Es falso que exministro Édgar Mora no tenga maestría de Harvard

Una página de Facebook divulgó falsamente que el exministro Édgar Mora no tiene una maestría en Harvard. La información falsa afirmó el 3 de julio: «El ex funcionario sólo tiene un bachillerato en una universidad privada y llevó un curso en una universidad de EEUU como parte de un programa con las municipalidades. No tiene ni licenciatura, ni maestrías».

Mora sí ganó un título de máster en Administración Pública por la Universidad de Harvard. El exministro estudió allí entre el 2013 y el 2014, con una beca completa del Ash Center for Democratic Governance and Innovation, de la misma universidad.

Doble Check solicitó confirmación al propio Mora y él remitió copia de sus títulos. Entre ellos remitió el de la universidad, el de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, el reconocimiento del Ash Center y los apostillados estatales.

Una página de Facebook divulgó falsamente que el exministro Édgar Mora no tiene una maestría en Harvard. La información falsa afirmó el 3 de julio: «El ex funcionario sólo tiene un bachillerato en una universidad privada y llevó un curso en una universidad de EEUU como parte de un programa con las municipalidades. No tiene ni licenciatura, ni maestrías».

Mora sí ganó un título de máster en Administración Pública por la Universidad de Harvard. El exministro estudió allí entre el 2013 y el 2014, con una beca completa del Ash Center for Democratic Governance and Innovation, de la misma universidad.

Doble Check solicitó confirmación al propio Mora y él remitió copia de sus títulos. Entre ellos remitió el de la universidad, el de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy, el reconocimiento del Ash Center y los apostillados estatales.

 

En el 2014, Mora obtuvo el título de máster en Administración Pública de la Universidad de Harvard.

Mora estudió con beca completa

El Ash Center se presenta como un centro para la formación de líderes que promuevan innovación y reformas institucionales. La institución otorga solo una beca completa al año, y Mora fue el elegido en el 2013. Varias publicaciones de este centro también confirman la condición de exbecario de Mora.

Doble Check también hizo una consulta directa a la universidad, pero no ha habido una respuesta oportuna.

El exministro de Educación también es bachiller en Periodismo por la Universidad Latina y tiene un diplomado en Ordenamiento Territorial de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

La que parece ser la publicación falsa original fue compartida también por Twitter y Whatsapp.

La información falsa fue divulgada más de 3.000 veces en la que supuestamente es la publicación original, la página «No a la corrupción en Costa Rica».

Doble Check se comunicó con los administradores de la publicación. La persona que respondió eludió ofrecer pruebas de su denuncia y acusó a nuestro proyecto de estar al servicio del Partido Acción Ciudadana. Al consultársele, el interlocutor además mencionó el nombre de tres personas como las administradoras de la página. Sin embargo, la persona no ofreció un medio para poder verificar la certeza de esa información, por lo que no la consignamos.

Respuesta a de la página «No a la corrupción en Costa Rica» ante las consultas sobre su publicación.

Doble Check es un proyecto financiado por la Universidad de Costa Rica. El medio es apartidario e independiente editorialmente de la universidad y de sus medios. Puede encontrar más información aquí.

Varios lectores de Doble Check nos hicieron llegar la consulta sobre la veracidad de la publicación falsa a través de Facebook, Twitter y nuestra plataforma de La Tía de Whatsapp (8521-8137).

 


Nota del redactor: Esta nota fue actualizada después de recibir la respuesta de la página «No a la corrupción en Costa Rica».

No hay sustento en la conjetura de Diario Extra sobre nombramiento de Édgar Mora en embajada

No hay razón para presumir que el exministro de Educación, Édgar Mora, pudiera ser considerado para un puesto en una embajada. Sin embargo, esta suposición sin fundamento fue divulgada por Diario Extra el martes 2 de julio.

La publicación expresa su conjetura basada en una respuesta que ofreció la ministra de Comunicación, Nancy Marín, tras el anuncio de la renuncia de su colega.

La funcionaria se refirió al tema tras una consulta directa del periodista del medio. Marín expresó: “La posibilidad de colocación en algún otro lado para el señor Édgar Mora es potestad del señor presidente y del Consejo de Gobierno, que en su momento si es necesario hará una valoración, pero en este momento no se tiene nada definido”.

El medio atribuye textualmente a “rumores” la posibilidad de que Mora fuera nombrado como embajador. Diario Extra además traza una similitud con el caso de María Fullmen. Tras su renuncia como presidenta del IMAS, a Fullmen se le designó como embajadora en Colombia.

Doble Check solicitó una ampliación a Casa Presidencial sobre este asunto. Desde la Dirección de Comunicación se informó: «La Ministra de Comunicación, Nancy Marín, confirma que el señor exministro, Edgar Mora, no irá para alguna embajada».

Doble Check quiso indagar si Diario Extra contaba con información adicional que no fuera consignada en la nota. Se trató de conversar con el redactor Marco Antonio González, pero no hubo respuesta.

No hay razón para presumir que el exministro de Educación, Edgar Mora, pudiera ser considerado para un puesto en una embajada. Sin embargo, esta suposición sin fundamento fue divulgada por Diario Extra el martes 2 de julio.

El periódico publica su conjetura basado en una respuesta que ofreció la ministra de Comunicación, Nancy Marín, tras el anuncio de la renuncia de su colega.

La funcionaria se refirió al tema tras una consulta directa del periodista del medio. Marín expresó:  «La posibilidad de colocación en algún otro lado para el señor Édgar Mora es potestad del señor presidente y del Consejo de Gobierno, que en su momento si es necesario hará una valoración, pero en este momento no se tiene nada definido».

Diario Extra fundamenta su titular en rumores y en que interpreta que Presidencia no descartó la posibilidad.

El medio atribuye textualmente a «rumores» la posibilidad de que Mora fuera nombrado como embajador. Diario Extra además traza una similitud con el caso de María Fullmen. Tras su renuncia como presidenta del IMAS, a Fullmen se le designó como embajadora en Colombia.

Doble Check solicitó una ampliación a Casa Presidencial sobre este asunto. Desde la Dirección de Comunicación se informó: «La Ministra de Comunicación, Nancy Marín, confirma que el señor exministro, Edgar Mora, no irá para alguna embajada».

Doble Check quiso indagar si Diario Extra contaba con información adicional que no fuera consignada en la nota. Se trató de conversar con el redactor Marco Antonio González pero no hubo respuesta.

Refrito informativo también estira conjeturas

El medio digital Noti Costa Rica publicó un refrito de la nota de Diario Extra. En él tituló: «Edgar Mora iría a una embajada y estudiantes a la cárcel».

Una información de Noti Costa Rica no solo conjetura falsamente sobre el destino de Mora, sino sobre el de detenidos en los bloqueos de vías.

La nota alude a las detenciones de varias personas «por participar en los bloqueos» como medida de presión para pedir la renuncia del ministro Mora.

La información, que no aparece firmada, no da mayores detalles. Noti Costa Rica parece referirse a dos menores de edad que fueron detenidos tras el levantamiento de un bloqueo en Pérez Zeledón en la noche entre el 1.º y el 2 de julio.

«Varias personas que pedían la cabeza del hoy exministro terminarían en la cárcel o condenadas por las autoridades judiciales y Edgar Mora viviendo en el extranjero», concluye la nota.

La nota conjetura tanto sobre el destino del exministro como de los imputados por bloquear vías.

Dos personas menores de edad efectivamente quedaron a la orden de la Fiscalía Adjunta Penal Juvenil, con sede en Pérez Zeledón. A ellas se les imputan los delitos de obstrucción de la vía pública y resistencia.

«A ambos jóvenes, de 17 años, se les tomó los datos de identificación en el transcurso de la mañana y posteriormente, se ordenó su libertad, aunque seguirán siendo investigados bajo el expediente penal 19-94-1124-PJ», informó el Poder Judicial.

La Fiscalía también confirmó la detención otros seis sospechosos mayores de edad en la misma jornada y lugar. Estas personas están en libertad sin medidas cautelares, aunque siguen siendo investigadas.

Nota del redactor: Darío Chinchilla fue compañero universitario y es amigo personal de la ministra de Comunicación Nancy Marín. Los criterios editoriales de Doble Check son independientes de esta relación pero se considera importante divulgar su existencia de cara a la audiencia. No hubo una comunicación directa entre ambos para la elaboración de esta información.

Es un mito que Costa Rica hubiera doblado su cobertura boscosa en 30 años, como replicó Procomer

Costa Rica no duplicó su cobertura de bosques en los últimos 30 años. El mito fue recogido recientemente por una nota replicada en el sitio oficial de la “marca país” esencialcostarica.com, manejado por Procomer.

El error surgió en los 80, ya que se afirmaba que solo un 26% del territorio nacional tenía bosques en 1983. La evidencia científica más reciente sostiene que el país nunca ha reducido su cobertura boscosa a menos de un 40%. Así lo había expuesto el investigador Arturo Sánchez-Azofeifa en el 2015.

Es cierto que entre los 80 y los 90 empezó una importante recuperación de los bosques, pero no fue de 25 puntos porcentuales. Más bien ha sido de poco más de 10. La última publicación del Ministerio de Ambiente indica que el 52,4% del país está cubierto de bosques.

Costa Rica no duplicó su cobertura de bosques en los últimos 30 años. El mito fue recogido recientemente por una nota replicada en el sitio oficial de la “marca país” esencialcostarica.com, manejado por Procomer.

El error surgió en los 80, ya que se afirmaba que solo un 26% del territorio nacional tenía bosques en 1983. La evidencia científica más reciente sostiene que el país nunca ha reducido su cobertura boscosa a menos de un 40%. Así lo había expuesto el investigador Arturo Sánchez-Azofeifa en el 2015.

Es cierto que entre los 80 y los 90 empezó una importante recuperación de los bosques, pero no fue de 25 puntos porcentuales. Más bien ha sido de poco más de 10. La última publicación del Ministerio de Ambiente indica que el 52,4% del país está cubierto de bosques.

Afirmaciones sin fundamento

La nota que compartió esencialcostarica.com el 11 de junio proviene de un portal español de noticias. La publicación se titula Costa Rica tiene el doble de bosques que hace 30 años, ¿cómo lo hicieron?

Publicación en Facebook de la «marca país» Esencial Costa Rica.

La publicación contiene varias afirmaciones que se emiten sin atribuirlas a una fuente:

  • “Este país caribeño [no se lo considera así] cuenta, hoy en día, con el doble de bosques de los que tenía en la década de los años 90 del siglo pasado”.
  • “Esta es la mayor recuperación de ecosistemas boscosos que jamás haya tenido otro país”.
  • “El éxito de Costa Rica se debe a tres factores: ética, ambientalismo y políticas públicas efectivas”.
  • “La economía de este país gira ahora en torno a la conservación de los ecosistemas y la lucha contra el cambio climático”.

Se trató de obtener la respuesta de la editora del sitio de noticias pero no se obtuvo oportunamente.

Las afirmaciones de Ecoosfera parecen ser inferencias provenientes de un artículo publicado en el 2011 en el sitio del think tank United Nations University. Sin embargo, la referencia está presente en muchas publicaciones en Internet.

La tendencia es cierta pero los números son exagerados

Durante décadas se creyó que la cobertura boscosa en Costa Rica para 1983 era del 26%. El dato se derivó de un estudio de los investigadores Steven A. Sader y Armond Joyce publicado en 1986.

Esa investigación fue base, además, de una famosa lámina de la evolución de los bosques en Costa Rica desde los años 40. Por ejemplo, la imagen se usó en el 2013 para una presentación oficial del Sistema Nacional de Áreas de Conservación en Austria, y que está en el sitio de las Naciones Unidas.

Esta es una imagen divulgada recurrentemente sobre la pérdida de cobertura boscosa en Costa Rica. La deforestación anterior a 1997 está sobredimensionada.

Sobre la imagen, el biólogo e investigador Lenin Corrales, afirma que probablemente se empezó a usar como ilustración en algún documento oficial. “Es como un spam, alguien dijo eso alguna vez y después todo el mundo empezó a repetirlo”, conjeturó.

Sin embargo, este dato fue refutado hace seis años. El investigador Arturo Sánchez-Azofeifa hizo un segundo estudio con metodología más depurada. En él calculó que, para 1986, la cobertura forestal en el país era de 40,8%. Ello quiere decir que el país no pudo haber doblado su cantidad de terreno cubierto de bosques en 30 años pues, gran parte de ellos no los había perdido en primer lugar.

La investigación fue dada a conocer en el país en el 2015 por la revista de actualidad ambiental Ambientico, de la Universidad Nacional. Allí, el especialista en ciencias de la tierra reconoció:

“Las estimaciones de Joyce & Sader sobre deforestación y extensión de la cobertura forestal en Costa Rica no correspondieron nunca a la realidad. Empero, hay que resaltar el esfuerzo pionero de esos investigadores”.

Entre las limitaciones metodológicas de la época señaladas por Sánchez-Azofeifa está en que la digitalización se debió hacer a mano y con un tamaño de pixel de 750 m. Las resoluciones usadas por el investigador en el 2013 fueron mucho mayores.

Sánchez-Azofeifa identifica dos momentos históricos en su estudio. El primero es de «deforestación frontal», y se extendió desde 1960 hasta 1986. La tasa de deforestación fue de 1,21% anual con respecto a la cobertura de 1960. El segundo período fue de «recuperación forestal», y se extendió hasta el 2010.

La cobertura forestal para el 2013, momento en que Sánchez-Azofeifa hizo el último cálculo, se estimaba en 51,4%. Hasta la fecha se ha mantenido estable. El último dato publicado por el Ministerio de Ambiente la ubica en 52,4%, que corresponde al 2015. Ello quiere decir que la recuperación desde mediados de los 80 fue de poco más de 12 puntos porcentuales.

El investigador Lenin Corrales afirmó que, hasta el momento, no conoce otro documento con una rigurosidad científica similar al estudio de Sánchez-Azofeifa, y que trate el tema de la cobertura forestal histórica en el país.

Doble Check trató de contactar al Fondo Nacional de Financiamiento Forestal (Fonafifo) y al Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) para confirmar que el estudio de Sánchez-Azofeifa no hubiera sido refutado.

Por parte de Fonafifo no se obtuvo una respuesta oportuna. En cuanto al Sinac, la coordinadora del Sistema de Información de Recursos Ambientales, María Isabel Chavarría, afirmó que no podía referirse al asunto pues desconocía el estudio publicado Sánchez-Azofeifa.

¿Por qué aumentó la cobertura?

La versión reflejada en la nota compartida por esencialcostarica.com es que el país ha logrado aumentar su territorio boscoso por una vocación política conservacionista. La realidad es más compleja.

La nota de Ecoosfera reconocía la visión política conservacionista de Costa Rica.

Sánchez Azofeifa sí reconoce que, en parte, el aumento en la cobertura fue un logro de muchos gobiernos que implementaron políticas de conservación. Entre las acciones políticas menciona la promulgación de la Ley Forestal de 1996, el pago por servicios ambientales y la transformación de la economía nacional en una de servicios, entre otros.

Sin embargo, el autor se fija principalmente en las circunstancias socioeconómicas que enfrentó el país desde mediados de los 80.

“Podríamos decir que la recuperación de la cobertura forestal se da como consecuencia de un colapso del sistema productivo nacional, que estuvo controlado por factores como el precio internacional de la carne y la presencia de una ganadería extensiva en lugar de intensiva; en otras palabras, la recuperación fue consecuencia de una menor extracción de recursos por unidad de uso de la tierra”, cita en su artículo.

El problema de medir bosques

Medir el territorio de un bosque es un dolor de cabeza. La definición de qué califica como bosque, y qué no, es uno de los principales retos que surgen ante los investigadores.

Importa también el año y el área de referencia que se quiere estudiar. ¿Es un bosque compacto o una cobertura dispersa? Porque esta última da más problemas de cálculo. ¿Como se hace el muestreo? Se hace a partir de reportes, de mapas, de fotos aéreas o de satélite.

Si se hacen desde satélite, por ejemplo, es más conveniente que sea en temporada seca, porque hay menos nubes. Pero esto también significa que hay menos fronda. ¿Entonces qué es mejor?

Todos estos son algunos de los retos expuestos por los investigadores Christoph Kleinn, Lenin Corrales y David Morales. Ellos publicaron en el 2000 una investigación titulada Área forestal en Costa Rica: Un estudio comparativo de las coberturas estimadas de bosques tropicales a través del tiempo. El estudio no hacía mediciones, sino que analizó los estudios disponibles que los habían hecho hasta aquel momento.

Los autores advertían sobre las inmensas dificultades para cuantificar los bosques. También señalaron las discordancias que podrían surgir entre distintas investigaciones.

Desde entonces, los investigadores advertían:

“No hay una sola verdad sobre cobertura boscosa. Depende mucho del concepto, las definiciones, las fuentes de información y tal vez también en las intenciones políticas y científicas”.

En ese momento, los investigadores ya levantaban dudas sobre el dramático aumento señalado entre las mediciones de los 80 y las de las 90, cuando ya se reportaban coberturas de más del 40%.

“Solo puede haber especulación sobre por qué ocurrió este posible cambio metodológico alrededor de 1990. Posiblemente, la discusión intensificada sobre asuntos ambientales, forestales y de conservación (…) llevó a tener una imagen más clara de cómo definir ‘bosque’ y cuáles clases de bosque incluir”, afirma la investigación.

Cantidad contra calidad

Por lo demás, el estudio de Sánchez-Azofeifa concluye que, más que evaluar la extensión de los bosques costarricenses (que han dado al país fama internacional), es necesario conocer su calidad.

“Nuestra cobertura actual está altamente fragmentada, es de naturaleza secundaria y hay importantes efectos de borde que no se mencionan cuando se habla de ella. Es importante que los discursos político y ecológico del país comiencen a reflejar esta realidad”.

CRHoy divulgó información engañosa sobre pago doble del IVA en compras por Internet

El diario digital CRHoy publicó información inexacta y confusa al titular una nota como “¡Atención! Compras por Internet pagarían doble IVA”. La información es engañosa porque presenta como regla una situación que sería excepcional.

En realidad, las compras desde proveedores de mercancías seguirán aportando un único pago del 13% de impuestos al entrar por aduanas, ya no por Ventas sino por Valor Agregado. Las compras a proveedores de servicios (como mensualidades de Netflix y Spotify) empezarán a pagar el nuevo impuesto cargado a la tarjeta de crédito una sola vez al momento de hacer la transacción.

El medio informa sobre una posibilidad real: que a un usuario se le cobre el mismo impuesto tanto en su tarjeta de crédito como en aduanas. Esto se daría si un tarjetahabiente comprara una mercancía a proveedores que ofrezcan tanto mercancías como servicios.

¿Por qué sucedería esto? Porque el fisco no tiene manera de determinar si el pago que se está haciendo es para la compra de un bien o de un servicio. En estos casos, los compradores de mercancías sí deberían solicitar la devolución si se le cobrara el importe duplicado.

A pesar de que una plataforma como Amazon cumple esta condición, Tributación descartó de entrada que esta situación se pudiera presentar con compras hechas allí. Solo se cobrará el IVA en aduanas y, por el momento, no se cobrará IVA por los servicios en Amazon, informó la Dirección General de Tributación Directa.

Por último, contrario a lo dicho por CRHoy, el inicio del cobro de impuestos por servicios en Internet todavía no tiene fecha definida.

En resumen: El diario digital CRHoy publicó el 10 de junio información inexacta y confusa al titular una nota como “¡Atención! Compras por Internet pagarían doble IVA”. La información es engañosa porque presenta como regla una situación que sería excepcional.

En realidad, las compras desde proveedores de mercancías seguirán aportando un único pago del 13% de impuestos al entrar por aduanas, ya no por Ventas sino por Valor Agregado. Las compras a proveedores de servicios (como mensualidades de Netflix y Spotify) empezarán a pagar el nuevo impuesto cargado a la tarjeta de crédito una sola vez al momento de hacer la transacción.

El medio informa sobre una posibilidad real: que a un usuario se le cobre el mismo impuesto tanto en su tarjeta de crédito como en aduanas. Esto se daría si un tarjetahabiente comprara una mercancía a proveedores que ofrezcan tanto mercancías como servicios.

¿Por qué sucedería esto? Porque el fisco no tiene manera de determinar si el pago que se está haciendo es para la compra de un bien o de un servicio. En estos casos, los compradores de mercancías sí deberían solicitar la devolución si se le cobrara el importe duplicado.

A pesar de que una plataforma como Amazon cumple esta condición, Tributación descartó de entrada que esta situación se pudiera presentar con compras hechas allí. Solo se cobrará el IVA en aduanas y, por el momento, no se cobrará IVA por los servicios en Amazon, informó la Dirección General de Tributación Directa.

Contrario a lo dicho por CRHoy, el inicio del cobro de impuestos por servicios en Internet todavía no tiene fecha definida.

El medio publicó hoy una segunda nota con nueva información pero que agrega nuevas confusiones. Con motivo de la publicación del reglamento del IVA, el medio publica el titular: «Reglamento del IVA: Solo bienes y servicios intangibles comprados por Internet pagarán tributo». En realidad, todos los bienes pagarán IVA, al igual que todos pagan actualmente impuesto de ventas. La diferencia radica en que, en el caso de las mercancías, se cobrará en aduanas y no mediante tarjeta de crédito.

¿Qué publicó CRHoy?

El medio abrió su nota original con una advertencia falsa: “Si usted frecuenta comprar por medio de Amazon EBay u otra plataforma digital, a partir del 1º de julio tendría que pagar doble Impuesto al Valor Agregado, según la última resolución de Tributación”.

CRHoy afirmó falsamente que la doble imposición afectaría las compras en plataformas como Amazon o eBay, y que regiría a partir del 1.º de julio.

La nota es escueta y nunca hace la distinción entre la compra de mecancías y las de servicios. Usa como fuente un documento que es un borrador de la normativa. Además, no explica en cuáles casos se podría dar un pago doble del impuesto y parece asumir que se da en todos los casos.

Doble Check le informó al periodista Brandon Flores sobre los hallazgos de esta verificación por medio de un correo electrónico. Él nos remitió, a modo de enmienda, una segunda publicación que se se hizo hoy, ya con la información del reglamento del IVA.

Esta segunda nota hace la distinción entre servicios y bienes. Sin embargo contiene nuevas imprecisiones y no explica exactamente cómo y qué se está tasando. Por ejemplo, advierte que «se elimina la posibilidad de cobrarle impuesto en bienes adquiridos en plataformas como Amazon, eBay o Wish».

Esto es falso.

Esta segunda nota, publicada el 11 de junio, también tiene información falsa sobre los bienes exentos de cobro del IVA.

¿Por qué surge la confusión?

Como parte del plan fiscal, se incorporaron tributos a los servicios comprados en el extranjero y que son disfrutados en el país, como Netflix y Spotify. Para ello, el artículo 30 de la Ley para el Fortalecimiento de las Finanzas públicas permite percibir el impuesto al valor agregado en compras de servicios internacionales. ¿Cómo lo hace? Por medio de un cargo a la tarjeta de crédito con la que se hace la compra. En este caso, la empresa proveedora de la tarjeta es responsable de recaudar y entregar el impuesto a Hacienda.

“Ese artículo 30 no tiene nada que ver con las compras de bienes, tiene que ver con las compras de servicios digitales internacionales en donde entran las plataformas de música, películas, juegos”, explicó Giovanni Tencio, subdirector de Tributación Directa.

Es decir, la ley no afecta las compras de mercancías en el extranjero. Estas siempre pagarán el IVA en aduanas, como antes pagaban el impuesto de ventas. En estos casos, el impuesto habitualmente ya ha sido cobrado al usuario final por la empresa de mensajería.

Por ejemplo, Hacienda tiene registrado que Spotify solo da servicios, por lo que solo cobra el impuesto por tarjeta. También tiene identificado que eBay solo vende cosas tangibles, por lo que cobra en aduana.

¿Cuándo se presenta un problema?

Hay problema cuando un proveedor ofrece tanto servicios como bienes. Amazon es el mejor ejemplo. En esa megatienda se pueden comprar calzoncillos, digamos, pero también se puede ver la película de Baywatch.

Tributación sabe que la mayoría de compras en esta plataforma en específico son artículos tangibles, no servicios. Por ello ha decidido tratar a la megatienda solo como vendedora de bienes, como calzoncillos. Tributación ya tiene definido que no cobrará impuestos a Baywatch.

Según Tencio, el Estado costarricense está actualmente en acercamientos con la empresa para que se registre en Hacienda. Así, podrá discriminar entre aquellas compras de bienes y aquellas de servicios, y así poder tasar Baywatch.

Eso sí, Amazon es una excepción dado el gran volumen de ventas en el país. El volumen de solicitudes de devoluciones de impuestos sería muy alto si no se hiciera la excepción, explicó Tencio.

Para otras plataformas mixtas (de bienes y servicios) de menor calado es que existe el procedimiento de devolución.

“Esperamos que otros proveedores en el extranjero se acerquen y que diga: ‘Yo me voy a registrar para poder cobrarle lo que corresponde a servicios y lo de los bienes usted lo sigue cobrando en aduanas’. Y así evitamos entrar en cobros dobles y en posibles devoluciones”, dijo Tencio.

Cambio no llegará el 1.º de julio

Una última cosa importante: no hay fecha definida para que Hacienda empiece a cobrar impuestos por servicios cobrados en el extranjero. CRHoy dijo que empezaría el 1.º de julio, pero esto es falso.

«No se va a empezar el cobro a partir de esa fecha, se va a empezar después (en una fecha imprecisa) pues hay que acondicionar toda la plataforma informática», dijo Tencio.

 

Puede consultar aquí el Reglamento de la Ley del Impuesto sobre el Valor Agregado. El tema de este artículo está en el Capítulo IX, Sección II, a partir del artículo 46. De los servicios digitales transfronterizos.

Opinión: Triple check

Pablo Barahona Kruger Abogado y profesor universitario ¿Quién controla a los controladores? He ahí una pregunta no menor que ha desvelado a generaciones enteras de estudiosos del Poder. ¿Y quién determina la verdad? Problema anterior –y aún más hondo– que interesa crecientemente en tiempos de postverdad y ruptura de los monopolios históricos del Poder (iglesia […]

Pablo Barahona Kruger
Abogado y profesor universitario

¿Quién controla a los controladores? He ahí una pregunta no menor que ha desvelado a generaciones enteras de estudiosos del Poder.

¿Y quién determina la verdad? Problema anterior –y aún más hondo– que interesa crecientemente en tiempos de postverdad y ruptura de los monopolios históricos del Poder (iglesia y aristocracia).

La democratización de la verdad obliga a reconocerle algo de soltura a esa palabra altisonante y manida. Pero sin exagerar ni servirse de esa dialéctica que construye verdades a partir de retazos factuales y simples percepciones.

Sobran razones –con Castells y Naím– para montar guardia contra esos nuevos monopolios que asoman por las esquinas, en procura de embestir el conocimiento en cada giro retórico que ensayan y con cada impostura que se permiten; combatiéndolo ciegamente, e incluso, negándolo impunemente.
Nunca ha sido tan cierto aquello de que la ignorancia es atrevida. Tan es así, que de un tiempo para acá, los bufones televisivos y los payasos del selfie, se tomaron el Poder por asalto, sirviéndose de una ciudadanía tan apática como hepática, sirviéndole al tiempo a un empresariado rentista que gremializó el Poder hasta subyugar el interés público, instrumentalizándolo a través de tantos políticos ventrílocuos o marionetas.

Tiempos convulsos que desaconsejan aceptar mansamente a los periodistas como los celadores de la verdad. Trillo muy escabroso que nos haría transitar por la autocertificación mediática. Sinsentido solo comparable con el peligro de entregarle las juntas directivas de los bancos públicos, a los banqueros privados y sus abogados, o cederle la Defensoría de los Habitantes, la Contraloría o la Fiscalía, a los partidos políticos.

Una publicación digital reciente, denominada Doble Check, en su última edición, se resbala en un malhadado intento por defender la versión interesada de Casa Presidencial y el matrimonio Chávez Camacho, compuesto por un empresario financiero y una política del PUSC, reconvenida en superministra del PAC.

¡Vaya giros atestiguamos en este país, adolorido por tanto gatopardismo!

Ahora resulta que no solo debemos tolerar pasivamente esos contorsionismos políticos, sino también, esas autovictimizaciones empresariales. Sin descontar lo que es aún más desesperanzador: el sometimiento mediático al Poder.

Jamás pensé que veríamos un espacio aupado por la Universidad de Costa Rica, seudovictimizando –y para ello defendiendo– a Edna Camacho y Javier Chávez.

El caso es que dicho espacio, autodenominado Doble Check, fue a consultarle sobre mi crítica avizora y fundada, a la Casa Presidencial del PAC-PUSC.

En síntesis, y una vez retiradas las máscaras, resulta que los administradores de esa página web, le fueron a preguntar a la oficialía y a los directamente implicados, como fuente “objetiva”, a la hora de intentar “certificar la verdad”. Esto es, al aplicar su “chequeo” en relación a eventuales inmunidades y otras delicias que, curiosamente, olvidaron esos celadores de la verdad, en su descuidado recuento, al auspiciar como “verdad” definitiva aquellos criterios político-empresariales, y así, solapadamente, contradecir mi criterio jurídico y sociopolítico.

Pasando, el aparato de divulgación de la UCR, por el penoso predicado de soslayar que Camacho no concretó la reactivación económica ni Chávez ha aclarado los cuestionamientos de algunos de sus inversores. Tampoco Casa Presidencial, ni los implicados, saldaron suficientemente el presunto conflicto de intereses que, para algunos, contenía la propuesta –desde el corazón del gobierno y apenas arrancando la administración Alvarado– de exonerar del pago de renta a las ganancias de capital provenientes de las operaciones en la bolsa de valores, donde Aldesa operaba.

Las elevadísimas deudas tributarias, tampoco importaron a la valoración oficialista, ni a los agentes universitarios de tan curioso chequeo.

Desde un principio, el tema que propuse mayéuticamente discutir, orbita en torno a la conveniencia política del nombramiento de Edna Camacho en Washington. Así lo advertí–primero desde las redes sociales, luego en el marco de una entrevista extensa que me solicitara la Extra, y finalmente, en La Revista de Canal 13–. Afirmé entonces, y lo sostengo ahora, que políticamente era una imprudencia y una bofetada que Carlos Alvarado –venido de un partido político que nos acostumbró desde su fundación a los juicios éticos más severos– incurriera en un nombramiento tan descuidado, pese a tanto y tanto. Y más aún, cuando con esa carita de yo no fui, que ya tienen tan ensayada, la “Casa de Cristal” le huyera al debate imperioso que motivé.

Llama poderosamente la atención, tantos descuidos y desatenciones, en tiempos en que, por mucho menos, han venido “quemándole el avión” a cuanto incauto se atreve a optar por cargos diplomáticos –muy menores al BID por cierto–.

En dicha entrevista, aclaro, sin ambages, que ninguna inmunidad diplomática evitaría las molestias judiciales, en Costa Rica, a Javier Chávez. Eso, por lo menos, lo reconocen inevitablemente los periodistas de Doble Check. Incluso lo consignan, citándome literalmente en ese pasaje. Atribuyéndose, en adelante, cualquier malentendido, al manoseo de las redes sociales y a titulares interesados. Sobre los que, naturalmente, no ejerzo ningún control.

Sin embargo, y no pudiendo corregirme–dada la corrección técnica de mis afirmaciones–, montan desde ahí todo un encuadre que soslaya otras advertencias, nada menores, que eran lo sustantivo de mi preclaro elevamiento de voz. Pasando ese instrumento de chequeo cuasiperiodístico, a difundir, en su lugar, la defensa que Casa Presidencial hace, de su propio nombramiento político. De su “ministra” económica, de la Vicepresidenta del candidato eterno, Rodolfo Piza, hoy ministro de la Presidencia en franca retirada.

Y no contentos, en Doble Check citan la voz de los propios beneficiados con el nombramiento internacional, como fuente de autoridad técnica. ¡Vaya manera de certificar la verdad!
El olvido total de equidad informativa (fairness) de Doble Check, me obliga a sobreponer este Triple Check, así sea por la vía del Derecho de Réplica o Respuesta, que me asiste constitucionalmente. No se contrastaron ambos lados de esa “verdad” que prefabricaron acudiendo solo a la versión oficilista/empresarial, anotando mi dicho como algo marginal.

Prescindieron de mi criterio profesional y académico, para elevar, en solitario, el dicho interesado de los políticos y empresarios. Ello, pese a que la nota “periodística” me alude directamente.

Summa sumarum, le subieron todo el volumen a la tesis oficialista, silenciando mi posible contraréplica, e ignorando el fondo de mi tesis original, tan vigente hoy como entonces, independientemente de los pretendidos checks periodísticos que, curiosamente, alinean con no poca conveniencia, con el Poder político y económico, en vez de ampararse a la academia; como sería esperable al ser una extensión de una oficina de la más grande universidad pública; la UCR, cuyo lema no puede ser mancillado tan impunemente. Lucem Aspicio: en busca de la luz.

pbarahona@ice.co.cr

 

 

Nota del editor: En esta nota, el autor se refiere a nuestro artículo Esposo de Edna Camacho no tendrá inmunidad por el caso Aldesa. Barahona envió su crítica como una solicitud de derecho de respuesta, a pesar de que no señala información inexacta o agraviante. Aún así decidimos publicarla. Estamos abiertos a la crítica. Consideramos importante esta apertura dada la transparencia que aspiramos proyectar.
Queremos recalcar que, en la nota original, no controvertimos ninguna de las afirmaciones del autor recogidas por Diario Extra. Por el contrario, se usaron como argumentos para rebatir la información falsa que circuló en redes sociales. Debido a esta falta de controversia, Doble Check no se comunicó con el autor de previo a la publicación original.
Recordamos a nuestros lectores que en nuestro trabajo verificamos hechos, no opiniones.