esté solicitando este tipo de amparo. La única forma en que un medio de comunicación pueda confirmar la situación de refugio es mediante una filtración o mediante la confirmación hecha por la persona en cuestión. En otras palabras, es muy difícil confirmar la condición de refugiado de una persona detenida.

También le recomendamos prestar atención a las fechas de las publicaciones. Sobre el mismo tema, esta publicación sobre un supuesto refugiado nicaragüense lleva más de 22 mil compartidos en Facebook, y sigue circulando en redes sociales. Si la ve, preste atención a la fecha. La publicación es de noviembre… del 2018.

En Doble Check hemos publicado diversas verificaciones sobre temas relacionados con refugiados. Es falso, por ejemplo, que el gobierno esté dando casas a refugiados nicaragüenses. Este otro chequeo recopila algunos chequeos sobre el Pacto Mundial para la Migración.

Norma técnica de aborto impune divide opiniones, pero una mayoría sí la apoya

En resumen: La mayoría de la ciudadanía costarricense afirma estar enterada del tema de la norma técnica para el aborto en casos de peligro a la vida o la salud de la madre, y la mayor parte de esa población está a favor de que el presidente de la República, Carlos Alvarado, aprobara su vigencia.

Así lo muestra la Primera Encuesta Nacional sobre Derechos Humanos en Costa Rica, investigación estadística que fue publicada el martes pasado y que estuvo a cargo del Sistema de Naciones Unidas, la Defensoría de los Habitantes y el Centro de Investigación y Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Encuestas de opinión pública del 2018 que son representativas para casi la totalidad del país también mostraban una mayoría de apoyo hacia el aborto en casos de peligro a la vida y la salud de las mujeres, causales contemplados en el Código Penal desde 1970 bajo el término de aborto impune.

En resumen: La mayoría de la ciudadanía costarricense afirma estar enterada del tema de la norma técnica para el aborto en casos de peligro a la vida o la salud de la madre, y la mayor parte de esa población está a favor de que el presidente de la República, Carlos Alvarado, aprobara su vigencia.

Así lo muestra la Primera Encuesta Nacional sobre Derechos Humanos en Costa Rica, investigación estadística que fue publicada el martes pasado y que estuvo a cargo del Sistema de Naciones Unidas, la Defensoría de los Habitantes y el Centro de Investigación y Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica (UCR).

Encuestas de opinión pública del 2018 que son representativas para casi la totalidad del país también mostraban una mayoría de apoyo hacia el aborto en casos de peligro a la vida y la salud de las mujeres, causales contemplados en el Código Penal desde 1970 bajo el término de aborto impune.

Opositores a la norma técnica dicen ser mayoría

Este jueves, el Poder Ejecutivo aprobó por medio de un decreto la norma técnica para la interrupción del embarazo en casos de peligro a la vida o la salud de la mujer, la cual está permitida en el artículo 121 del Código Penal desde 1970 bajo el término de aborto impune.

Previamente a la firma de ese decreto, el martes, el Ministerio de Salud envió la norma a consulta obligatoria ante la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS). La decisión del Ejecutivo ha sido cuestionada por diputados antiaborto de la Asamblea Legislativa y por la cúpula de la iglesia católica desde entonces.

Algunos de esos cuestionamientos instaban al presidente de la República, Carlos Alvarado, a detener la firma de la norma técnica apelando a la cantidad de gente que se opone a dicho reglamento.

Por ejemplo, la diputada de la Unidad Social Cristiana (PUSC), Shirley Díaz, publicó en su perfil de Facebook que “miles de costarricenses le dijimos [al presidente] el pasado 1 de diciembre que no ocupamos una norma técnica”, refiriéndose a una marcha organizada ese día en el centro de San José.

Este viernes, el obispo de Tilarán y Liberia, Manuel Eugenio Salazar, también criticó la firma de esa norma técnica debido a que “cualquier tipo de reglamentación debe respetar el sentir del pueblo costarricense”.

El diputado del autodenominado bloque Nueva República, Jonathan Prendas, afirmó a CRHoy que “estamos convencidos de que la mayoría de la población está en contra de la norma”, según consta en un artículo que ese medio publicó este sábado.

Doble Check intentó comunicarse por vía telefónica con el diputado Prendas, dado que él hizo la afirmación más específica en cuanto a la cantidad de personas opuestas a la norma técnica. Sin embargo, no se obtuvo respuesta oportunamente.

Apoyo a norma técnica para causales de aborto impune es mayor

Las investigaciones estadísticas de dominio público revelan que la mayoría de la ciudadanía costarricense está a favor del aborto en casos de peligro a la vida y la salud de la mujer y de la implementación de una norma técnica para regular ese procedimiento médico.

La investigación de opinión pública más reciente que ha medido el apoyo a la norma técnica para el aborto impune es la Primera Encuesta Nacional sobre Derechos Humanos en Costa Rica, que fue publicada el martes pasado.

Dicha investigación fue realizada por el Centro de Investigación y Estudios Políticos de la Universidad de Costa Rica (CIEP), la Defensoría de los Habitantes y el Sistema de Naciones Unidas. La encuesta fue aplicada a una muestra aleatoria de 1.178 personas mayores de edad del 31 de octubre al 11 de noviembre de este año por medio de llamadas por teléfono móvil. De ese modo, los resultados son representativos para casi la totalidad del país en sexo, grupos de edad y niveles de educación, con un margen de error de 2,85 puntos porcentuales hacia arriba y abajo de cada cifra.

Según ese instrumento de medición, casi 76% de la población tiene conocimiento de la norma técnica para el aborto por peligro a la vida o la salud de la mujer. Dentro de ese sector que afirmó estar enterado, una mayoría de casi 58% dijo que está a favor de que el presidente firme la norma técnica.

Resultados de la Primera Encuesta Nacional sobre Derechos Humanos en Costa Rica en cuanto al conocimiento y el apoyo a la norma técnica para el aborto en caso de peligro o salud para la mujer.

El CIEP también midió la opinión pública hacia el aborto en caso de peligro a la salud de la mujer en su encuesta de agosto del 2018, que también tenía resultados representativos para casi la totalidad del país (margen de error de 3,7 puntos porcentuales).

 

El CIEP preguntó: “¿Creen que se justificaría la interrupción del embarazo, o sea, un aborto, cuando peligra la salud de la madre?” En aquel momento, 55% de la muestra respondió que estaba a favor y 45% dijo estar en contra.

 

Adicionalmente, la Escuela de Estadística de la Universidad de Costa Rica publicó en diciembre pasado la investigación Actualidades 2018, una encuesta de opinión pública realizada de cara a cara a personas mayores de edad en residencias particulares de todo el país, con resultados representativos para 100% de las viviendas de Costa Rica y un margen de error de 3 puntos porcentuales.

Dicha investigación también midió actitudes hacia el aborto por distintas circunstancias. De ese modo, 57% de las personas dijo estar a favor del aborto si está en peligro la vida de la mujer, frente a 30% de personas en desacuerdo. Por otro lado, 49,6% de la muestra afirmó que está de acuerdo con el aborto cuando la salud de la mujer está en peligro, y 39% dijo estar en contra.

Sin embargo, la encuesta Actualidades 2018 halló un rechazo mayoritario para otras causales de aborto. Los porcentajes más grandes de desacuerdo se hallaron frente al aborto “si la familia no tiene recursos para mantener más hijos” (81,6%)  y “si la mujer lo decide por cualquier motivo” (78,7%).

Cabe destacar que, a pesar del apoyo mayoritario que muestran las mediciones estadísticas disponibles, la Sala Constitucional ha advertido que permitir el reconocimiento de derechos humanos en cuanto exista apoyo de una mayoría es una práctica discriminatoria. Así lo recalcó esa entidad en la resolución Nº 13313 – 2010, donde anuló un proceso para la preparación de un referendo donde se pretendía dejar a votación popular un proyecto legislativo de uniones de hecho para parejas homosexuales.

En aquel momento, la Sala Constitucional concluyó que dicho referendo «se transforma, a la postre, en una clara y evidente práctica discriminatoria, por cuanto, supone someter al dictamen de una mayoría si un grupo minoritario obtiene o no el reconocimiento de ciertos derechos –aunque sean de origen legal o infra constitucional-«.

 

Eco Católico divulgó dato engañoso sobre tasa de fracaso de la FIV

En resumen: Un artículo de noviembre del Eco Católico afirma que la fertilización in vitro (FIV) es un procedimiento que ha fracasado en 80% de los casos realizados por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) este año. Sin embargo, el periódico presentó ese dato de manera engañosa.

El titular del Eco Católico puede ser engañoso por varias razones:

1. El periódico enfoca su artículo en cuestionar el uso de embriones para esa técnica de reproducción asistida. Sin embargo, la estimación de su titular incluye seis casos que fueron cancelados y donde, por lo tanto, no hubo fertilización de óvulos ni desarrollo de embriones. El periódico no hace esa aclaración.

2. El artículo afirma que solo se obtuvieron tres embarazos por medio de la fertilización in vitro en el primer ciclo habilitado por la CCSS. En realidad, se lograron cinco embarazos, pero dos se interrumpieron por aborto espontáneo antes de la novena semana de desarrollo.

3. La tasa de éxito de un procedimiento médico como la FIV se estima con base en nacimientos vivos. Sin embargo, el Eco Católico hace una predicción al suponer que los tres embarazos que aún están en desarrollo serán nacimientos vivos. El primer ciclo de FIV de la CCSS aún no ha llegado a la etapa de nacimientos.

4. El periódico publicó un dato sobre el fracaso de la FIV sin brindarle a sus lectores información que permita comparar ese resultado frente a la reproducción humana natural. Esta también tiene tasas de éxito limitadas por diversas condiciones.

La información disponible en la actualidad aún no permite calcular una tasa de éxito para la FIV, ya que es necesario el conteo de nacimientos vivos.

Actualmente, los datos solo permiten afirmar que se lograron embarazos en 55% de los casos donde hubo fertilización in vitro. Esta es una tasa superior al promedio mundial. Eso sí, hay que tratar ese porcentaje con cautela porque la población tratada en el país es muy pequeña en comparación con otros países.

En resumen: Un artículo de noviembre del Eco Católico afirma que la fertilización in vitro (FIV) es un procedimiento que ha fracasado en 80% de los casos realizados por la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) este año. Sin embargo, el periódico presentó ese dato de manera engañosa.

El titular del Eco Católico puede ser engañoso por varias razones:

1. El periódico enfoca su artículo en cuestionar el uso de embriones para esa técnica de reproducción asistida. Sin embargo, la estimación de su titular incluye seis casos que fueron cancelados y donde, por lo tanto, no hubo fertilización de óvulos ni desarrollo de embriones. El periódico no hace esa aclaración.

2. El artículo afirma que solo se obtuvieron tres embarazos por medio de la fertilización in vitro en el primer ciclo habilitado por la CCSS. En realidad, se lograron cinco embarazos, pero dos se interrumpieron por aborto espontáneo antes de la novena semana de desarrollo.

3. La tasa de éxito de un procedimiento médico como la FIV se estima con base en nacimientos vivos. Sin embargo, el Eco Católico hace una predicción al suponer que los tres embarazos que aún están en desarrollo serán nacimientos vivos. El primer ciclo de FIV de la CCSS aún no ha llegado a la etapa de nacimientos.

4. El periódico publicó un dato sobre el fracaso de la FIV sin brindarle a sus lectores información que permita comparar ese resultado frente a la reproducción humana natural. Esta también tiene tasas de éxito limitadas por diversas condiciones.

La información disponible en la actualidad aún no permite calcular una tasa de éxito para la FIV, ya que es necesario el conteo de nacimientos vivos.

Actualmente, los datos solo permiten afirmar que se lograron embarazos en 55% de los casos donde hubo fertilización in vitro. Esta es una tasa superior al promedio mundial. Eso sí, hay que tratar ese porcentaje con cautela porque la población tratada en el país es muy pequeña en comparación con otros países.

¿Cómo funciona la fertilización in vitro (FIV)?

La fertilización in vitro (FIV) es una técnica de reproducción asistida que se realiza fuera del cuerpo de las mujeres en un ambiente controlado de laboratorio.

La fertilización in vitro (FIV) consiste en la unión de los óvulos con los espermatozoides, mientras que la transferencia de embriones (TE) es la colocación de los embriones en el útero. Puede utilizarse también microinyección espermática (ICSI) que consiste en introducir un espermatozoide en cada óvulo, según criterio del especialista”, explica la CCSS en su plataforma informativa.

Cada mujer seleccionada para el procedimiento es tratada previamente con hormonas y medicamentos. Esta preparación pretende estimular que los ovarios produzcan varios óvulos, los cuales son extraídos y mezclados con espermatozoides en un laboratorio.

Si la fertilización es exitosa, los embriones se desarrollan en el laboratorio por un período de entre uno y cinco días. Luego se selecciona el número de embriones para transferirlos en el útero de la mujer con base en su viabilidad de desarrollo.

Se transfieren como máximo dos embriones al útero de cada mujer, según lo establece el decreto que regula la aplicación de esta técnica en Costa Rica. La transferencia de un máximo de dos embriones ha sido generalizada en los tratamientos de FIV para disminuir la posibilidad de nacimientos múltiples.

La CCSS advierte que “en los casos en los que se hayan generado embriones que no se transfieran al útero, serán congelados, con el objetivo de transferirlos en intentos futuros”.

¿Cuándo es necesaria la fertilización in vitro?

La FIV se dispone para personas con infertilidad. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la infertilidad es una enfermedad del sistema reproductivo que se identifica cuando no se logra un embarazo después de 12 meses de relaciones sexuales regulares y sin protección.

La FIV es una técnica reservada para personas en las que no han funcionado otros procesos de fertilidad. Así lo explicó a Doble Check Jerchell Barrantes, director de la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad de la CCSS.

“Este es un programa de pacientes que han pasado por todo el proceso de diagnóstico, tratamiento, correcciones quirúrgicas y tratamientos de infertilidad de baja complejidad. El 80% de los casos se resuelve con esas técnicas, pero hay 20% que requiere fertilización in vitro. Eso son casos difíciles. Son casos que, grosso modo, tienen menos de 3% de quedar embarazadas [naturalmente]. Es la única opción que les quedaba”, detalló Barrantes.

El titular del Eco Católico

La CCSS anunció en julio pasado que 15 parejas mostraron su interés por participar  en el primer ciclo de FIV que ofrece esa institución. La Sala Constitucional había prohibido la aplicación de la  técnica en el país en el 2000. Sin embargo, la Corte Interamericana de Derechos Humanos había condenado al Estado costarricense por esa prohibición en el 2012 y ordenó restablecer la FIV en el país.

El 10 de octubre pasado, la CCSS anunció los resultados preliminares de ese primer grupo. “En nueve mujeres se logró realizar la transferencia de óvulos fecundados, y de esas, tres parejas disfrutan de un embarazo”, describió la CCSS en aquel momento por medio de un comunicado de prensa.

El Eco Católico publicó un reportaje de portada en el que cuestiona la efectividad de la FIV y su aplicación en el país. El periódico es el semanario de la Iglesia católica, institución que se manifestó reiteradamente contra la reanudación de la aplicación del procedimiento en el país.

El Eco Católico calculó el porcentaje de éxito del primer ciclo de FIV en la Caja al comparar esos tres embarazos en desarrollo frente a las 15 parejas seleccionadas para el programa. Así, ese periódico tituló a inicios de noviembre: “Tasa de fracaso de la FIV en la Caja es del 80%”.

Artículo del Eco Católico de su edición del 3 de noviembre del 2019, titulado: «Tasa de fracaso de la FIV en la Caja es del 80%».

El artículo del Eco Católico empleó como fuente principal a Claudio Slon, miembro del grupo Médicos por la Vida. Slon centró sus cuestionamientos en la transferencia y en el congelamiento de embriones para esa técnica. El médico describió como “hijos que murieron” a los embriones empleados en los casos que no resultaron en embarazo.

Eco Católico incluyó casos donde no hubo fertilización

Sin embargo, seis de las 15 mujeres incluidas en el programa de la CCSS —y en el titular del Eco Católico— no llegaron a la etapa de fertilización in vitro ni de transferencia embrionariaEsas mujeres solo pasaron por un proceso de estimulación ovárica.

 

“Cuando una pareja entra a un ciclo FIV, el proceso empieza con la estimulación ovárica controlada, que es poner una medicación para que el ovario superovule; ojalá, desarrollar unos 10 folículos”, detalló Jerchell Barrantes, director de la Unidad de Medicina Reproductiva de Alta Complejidad de la CCSS.

 

Barrantes confirmó a Doble Check que esos seis casos fueron suspendidos por irregularidades en la respuesta de cada mujer a ese proceso inicial. “Hubo seis casos que respondieron mucho o muy poco [a la estimulación ovárica], donde era muy riesgoso ir a un quirófano a sacar dos óvulos o un óvulo, o donde la reacción era tan enérgica que era peligroso sacar los óvulos porque se conlleva un síndrome de hiperestimulación ovárica”, describió.

El artículo del Eco Católico omite que su cálculo sobre el fracaso de la FIV incluye a mujeres a quienes ni siquiera se les extrajo óvulos para su fertilización o para su congelamiento.

Solamente en el quinto párrafo del texto, Slon menciona que la transferencia embrionaria se efectuó en nueve mujeres al decir que “en 6 de 9 parejas, sus hijos murieron”. La nota no aclara qué sucedió en el resto de casos.

La periodista a cargo del artículo, María Estela Monterrosa, respondió a Doble Check que, según el criterio de su colaborador, Claudio Slon, “las tasas de éxito o fracaso deben contarse en todas las candidatas al procedimiento desde que ingresan al programa de FIV”.

Hubo cinco embarazos en primer ciclo de FIV

Slon se basó en el cálculo del titular del Eco Católico para criticar la eficacia de la FIV en la CCSS. “Como ellos mismos lo dijeron, de todas las parejas a quienes se les aplicó la técnica, solo un 20% se obtuvo el embarazo (3 de 15)”.

En realidad, cinco de los nueve casos donde se hizo transferencia embrionaria resultaron en embarazo. Dos de esos embarazos terminaron por aborto espontáneo antes de la novena semana y tres aún están en desarrollo y superan las 18 semanas.

Jerchell Barrantes, de la CCSS, indicó que se transfirió un total de 13 embriones. Solo se transfirió un embrión a cinco mujeres; en los cuatro casos restantes, se transfirieron dos.

Doble Check consultó a la periodista del Eco Católico sobre esta imprecisión. Monterrosa justificó que “el fin de la FIV no es lograr embarazos, sino nacimientos de niños” y que por eso se enfocaron en los tres embarazos que siguen en desarrollo.

FIV en la Caja aún no ha llegado a etapa de nacimientos

Es correcto que los nacimientos vivos son necesarios para estimar el éxito de la FIV o de otras técnicas de reproducción asistida. Sin embargo, ese registro aún no está disponible en la CCSS porque esa institución inauguró la Unidad donde se realiza la FIV en julio de este año.

Sin embargo, el Eco Católico hizo una predicción apresurada, pues considera que los tres embarazos logrados por medio de la FIV serán nacimientos vivos. “Slon consideró que para efectos estadísticos los tres embarazos que están en curso llegarán al buen término, por lo que adelantó el criterio (a favor del centro FIV de la CCSS)”, justificó la periodista de ese medio.

La tasa de pérdida del embarazo por medio de FIV es similar a las posibilidades de ese desenlace en embarazos por concepción natural, y el riesgo aumenta con la edad de la mujer. Así lo indica en su plataforma informativa la Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM, siglas en inglés).

Hay distintas maneras de medir tasas de éxito de la FIV… con nacimientos vivos

Aunque no se indicó en el artículo, la periodista del Eco Católico argumentó que, según Slon, las distintas etapas del ciclo de FIV no pueden considerarse como independientes. En realidad, sí se puede.

Doble Check hizo una revisión de distintas metodologías para medir el éxito de la fertilización in vitro y las técnicas de reproducción asistida en general. Los métodos de cálculo hallados dividen esas técnicas en distintas partes para medir su éxito.

Eso sí, Doble Check halló que el cálculo de tasas de éxito de la FIV se basa en nacimientos vivos.

Por ejemplo, la Autoridad de Fertilización Humana y Embriología del gobierno de Reino Unido estima la tasa de éxito de la FIV al comparar los nacimientos vivos frente al total de embriones transferidos. La tasa de éxito con ese método fue un promedio de 22% para el 2017 en Reino Unido, con mayores posibilidades para las mujeres menores de 35 años (29%).

Otra metodología revisada por Doble Check es la del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, siglas en inglés), del gobierno de Estados Unidos. Esta institución reporta anualmente las tasas de éxito de las técnicas de reproducción asistida ofrecidas en los centros médicos de ese país.

Los reportes de la CDC comparan los nacimientos vivos frente a la cantidad de procesos de transferencia embrionaria (al menos un embrión) para técnicas de reproducción asistida. En el caso de las técnicas donde se extraen los óvulos frescos de las mujeres tratadas, esa institución también calcula la tasa desde diferentes puntos de vista: nacimientos vivos por extracción intentada, por extracción y por transferencia embrionaria.

Slon defendió en la nota del Eco Católico y en una respuesta a Doble Check que su predicción es similar a las estadísticas mundiales sobre la FIV que recopila el Comité Internacional para el Monitoreo de Tecnología de Reproducción Asistida (ICMART, siglas en inglés).

Sin embargo, esa entidad emplea una metodología que contradice el argumento de Slon. Para calcular las tasas de éxito de la técnica, ICMART se basa en el número de nacimientos vivos por cada proceso de aspiración de óvulos registrado. Es decir, la entidad excluye a las mujeres que no llegaron a esa etapa.

Así, la predicción del Eco Católico y de Slon debió calcularse  solamente con las nueve mujeres donde se realizó la aspiración de óvulos y la implantación de embriones.

Con esa metodología, la tasa de nacimientos por aspiración de ICMART para la región de América Latina en el 2011 fue de 29,6%, con un promedio de 28% para todo el mundo.

¿Cuáles datos pueden estimarse actualmente?

Es incorrecto calcular la tasa de éxito de la FIV en la CCSS porque su primer ciclo no ha llegado a la etapa de partos. Actualmente, esa institución solo dispone datos de personas interesadas en el procedimiento, de extracciones de óvulos y del total de embriones transferidos.

El único cálculo que halló Doble Check que puede hacerse con la información disponible es el porcentaje de embarazos logrados por proceso de aspiración. Este tipo de cálculo es incluido por ICMART en su informe más reciente del 2011.

Para esa estimación, hay que dividir la cantidad de embarazos logrados (5) entre la cantidad de procesos de extracción de óvulos que se realizaron (9), lo cual arroja una tasa de 55,5% de embarazos para el primer ciclo de la FIV en la Caja. Ese porcentaje es superior al promedio mundial de 27,3% de embarazos que se logran por cada aspiración. Ese porcentaje debe manejarse con cautela porque la población tratada en el país es hasta ahora muy pequeña en comparación con otros países.

El área de Prensa de la CCSS no especificó a Doble Check cuál será la fórmula específica para establecer una eventual tasa de éxito de la FIV. Aún así, la evidencia hallada muestra que los datos deberán desagregarse por etapas, contrario a la predicción general hecha por el Eco Católico.

El éxito de la reproducción humana es limitado

El embarazo por medio de concepción natural no tiene una tasa de éxito de 100%. En realidad, las posibilidades son variadas. Incluso las parejas jóvenes y fértiles pueden tener limitaciones para lograr un embarazo.

La Sociedad Americana de Medicina Reproductiva (ASRM) advierte que la edad y los meses de intentos son los principales factores de éxito para un embarazo natural. “Para parejas jóvenes y fértiles, las posibilidades de embarazo están entre 20% y 37% durante los primeros tres meses. La posibilidad de éxito aumenta a 80% al año y 90% después de dos años de intentos”, explica esa institución.

La ASRM también indica que los mejores años reproductivos de una mujer están en sus veintes. “La fertilidad disminuye gradualmente a partir de los 30 años, sobre todo después de los 35 años. Cada mes que lo intente, una mujer sana y fértil de 30 años de edad tiene una probabilidad del 20% de quedar embarazada”, detalla esa entidad en su material informativo sobre fertilidad. Al llegar a los 40 años, una mujer tiene menos de 5% de quedar embarazada en un ciclo, añade la institución.

El especialista Jerchell Barrantes, de la CCSS, afirmó que los fracasos en la implantación del óvulo fecundado en el útero son comunes en las etapas tempranas del embarazo, previo a un diagnóstico por ecografía, y que esos casos suelen confundirse con atrasos o irregularidades con la menstruación.

Es decir, durante la concepción natural es común que ocurra fecundación pero que no concrete la implantación en el útero de la madre. No obstante, esos casos no suelen catalogarse o registrarse como «hijos que murieron».

La respuesta completa que dio a Doble Check la periodista del Eco Católico, María Estela Monterrosa, puede revisarse aquí.