Taxista en emergencia médica no es paciente con COVID-19, como se dijo en video

Resumen: Un taxista que tuvo una emergencia médica al volante no es un caso sospechoso de estar infectado por el nuevo coronavirus. Así lo confirmó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para refutar un video que capturó la emergencia y que circuló por redes sociales.

El suceso ocurrió el pasado 20 de marzo en las cercanías del Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia.

La persona autora del video conjetura falsamente que el taxista tiene COVID-19. «Este señor viene con los síntomas del coronavirus, venía descompuesto en el carro. Creo que tiene coronavirus», aseguró.

El video fue acompañado por un texto en el que se asegura que un taxista diagnosticado positivo para COVID-19 había escapado del hospital, y que estaba ofreciendo el servicio de transporte.

La CCSS desmintió la información por medio de un comunicado de prensa.  La institución aclaró que el paciente solicitó la atención del servicio de emergencias  por una patología médica distinta al COVID-19. La entidad aseguró que el paciente no presentaba síntomas relacionados con el virus.

Resumen: Un taxista que tuvo una emergencia médica al volante no es un caso sospechoso de estar infectado por el nuevo coronavirus. Así lo confirmó la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) para refutar un video que capturó la emergencia y que circuló por redes sociales.

El suceso ocurrió el pasado 20 de marzo en las cercanías del Hospital San Vicente de Paúl, en Heredia.

La persona autora del video conjetura falsamente que el taxista tiene COVID-19. «Este señor viene con los síntomas del coronavirus, venía descompuesto en el carro. Creo que tiene coronavirus», aseguró.

El video fue acompañado por un texto en el que se asegura que un taxista diagnosticado positivo para COVID-19 había escapado del hospital, y que estaba ofreciendo el servicio de transporte.

La CCSS desmintió la información por medio de un comunicado de prensa.  La institución aclaró que el paciente solicitó la atención del servicio de emergencias  por una patología médica distinta al COVID-19. La entidad aseguró que el paciente no presentaba síntomas relacionados con el virus.

Otro rumor

La institución además alertó sobre otro rumor falso en el que se aseguraba que un paciente de COVID-19 del Hospital San Juan de Dios también había escapado del centro hospitalario.

Las autoridades advierten que esto es falso. El hospital San Juan de Dios no tiene pacientes positivos por COVID-19 internados. Además, la CCSS aclaró que los pacientes que ameriten internamiento son ingresados en unidades de aislamiento, de las cuales no es posible salir.

La CCSS reiteró su llamado “a no compartir noticias falsas que generan temor y no ayudan en nada al manejo de la emergencia nacional”.

Docentes no «abandonaron» capacitaciones del MEP aunque dejaran de contar para su salario

En resumen: La cantidad de docentes que asistieron a capacitaciones del Ministerio de Educación Pública en el 2019 aumentó levemente con respecto a los dos años anteriores. El diario La Nación, valiéndose de datos erróneos que le había proporcionado el ministerio, había publicado que estos funcionarios «abandonan» esos cursos porque dejaron de contar para elevar sus salarios.

El artículo, publicado el 23 de enero,  aseguró que la modificación del incentivo por carrera profesional motivó una disminución en la asistencia de docentes a capacitaciones del Instituto de Desarrollo Profesional.

La reforma fiscal aprobada a finales de 2018 impuso el cambio. Este implica que los puntos para acceder a este incentivo salarial se reconocerían a los servidores públicos siempre y cuando las capacitaciones no hubieran sido sufragadas por las instituciones públicas.

La afirmación publicada por La Nación es incorrecta. Así se concluye según un segundo conjunto de datos corregidos por el MEP.

En resumen: La cantidad de docentes que asistieron a capacitaciones del Ministerio de Educación Pública en el 2019 aumentó levemente con respecto a los dos años anteriores. El diario La Nación, valiéndose de datos erróneos que le había proporcionado el ministerio, había publicado que estos funcionarios «abandonan» esos cursos porque dejaron de contar para elevar sus salarios.

El artículo, publicado el 23 de enero,  aseguró que la modificación del incentivo por carrera profesional motivó una disminución en la asistencia de docentes a capacitaciones del Instituto de Desarrollo Profesional.

La reforma fiscal aprobada a finales de 2018 impuso el cambio. Este implica que los puntos para acceder a este incentivo salarial se reconocerían a los servidores públicos siempre y cuando las capacitaciones no hubieran sido sufragadas por las instituciones públicas.

La afirmación publicada por La Nación es incorrecta. Así se concluye según un segundo conjunto de datos corregidos por el MEP.

¿Qué publicó La Nación?

La Nación se basó en datos errados del MEP. El diario aseguró que la asistencia de docentes a capacitaciones y cursos impartidos por el ministerio disminuyó entre los años 2016 y 2019. En el artículo se atribuyó la reducción a la Ley de Fortalecimiento de Finanzas Públicas. La norma señala en su  artículo 53 que el incentivo por carrera profesional “se reconocerá a los servidores públicos siempre y cuando estas (las capacitaciones) no hayan sido sufragadas por las instituciones públicas”.

La Nación afirmó que la asistencia de docentes a capacitaciones decayó de 57.792 en 2016 a 24.117 en 2019, según datos del MEP.

El diario reafirma su hipótesis con base en una afirmación que la viceministra académica, Melania Brenes, había hecho en octubre del 2019. La Nación cita: “Hemos estado experimentando este año una gran baja en el interés de los docentes de asistir a nuestras convocatorias porque ya no valen para puntos de carrera, lo tienen claro”. El diario extrajo la afirmación del acta de la sesión N° 57-2019 (p. 78 y 79) del Consejo Superior de Educación (CSE) que se llevó a cabo el 10 de octubre del 2019.

No obstante, existen dos fallas en la afirmación. 

Datos defectuosos

La oficina de prensa del MEP confirmó a Doble Check que los datos proporcionados inicialmente a La Nación son erróneos.

Hay diferencias en todos los periodos entre la información reportada por La Nación y la suministrada posteriormente a Doble Check.

El MEP no pudo indicar con precisión cómo se originaron los datos falsos que envió al diario. Tanto la oficina de prensa del MEP como la viceministra académica Melania Brenes, conjeturaron que el error pudo haberse dado al aplicar algún filtro por variable. 

«Los datos enviados a La Nación son imprecisos porque se agregaron o no se agregaron variables en su cálculo» puntualizó Brenes.

El ministerio aseguró a Doble Check que los datos corregidos contienen todas las capacitaciones docentes impartidas por el IDP, sin aplicar ningún filtro.

El MEP aclaró un asunto adicional. A partir del 2017, los datos de asistencia a capacitaciones se recopilan en bases de datos y se reportan al Centro de Capacitación y Desarrollo (CECADES) del Servicio Civil. Adujeron que esta modernización ha favorecido la generación de datos más fiables.

Esta contabilización “se hacía manualmente” antes del 2017. El MEP afirmó que aquello solía favorecer la aparición de errores.

La viceministra Brenes aseguró que «con las matrices de datos que cuenta el Instituto de Desarrollo Profesional para 2015 y 2016 no es posible determinar la cantidad de docentes que han sido capacitados, debido a que en los años anteriores a 2017 la información se mantenía agregada en la totalidad de funcionarios».

Es decir, solo a partir del 2017 se cuenta con el filtro específico de capacitaciones impartidas específicamente a docentes.

Brenes agregó que cualquier tendencia se puede trazar únicamente a partir del 2017.  Por ello, la comparación aparecida en La Nación es inadecuada, pues describe el comportamiento desde el 2016 hasta el 2019.

Premisa de La Nación no se sostenía, incluso con los datos defectuosos

Aún si se usaran los datos erróneos dados por el MEP, no es posible verificar la afirmación de que la disminución de la asistencia de docentes a capacitaciones se hubiera debido a la reforma fiscal de 2018. Las mayores disminuciones en la asistencia se dieron antes de la aprobación de la reforma, no luego de esta.

Doble Check contactó a la periodista Daniela Cerdas, autora del artículo. La redactora aseguró que la publicación se basó en las palabras pronunciadas por la viceministra Melania Brenes en el Consejo Superior de Educación (CSE).

No obstante, la afirmación de la ministra en el acta –y consecuentemente el titular de La Nación– no se sostiene con ninguno de los conjuntos de datos otorgados por el ministerio. Incluso, según los datos corregidos, la asistencia de docentes a capacitaciones en 2019 aumentó levemente si se la compara a los dos años anteriores.

Doble Check intentó entrevistarse con la viceministra Brenes para consultarle sobre esta afirmación. Sin embargo, solamente fue posible contactarla de manera escrita y no se refirió a su afirmación de octubre.

¿Reforma fiscal modificó asistencia a capacitaciones del MEP? 

Doble Check consultó al MEP si existía respaldo para ligar el cambio en los incentivos con la asistencia de docentes a capacitaciones. La viceministra Brenes contestó vía correo electrónico, pero no dio una respuesta directa.

Doble Check no pudo encontrar ninguna evidencia de esta relación. La afirmación de Brenes en el Consejo Superior de Educación carece de sustento.

La preocupación expresada por la viceministra en el CSU hacía un énfasis distinto al enfocado por La Nación. Según la jerarca, los docentes supuestamente estaban prefiriendo cursos externos a los del MEP que sí cuentan para sumar puntos de carrera profesional, «pero que no necesariamente siguen la visión de las necesidades específicas de las carreras».

La directora del Instituto de Desarrollo Profesional (IDP), Karla Thomas, aseguró a Doble Check que “es muy pronto para decir categóricamente que la reforma ha influido, porque se dio relativamente hace poco (…)”.

La directora alertó sobre la necesidad de regular la calidad de las capacitaciones externas al IDP a las que asisten los docentes y funcionarios del MEP.

“Es una preocupación del IDP porque en este momento no hay un control de calidad de la oferta capacitaciones que crece cada día más. Se está trabajando la creación de un sello de calidad para los cursos que cumplan con los estándares” aseguró Thomas.

De 12,0% a 12,4%: ¿Por qué INEC dice que cambio en índice de desempleo no es significativo?

Resumen: El INEC reveló el 6 de febrero que el desempleo en Costa Rica fue del 12,4% para el cuarto trimestre del 2019. Es el valor más alto que ha sido registrado en la última década, pero no se puede afirmar que el desempleo hubiera aumentado. Según el comunicado oficial del Instituto Nacional de Estadística […]

Resumen: El INEC reveló el 6 de febrero que el desempleo en Costa Rica fue del 12,4% para el cuarto trimestre del 2019. Es el valor más alto que ha sido registrado en la última década, pero no se puede afirmar que el desempleo hubiera aumentado.

Según el comunicado oficial del Instituto Nacional de Estadística y Censos, el desempleo se mantiene “sin variación con respecto al mismo trimestre del año anterior”. El indicador se había ubicado en 12,0% en ese período del 2018.

Medios de comunicación y actores políticos aseguraron que el 12,4% es el porcentaje más alto de la última década. El numeral es correcto, pero el cambio no es estadísticamente significativo, tal y como lo afirma el INEC. La interpretación correcta es que el desempleo se mantiene estancado en su pico histórico.

Este 12,4% es muy cercano al 12,0% que el Instituto Nacional de Estadística y Censos había reportado hace un año. Los porcentajes son tan cercanos que su variación (0,4%) entra dentro del margen de error de la Encuesta Continua de Empleo (ECE).

Entonces ¿es el desempleo más alto?

La tasa de 12,4% reportada por el INEC es una aproximación. Una interpretación que tome en cuenta el margen de error indica que el desempleo abierto en el país se ubica entre 11,3% y 13,5%.

Esto mismo ocurre con la encuesta del mismo período del 2018. La medición reportó una tasa de desempleo de 12,0%. El margen de error permite una variación que ubica el desempleo entre 10,9% y 13,0%.

La incertidumbre de los resultados se da porque estamos hablando de una encuesta. El INEC obtiene estos datos a partir de un cuestionario realizado en 9.528 viviendas (25.342 personas) a lo largo del trimestre.

La encuesta permite aproximaciones a la realidad, pero conlleva un margen de error o incertidumbre. La confiabilidad de esta encuesta en particular es de 95%. Es decir, hay un 5% de probabilidades de variación en los resultados.

Habría que practicar un censo a la totalidad de la población para conocer el valor preciso que describiría la tasa de desempleo.

En síntesis, debido al margen de error, el desempleo obtenido para el cuarto trimestre de 2019 podría ser incluso menor al 12,0% obtenido como referencia en el 2018. También podría ser tan alto como 13,5%.

INEC sí reporta una tendencia creciente en la tasa de desempleo anual

Sí es posible apreciar un aumento en la tasa de desempleo cuando se observan las tendencias anuales, advierte el INEC.

La tasa de desempleo del 2017 fue de 9%; la tasa promedio del 2018 fue de 10%; y la del 2019, del 12%.

«Si lo vemos a nivel de tendencias,(…) ahí es donde se puede ver el aumento en la tasa de desempleo: ha sido algo constante durante todos los trimestres del 2019», subrayó la economista María Luz Sanarrusia, coordinadora de la ECE.

Esa es la interpretación anual. También se puede hacer una comparación de tendencias trimestrales. Este fue el porcentaje publicado por el INEC el 6 de febrero. Sin embargo, este cotejo debe hacerse entre los mismos meses (por ejemplo, octubre, noviembre y diciembre) de años diferentes.

La comparación se hace de esta manera debido a la estacionalidad del empleo.

«No se puede comparar abril, mayo y junio con octubre, noviembre y diciembre, porque no son lo mismo. No se desarrollan las mismas actividades económicas en todos los meses a lo largo del año, por ejemplo, el transporte de los artículos de navidad a las tiendas no se hace en diciembre, se hace antes y eso genera empleo» puntualiza Sanarrusia.

Los números indican no hubo una variación significativa en la tasa general de empleo abierto. Sin embargo, sí existió un aumento significativo en la tasa de desempleo femenino, la cual ha venido aumentando pronunciadamente desde el 2017. La tasa para el cuarto trimestre de ese año fue de 12,2%, fue de 14,9% para el mismo periodo del 2018, y de 16,6% en el 2019.

La Encuesta Continua de Empleo (ECE) es un instrumento que “recolecta información de forma continua y simultánea en los hogares costarricenses durante los doce meses del año”, informa el instituto.

El INEC realiza la encuesta desde julio del 2010.

Colaboró Daniel Salazar.